Así es como roban los datos de tarjetas de crédito en Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Así es como roban los datos de tarjetas de crédito en Cali

Febrero 26, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Robo a tarjetas

‘Skimming’: consiste en el robo de información de tarjetas de crédito en el momento de la transacción, para reproducir o clonar la tarjeta. Ocurre en cajeros.

Archivo El País

El caso sucedió el pasado fin de semana en un cajero electrónico del municipio de Pradera, Valle. Ahí, la Policía del departamento capturó a un hombre por delitos informáticos.

En un video, que compartió la Policía en redes sociales, un vocero de la institución explica cómo el detenido estaba engañando a los usuarios del cajero, sin que se dieran cuenta.

“Los ladrones sobreponen una pasta similar con la parte original del cajero automático, incluso la numeración de la tarjeta que se tiene como ejemplo para hacer el retiro del dinero es exactamente la misma. Además, la pasta tiene oculta una batería y una cámara, donde se graba la clave de los usuarios, y también un lector de banda magnética de las tarjetas para poder cometer el ilícito”, informa el uniformado en el video.

Lo que el agente trata de explicar en la filmación es una modalidad de robo de información de tarjetas de crédito en el momento de la transacción, para reproducir o clonar la tarjeta, conocida como ‘skimming’ (algo así como fraude).

Lea también: Cibercrimen, el delito que 'amenaza' cada vez más al país

Aunque no hay una estadística solo de esta modalidad en la región, el CTI de la Fiscalía dice que en Cali, por ejemplo, todos los días se registran 6 denuncias por delitos informáticos, unos 45 a la semana, y más de 2340 al año. Y entre esas denuncias, varias son por ‘skimming’.

El intendente Adolfo Delgado, jefe de la Unidad de Delitos Informáticos de la Sijín de la Policía Cali, asegura que la clonación de tarjetas se puede realizar en varias partes, entre ellas, cajeros automáticos, donde los delincuentes instalan dispositivos, como micro cámaras, para captar las contraseñas de las tarjetas.

“Estas situaciones se presentan en cajeros que están en la calle, no dentro de bancos. Los delincuentes buscan cajeros donde haya afluencia de público y por lo general instalan sus ‘trucos’ a primera hora y llegan a eso del medio día a desinstalar el elemento para luego llevarlo al sitio donde tengan el computador con el software y la máquina para pasar la información robada a otra banda magnética y así empezar a hacer retiros y compras”, dice Delgado.

“El ciudadano se viene a dar cuenta del robo cuando le hacen los retiros y le llega el mensaje, o cuando va a hacer un avance o compra y tiene fondos insuficientes. Claro que la clonación de la tarjeta también puede ocurrir en otras partes, por ejemplo, donde utilicen datáfonos”, acotó el Jefe de la Unidad de Delitos Informáticos de la Sijín.

Por su parte, el intendente Fernando Vizcaíno, experto en delitos informáticos y que actualmente trabaja en la Policía de Bogotá, explicó que la persona que cometa este delito puede estar inmersa en una pena de cuatro a ocho años de cárcel. Claro que puede haber excepciones en algunos casos y la condena puede ser mucho mayor.

“Pese a las campañas de las autoridades, este tipo de fraude se presenta muchos en la ciudades, pues los delincuentes se las ingenian para engañar a la ciudadanía, lo hacen de manera más estratégica, y tienen conocimientos en electrónica que utilizan para el mal”, afirma el oficial.

Las autoridades en la capital del Valle, sin embargo, tienen una serie de estrategias que implementan todos los días en diferentes puntos de la ciudad donde hay cajeros, pero piden a la comunidad seguir todas las recomendaciones que siempre se hacen.

Los bancos, entre tanto, también hacen un llamado a la ciudadanía para estar alerta y no caer en este delito, y más cuando se acerca la quincena.

Contraseña

Las contraseñas deben tener mínimo siete caracteres.

Si es de tarjeta, tener una combinación de números compleja.

Se debe combinar mayúsculas, minúsculas, números y símbolos: asteriscos, guiones, etc.

Se recomienda asociar las contraseñas a cosas cercanas de nuestra vida pero no obvias, lo que facilita memorizarlas. Una canción por ejemplo, un poema, etc.

Una regla imprescindible: la clave no puede incluir jamás datos personales (nombre, dirección de casa, número de teléfono, fechas de cumpleaños, cédula…).

Es recomendable cambiar las contraseñas una vez al año.

Recomendaciones

No entregue los datos de su tarjeta de crédito a nadie. No actualice información de su tarjeta por internet. No preste su tarjeta a nadie.

No escriba la información de su tarjeta en ningún sitio, (celulares, tabletas, etc). Active las notificaciones de consumo y pagos a través de mensajería de texto a su celular o correo electrónico. No suministrar información de su tarjeta cuando reciba llamadas telefónicas supuestamente del banco.

No perder de vista su tarjeta. podrían pasarla por un ‘skimmer’ el funcionario que está realizando la transacción. Constatar que su tarjeta se deslice una sola vez y por un solo datáfono. Verificar que cuando le regresen la tarjeta de crédito sea la suya. Revisar que no haya ninguna pieza adherida sobre el lector de tarjetas, ni cerca al teclado, pues hay aparatos que simulan ser del cajero electrónico. Nunca aceptar ayuda de ninguna persona mientras se utiliza el cajero. Al digitar su clave, tapar las teclas para evitar que la puedan ver.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad