Las seis claves para volver a gozarse la vida después de una separación

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las seis claves para volver a gozarse la vida después de una separación

Noviembre 25, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Lina Torres Madriñan / Especial para El País 
Soltería

Soltería

Archivo El País

Muchas incógnitas surgen después de una separación: ¿Cómo voy a afrontar este nuevo estado?, ¿qué habré hecho mal?, ¿volveré a tener una relación? Pero, de acuerdo con especialistas, el tema que más preocupa es la soledad.

No todas las personas reaccionan igual ante esta situación, pues no todas las separaciones ocurren de la misma manera: influyen diferentes factores, por ejemplo, el que toma la decisión se siente empoderado, bien consigo mismo, mientras que el otro puede sentirse demasiado débil para sobrellevarla.

‘¿Y después de la separación, qué pasa con la soledad?’. Así titularon un artículo que escribieron las psicólogas Ana Cristina Mallarino y Lucía Náder en el que dan consejos a personas que se enfrentan esta experiencia, basadas en opiniones dadas por cien hombres y mujeres de diferentes edades, estratos y profesiones.
Las profesionales estarán brindando un espacio de reflexión sobre esta temática el 28 de noviembre, desde las 6:00 p.m., en un espacio para solteros, divorciados y viudos, en medio de una cata de vino, en el restaurante- bar Brisas de la Sexta. Antes, compartieron recomendaciones sobre cómo manejar la soledad luego de una separación, cómo disfrutar la soltería y qué tener en cuenta a la hora de reiniciar la vida emocional en pareja.

Lea también: Sexualidad: siete consejos clave para tener una buena erección

1. Es importante romper con el prejuicio de que separarse o estar solo es ser un fracasado

La psicóloga Lucía Náder explicó que las personas no deben considerar que las separaciones se presentan por incapacidad para mantener una relación. Se debe comprender que estas ocurren cuando ya no hay puntos compatibles.

“La gente se relaciona para vivir bien, para estar contenta, para tener un buen sexo, compartir actividades recreativas, las obligaciones y responsabilidades. Cuando el hombre o la mujer ya no disfruta la relación, no se siente a gusto, ya no hay amor, compatibilidad o emoción, entonces viene la ruptura. Cabe resaltar y hay que tener en cuenta, que cuando la relación llega a su fin lo que se rompe es el vínculo de pareja pero no el familiar, en el caso de que tengan hijos. Es importante recobrar y fortalecer esa relación con ellos y con su entorno”, comentó la psicóloga.

2. Rodearse de personas positivas y comprender que su valor no lo da la relación

“Hay hombres y mujeres que necesitan psicoterapia porque al separarse bajan su autoestima, sienten que no valen como persona por el apego que tienen. Por ello es importante estar cerca de amigos y amigas que brinden apoyo positivo, que nos digan: “Sí, es lo mejor que hiciste” o “realmente no era bueno para ti”, porque ese tipo de ayuda hace que la persona comience a reconocerse como valiosa, que puede manejar sus emociones y fortalezca su autoestima”, señaló Náder.

3. Un clavo no saca otro clavo

Por su parte, la psicóloga y sexóloga Ana Cristina Mallarino aconseja darse un espacio o un tiempo prudente para iniciar otra relación.
“Se debe estar sano para poder estar con otra persona. ¿Cuándo uno se da cuenta que está listo? Cuando uno ve al otro y no le duele, no siente tristeza y ya puede contar la historia de lo que le sucedió sin sentir nada. No es recomendable para la persona, al poco tiempo de la separación, establecer lazos afectivos nuevamente, porque va a seguir acarreando los mismos problemas de la relación pasada y la idea es poder estar tranquilo, madurar, sentirse bien con uno mismo, con el tema superado”, manifestó Mallarino.

4. Si está en soledad, no renuncie a su vida sexual

“Algo muy importante de la sexualidad es que se puede disfrutar estando solo o teniendo compañía. El hecho de que no tengamos pareja no significa que debamos renunciar a nuestra vida sexual porque hay muchas alternativas para disfrutarla en soledad, como la masturbación, juguetes sexuales y con todos esos elementos que sirven para aumentar el placer, que hay tanto para mujeres y hombres”, resaltó Mallarino.

También agregó que “los beneficios de tener sexo mínimo tres veces a la semana sea solos o en pareja, ayudan al sistema cardiovascular, al control del estrés y de las emociones negativas y para una buena autoestima, por eso no se puede renunciar a este”.

5.  ¡No se encierre, diviértase!

Lucía Náder recomendó que luego de la separación es saludable salir a actividades que le permitan recrearse, reunirse con amigos o retomar rutinas deportivas o lúdicas.

“Por ejemplo, hay personas que tienen esa sensación de que no volvieron al cine, a bailar o a tomar un día de campo, por eso es importante salir o enfocarse en realizar otras cosas que tal vez se dejaron de hacer. Cuando la pareja tiene hijos, es bueno que se dividan los roles, que no siempre sea la mamá o el papá que se queden con ellos. Que se den un fin de semana libre o un día a la semana, para relacionarse nuevamente con otras personas, para vivir la vida un poco desde la perspectiva y desde la necesidad individual”, señaló.

6. Es importante aceptar la separación y la soledad

Náder también añadió que es fundamental reconocer y aceptar lo sucedido. Se necesita realizar una revisión de vida para mirar dónde están las debilidades y las fragilidades o cómo cree uno que lo ven otras personas. “Esto ayuda mucho a tener una retroalimentación de manera saludable, para así aprender a reencontrarse con uno mismo”, precisó la profesional.

Por otro lado, “otro dato importante es alejarse de las cosas que le han resultado tóxicas, por ejemplo, si la familia política es así o la relación, lo primordial es poner distancias. Tampoco está bien las ‘idas y venidas’ puesto que eso no permite resolver el duelo. Cuando esto ocurra, tienen que definir si se separan para darse una oportunidad, para brindarse tiempo para pensar o si definitivamente es una separación que no tiene reversa, para no desgastarse buscando soluciones donde no las hay”, explicó Lucía Náder.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad