¿Cuáles son las drogas alternativas que usan los jóvenes como sustancias psicoactivas?

¿Cuáles son las drogas alternativas que usan los jóvenes como sustancias psicoactivas?

Marzo 24, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Fármacos, imagen de referencia

La mayoría de medicamentos o fármacos de uso terapéutico actúan en el sistema nervioso central de manera similar a las drogas tradicionales, para producir efectos psicoactivos.

Foto: Archivo de El País

A ‘El Rey’ lo capturaron el viernes 8 de marzo en Cali con más de 1500 dosis de diferentes drogas sintéticas, entre las que también estaban 480 pastillas de diferentes medicamentos terapéuticos que están siendo vendidas a los jóvenes como sustancias psicoactivas.

Solo a principios de este mes, la Secretaría de Salud Municipal reportó la atención de siete menores de 13 años, estudiantes de un colegio de Cali, intoxicados con Clonazepam, un medicamento para tratar la epilepsia. Lorazepam, Oxicodona, entre otros fármacos, también le fueron decomisados a alias El Rey.

Estos medicamentos, que en Colombia solo se pueden conseguir en el mercado con una prescripción médica, son utilizados para tratar pacientes con cáncer, convulsiones, trastornos psicológicos, entre otras enfermedades de alta complejidad, y que por su efecto psicoactivo, los jóvenes están buscando la forma de acceder a ellos.

Adquirirlos por medio de jíbaros que trafican con estas pastillas, hurtarlas a pacientes medicados o falsificar las fórmulas médicas para comprarlas, son solo algunas de las estrategias que utilizan las personas para acceder a estas.

Lea además: Con celulares y televisores, jóvenes pagaban al 'Rey' de las drogas sintéticas en Cali

$60 millones en sustancias psicoactivas tenía ‘El Rey’ cuando fue capturado en Cali el 8 de marzo de este año.

Daniel, por ejemplo, cuenta que hace siete años, cuando “iba por el mal camino”, aprovechaba la ausencia de su madre para tomar de su buró (mueble tipo nochero) las pastillas de Rivotril (Clonazepam) que le habían formulado a ella para tratar los fuertes dolores de cabeza y la falta de sueño.

“Lo hice hasta que un día que, luego de salir de un partido de fútbol, consumí más de tres y perdí los sentidos. Me dicen que intenté cruzar la calle y una moto me golpeó. Gracias a Dios, solo fueron raspones, pero hasta ahí llegó mi estupidez”, relató el joven de 25 años.

Ana, por su parte, afirmó que en una fiesta le dieron una bebida que tenía Dihidrocodeina, un jarabe para la tos, combinado con gaseosa y otras sustancias que no recuerda.

“A eso lo llaman un coctel. Yo no quise ver cómo lo preparaban porque estaba con personas de confianza. Tomé muy poco, pero fue una experiencia horrible en la que, sin mentir, el que me hubiera querido violar lo hubiera hecho. Jamás lo volví a hacer, ni lo volvería a hacer”, dijo la mujer de 28 años.

Los dos jóvenes admitieron haber pasado por el mundo de las drogas por experimentar, de donde salieron sin mayor afectación. Sin embargo, dicen, muchos de sus compañeros no contaron con la misma suerte de ellos.

Un riesgo inminente

Desde el año pasado el Sistema de Alertas Tempranas, SAT, del Ministerio de Justicia, viene observando que principios activos de medicamentos autorizados para fines terapéuticos están siendo vendidos como Nuevas Sustancia Psicoactivas, NSP, o suplantan sustancias depresoras o estimulantes ya conocidas que han causando la muerte de algunas personas, como en el caso del Tramadol (analgésico para calmar dolores fuertes) y la Lidocaína (anestésico utilizado en diferentes procedimientos quirúrgicos).

“En Colombia se han detectado seis muertes asociadas al consumo de NSP o de mezclas relacionadas. Una de ellas, registrada en Cali, fue la de un paciente al que se le detectó el consumo de las sustancias Tramadol, 25C -NBOME y 25I-NBOME en la sangre, orina o gástrico”, citó el SAT en su último informe.

De acuerdo con un investigador del Grupo de Estupefacientes de la Sijín de la Policía de Cali, el panorama de los jóvenes que están experimentando con drogas compuestas es realmente preocupante, pues estas sustancias están siendo traficadas por mafias desde otros países.

“La Ketamina, por ejemplo, es un sedante para animales de gran tamaño y que los delincuentes descubrieron que tenía efectos narcóticos en las personas. Hoy en día este es un medicamento controlado aquí en Colombia, sin embargo, en países como Ecuador y Chile, aún no. Es por medio de ellos que estas sustancias están saliendo ilegalmente hacia el país, ya que la utilizan como base para producir drogas sintéticas como el éxtasis y el 2CB, también conocido como la cocaína rosada”, explicó la fuente.

El funcionario judicial, además, dijo que entre los medicamentos más consumidos por los jóvenes en Cali, y que están siendo usados como droga, se hayan especialmente los derivados de las Benzodiazepinas, como el Clonazepam, y otros como el Tramadol.

Para Jorge Quiñónez Toro, médico encargado de la línea de toxicología de la Secretaría de Salud de Cali, es importante aclarar que el consumo indebido de medicamentos de este tipo puede ser muy grave.
“Si uno como médico tiene que pensar muy bien cuántos miligramos le va a dar a un paciente, imagínese el daño que pueden llegar a tener los jóvenes que abusan de su consumo solo por experimentar”, explicó Quiñónez.

Solo el año pasado, la Secretaría de Salud de Cali registró cerca de 460 personas intoxicadas con medicamentos, esta cifra representa el 34 % del total de afectados con sustancias químicas (1352). Cabe resaltar que este dato incluye a cualquier persona que haya consumido un medicamento por recreación, de manera accidental, por sobredosis, entre otras situaciones.

Al tratar de explicar los efectos que puede llegar a ocasionar el consumo de estas sustancias de uso médico de manera regular, Quiñónez asemejó la experiencia a un cortocircuito.

“La mayoría de estas sustancias son utilizadas para afectar el sistema nervioso, muchas son para tratar dolores intensos de pacientes con cáncer, por ejemplo. Un sistema que todos los días tiene un corto termina por fundirse. Son sistemas nerviosos destrozados”, aseguró el toxicólogo al alertar que los malos usos de estas sustancias son aún más peligrosos cuando llegan a manos de menores de edad.

Lea además: Con celulares y televisores, jóvenes pagaban al 'Rey' de las drogas sintéticas en Cali

Tenga en cuenta

A partir del caso de siete menores de edad intoxicados por el consumo de Clonazepam en un colegio de Cali, las autoridades invitan a padres de familia y a la comunidad en general a alertar e informar a los jóvenes sobre los riesgos de consumir estas sustancias por curiosidad.

También recordaron la importancia de denunciar cualquier caso, al recordar que la captura de ‘El Rey’ de las drogas sintéticas en Cali fue posible gracias a la denuncia de una madre de familia, quien preocupada por la situación de drogadicción de su hijo, recolectó la mayor cantidad de información sobre la persona que podría estar suministrándole los alucinógenos y acudió a las autoridades para llevar a cabo la captura de esta persona.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad