Muerto 'Guacho', así se están rearmando las disidencias de las Farc en el Pacífico

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Muerto 'Guacho', así se están rearmando las disidencias de las Farc en el Pacífico 

Junio 09, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Fernanda Torres T. / Colprensa
Tumaco Ejército Policía Referencia

En zona urbana de Tumaco, Nariño, hasta la fecha se registra disminución de hurto, extorsión y homicidio. Comunidad dice que esto obedece a un pacto entre bandas.

Archivo de El País

Después de cinco meses de la muerte de Walter Patricio Arizala Vernaza, alias Guacho, su nombre todavía retumba en el Pacífico colombiano. Su sucesor, alias Gringo, estaría pasando un mal momento al frente de la ‘Oliver Sinisterra’, en medio de una lucha constante en la zona rural de Tumaco, Nariño, por el control del narcotráfico.

Así lo revela un informe de inteligencia de las Fuerzas Armadas, que se realizó luego del operativo en el que se dio de baja a ‘Guacho’, en el que se habla de las rentas criminales de los guerrilleros que se encuentran en la zona y del actuar delictivo de ‘Los Contadores’, la estructura que estaría poniendo en jaque a la ‘Oliver Sinisterra’ por el negocio.

Un cabecilla de sección, que tiene a su cargo al menos 20 o 30 hombres armados, puede tener un pago que oscila entre $2.000.000 y $2.500.000; mientras que un guerrillero raso recibe por su actuar delictivo entre $1.200.000 y $1.500.000, según revela el informe, lo cual estaría siendo aprovechado por ‘Los Contadores’ para reclutar con mejor sueldo a los disidentes de las Farc.

Es por esto que la ‘Oliver Sinisterra’ hoy no cuenta con más de 80 o 90 hombres en armas, según el documento de inteligencia, mientras que las filas rivales tendrían unos 120 hombres armados, entre los que se cuentan reconocidos y expertos explosivistas que estaban al servicio de ‘Guacho’.

Mientras ‘Los Contadores’ dominan el mundo del narcotráfico con sus nuevos milicianos, el ‘Gringo’ no recibe más que regaños por parte de ‘Gentil Duarte’, el exjefe guerrillero que no se acogió al proceso de paz y que continuó con su actuar delictivo en Meta y Guaviare, según la información.

‘Duarte’ al conocer la situación en Tumaco, habló con el ‘Gringo’ y consideró necesario enviar milicianos de su grupo residual para apoyar el actuar delictivo en el Pacífico colombiano. Desde hace un par de meses, ‘Duarte’ con su gente estaría engrosando las filas del disidente en Nariño, aunque sus planes no parecen surtir efecto.

Lea también: 'Así es la guerra que se libra por la marihuana en el norte del Cauca'.

¿Quiénes son ‘Los Contadores’?

La estructura que se dedica al narcotráfico está liderada por ‘Contador’, que según información de inteligencia, es una persona netamente financiera y quien hasta ahora estaría ganando la partida en el negocio de la droga en esa región propensa a tener una alta actividad criminal. No en vano ocupa uno de los primeros puestos de la lista del Gobierno Nacional en cuanto a cultivos ilícitos se refiere.

De ‘Contador’ también se sabe que tiene en sus filas a alias Mario Lata, ‘Alirio’, ‘Marihuano’ y ‘Danilo’, quienes serían sus hombres de confianza. Su actuar delictivo lo tiene concentrado en el río Mira, El Rosario y Llorente, mismos espacios que ocupó y dominó ‘Guacho’ a sus anchas.

De acuerdo con las autoridades, ‘Contador’ es un “narco que se armó para confrontar” al abatido Walter Arizala y esto no le fue difícil. El que fue financiero de la columna móvil ‘Daniel Aldana’ y que parecía un temerario e incapaz narcotraficante resultó darle vida a ‘Contador’.

En el bajo mundo lo conocen como un “estratega” que sacó provecho del surgimiento de ‘Guacho’, no solo para pactar una alianza que le permitió apoderarse del control de la producción de la coca, sino también continuar en la clandestinidad al margen de los carteles de los más buscados.

‘Contador’, que suele moverse entre los corregimientos de Vaquerio, Sabaleta, Llorente y Caunapi, es el presunto responsable de desplazamiento forzado a las comunidades indígenas Awá y es señalado de tener nexos con los carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco.

Nexos con carteles

Los vínculos con estructuras internacionales son conocidos por las autoridades. Prueba de ello es el testimonio del comandante de la Fuerza de Tarea Hércules, general Jorge Hoyos, quien está encargado de sofocar a las organizaciones al margen de la ley y combatir la criminalidad en esa zona del país.

De acuerdo con el oficial, cada vez que “atacan” un eslabón del narcotráfico los lleva a deducir que hay un trasfondo más grande. El General le llama “un trío” que existe entre Colombia, Ecuador y México, en el cual cada uno aporta al mundo del crimen.

“Colombia tiene la producción del clorhidrato de cocaína, pero encontramos que de México vienen a comprar ese producto ilegal y como tercer protagonista tenemos los que manejan las rutas, que también están metidos en el sistema ilícito, que vienen siendo los ecuatorianos”, precisó el General.

De acuerdo con el oficial, las rutas del narcotráfico en esa zona del país son dos: Una es en Sanquianga, donde están los esteros y donde han hallado semisumergibles; y la segunda es el río Mataje, en la frontera con Ecuador.

Cifras reveladas por la institución dan cuenta que durante 2018 las autoridades capturaron 23 personas que presuntamente hacían parte del Cartel de Sinaloa y en lo corrido de este año se han registrado ocho capturas de la misma organización.

El pacto

El general Ricardo Alarcón, comandante especial de la Policía de Tumaco, señaló que “hay preocupación por la presencia de grupos disidentes en la región, específicamente en zona rural, como lo es el municipio de Llorente”, el cual resulta ser el más complicado debido a los enfrentamientos que sostienen hombres de ‘Los Contadores’ contra los de la ‘Oliver Sinisterra’.

Lo que celebra el oficial es que en zona urbana hasta la fecha se registra disminución de hurto, extorsión y homicidio. Sin embargo, lo que dice la comunidad es que dicha reducción obedece a un pacto entre bandas que consiste en no atacarse entre ellas.

Cifras de Medicina Legal dan cuenta que entre diciembre de 2017 y marzo de 2018 en la zona se contabilizaron 67 asesinatos a personas entre los 20 y 34 años. Comparado con el periodo de diciembre de 2018 y marzo de este año, esa cifra reporta 43 muertes violentas en ciudadanos del mismo rango de edad. Esto significa una disminución del 56 % de los casos.

Se comparan estas dos fechas ya que, de acuerdo a las fuentes consultadas, la alianza entre las bandas tuvo lugar en diciembre del año pasado, días después de la muerte del entonces jefe de la ‘Oliver Sinisterra’. Mientras que en el último mes de 2017 hubo 13 crímenes, en diciembre de 2018 la cifra cayó a cinco casos.

Y mientras en el primer trimestre del año pasado hubo 54 homicidios (49 hombres y cinco mujeres), este año hubo 16 reportes menos, lo que representa una caída del 42 %.

Las autoridades desmienten el famoso pacto urbano entre ‘Los Contadores’ y la ‘Oliver Sinisterra’ y consideran que “la lectura que damos del mejoramiento en Tumaco obedece a unos golpes certeros que se han dado a ambas organizaciones. Del mismo modo, es símbolo de una presión que se comenzó a ejercer en unión con la fuerza militar”.

Según Alarcón, lo que hicieron fue identificar puntos neurálgicos y esto permitió hacerle frente a la oleada de homicidios en la zona urbana. “Creemos que esto obligó a reorganizarse. Y si se dio el famoso pacto, se dio primero como una alianza entre bandidos y segundo para favorecerse entre ellos y no a la población civil”.

Fuentes consultadas dan cuenta que el pacto contó con la participación de la comunidad, miembros de la iglesia y, por supuesto, líderes de las estructuras que delinquen en zona urbana. La comunidad internacional también fue llamada para ser testigo del acuerdo, pero al evidenciar de lo que se trataba desistieron de estar en el lugar.

Golpe a banda de alias Contador

En Tumaco, Nariño, la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules del Comando General de las Fuerzas Militares y la Policía, a través de una operación de acción ofensiva, capturaron a 13 integrantes del Grupo Armado Organizado residual ‘Los Contadores’, afectando así  la estructura
de los grupos al margen de la ley en esta región del país.
Este importante resultado fue dado a conocer ayer por las autoridades.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad