¿Qué tan real es la amenaza militar de Venezuela? Habla el Comandante de las Fuerzas Militares

Escuchar este artículo

¿Qué tan real es la amenaza militar de Venezuela? Habla el Comandante de las Fuerzas Militares

Septiembre 15, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Juan Pablo Gómez Orozco, Colprensa
El nuevo comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro.

En la foto: El nuevo comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro.

Colprensa

Los últimos días del general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, han sido especialmente agitados. A sus labores como máximo jefe de las tropas se le sumó el encargo de algunas labores administrativas del Ministerio de Defensa, mientras el titular de la cartera, Lorenzo Guillermo Botero, cumplía agenda en Estados Unidos.

Así las cosas, entre resolver asuntos en el Palacio de Nariño y asistir a reuniones, Navarro recibía información permanente sobre los despliegues de tropas venezolanas dentro de lo que ellas llamaron ‘Paz y soberanía 2019’, los combates en Puerto Valdivia y la situación en el Cauca.

Su manual bajo el brazo es el Plan de Guerra Bicentenario, la estrategia militar del Gobierno de Iván Duque, elaborada por cerca de 200 personas de todas las Fuerzas, con el fin de combatir “los factores de inestabilidad y las amenazas de seguridad que tiene el Estado colombiano”.

Navarro resume que esos factores se centran en el actuar delictivo del ELN, los residuales de las Farc, Los Pelusos, Los Caparros y El Clan del Golfo. Sin ayuda de ningún papel, recita, como un credo, en qué región del país delinque cada uno.

Mientras ustedes dan golpes contra estructuras, la imagen ha caído por cuenta de los escándalos en el Ejército. ¿De 1 a 10 qué tan golpeados salieron con esos casos?

Darle una enumeración al factor anímico no es posible, no le daría valor, porque es un valor intangible. Lo que sí le puedo decir es que nos han golpeado bastante, pero esos golpes nos han dado más fuerza y más vigor para salir adelante y para corregir lo que tengamos que corregir. No podemos fallarle al país con los vecinos amenazándonos, con grupos terroristas y narcotraficantes en Colombia, nosotros no podemos fallarle al pueblo colombiano y tenemos que concentrarnos en la tarea, soportados en principios y valores.

En ese orden de ideas, ¿los ejercicios militares de Venezuela son considerados como una amenaza?

Ellos no dijeron que iban a hacer unos ejercicios para mantener o probar sus capacidades, fue abierta la amenaza contra Colombia, eso no es ningún secreto. (…) Son ejercicios que están haciendo, pero su sistema de propaganda los ha tornado amenazantes hacia Colombia.

¿Cómo califican esa amenaza?

Tenemos que ser supremamente prudentes, pero estamos alerta.

¿Puede haber algún detonante que desencadene una situación más compleja?

Hay que evitarlo, por nuestra parte no será.

Entonces, ¿cuál es la postura del estado colombiano?

Colombia nunca ha sido agresor de sus vecinos, Colombia usa de manera responsable la fuerza y la usamos para proteger a los ciudadanos colombianos de los Grupos Armados Organizados (GAO), de los grupos terroristas y combatimos las economías ilícitas, ese es el uso responsable que nosotros hacemos de la fuerza. Nunca amenazamos a nadie. Una de las tareas de Colombia y uno de los objetivos estratégicos que están en el plan de seguridad es colaborar con la seguridad internacional para combatir crimen transnacional organizado y Colombia le apuesta a eso. Tenemos unas amenazas comunes con nuestros otros vecinos, el tema de la minería ilegal, el narcotráfico, con Ecuador, Perú y Brasil, y con ellos la cooperación es fluida, porque entendemos esa necesidad de combatir el crimen. Con Venezuela no ocurre eso.

Pero el almirante Remigio Ceballos, comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Bolivariana, ha insistido en que ellos también combaten a estos grupos…

Eso es pura propaganda para desviar la atención de los ciudadanos venezolanos y para intentar engañar a los colombianos. Como nosotros hemos vivido en época reciente la amenaza de las extintas Farc, hoy llamados residuales; del ELN, de Los Pelusos, sabemos qué es lo que ocurre. Y hay que recordar el pronunciamiento muy claro del jefe del régimen (Nicolás) Maduro en el marco del foro de Sao Paulo, cuando dijo ‘bienvenido Santrich y bienvenido Márquez’.

Hablando de ‘Márquez’, ya se han divulgado cuatro vídeos en los que aparece con otros que se apartaron del Acuerdo de Paz. ¿Ya hay certeza de que esos videos fueron grabados en ese país?

Sí, es una información muy puntual que han sido grabados en Venezuela. No podemos decir en cuál estado, porque son medidas para proteger a nuestros ciudadanos, porque estos bandidos que están en Venezuela y como están seguros, tienen el espacio para pensar acciones terroristas contra los colombianos.

¿Qué otras acciones han desarrollado para desestabilizar al país?

Unas reuniones en las que se plantearon tres objetivos: intentar revivir lo que alguna vez se llamó la plataforma continental bolivariana; segundo, cómo iban a organizarse para repartirse las economías ilícitas, principalmente en áreas de frontera y, tercero, cómo ellos se iban a constituir en una parte del esquema del régimen de Maduro para la defensa de la revolución. Esta connivencia la hemos visto principalmente en zona de frontera. Nosotros estamos haciendo los esfuerzos para evitar que hagan esa unión.

Lea también: "Que los terroristas lo tengan claro, Colombia se hace respetar", dice Duque

¿Hace cuánto se hicieron esas reuniones y quiénes estuvieron?

Entre enero y mayo de este año, más o menos. Por parte del ELN estuvieron bandidos del frente de guerra oriental y del Comando Central estuvo ‘Pablito’. Por el lado de las residuales participaron ‘Márquez’, ‘Romaña’, ‘el Paisa’ y ‘Jhon 40’.

¿Ellos estaban esperando que saliera ‘Santrich’ para hacer el anuncio en los videos?

Es probable. Esa ida de ‘Santrich’ es algo que ellos tenían planeado, es una forma de demostrar cómo engañaron a la gente de bien en Colombia.

¿Qué tan delicada es la situación de orden público en medio de la campaña electoral?

Estas elecciones son complejas porque se define el poder local y el poder regional. Los Grupos Armados Organizados (GAO) quieren influir para cooptar los candidatos, para que puedan tener una mayor libertad para continuar con sus actividades ilícitas y ahí vemos que también puede estar en riesgo el presupuesto de los municipios. Por eso, el Estado colombiano lanza el plan ‘Ágora’, que es el que une a todas las instituciones con el proceso electoral, no solo en el proceso sino en temas de seguridad.

¿Cómo es eso de cooptar candidatos?

Es lo que ellos quieren. No es un tema de ideología ni de política. Es querer amenazar para poder seguir con sus actividades ilícitas. Es una violencia netamente criminal, de intereses criminales de economías ilícitas.

¿Qué añadir a lo que pasó en el Cauca con el asesinato de Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez?

En el Cauca tenemos unas complejidades, porque están los factores de inestabilidad asociados a economías ilícitas, minería ilegal, narcotráfico y detrás de ellos están los GAO, tanto del ELN como del residual. Y toda esa actividad que se genera alrededor de las economías ilícitas. Entonces, ese es el combustible, ese es el detonante de todo. En el último consejo de seguridad se determinó que el objetivo de alto valor es ‘Mayimbú’, el segundo es ‘Marlon’. Y por estos bandidos se ofrecieron hasta mil millones de pesos de recompensa para quién aporte información y datos que conduzcan a sus capturas.

En un panfleto el Cartel de Sinaloa se atribuía el hecho. ¿Ustedes le dan credibilidad a ese texto?

No le damos ninguna veracidad. Sin embargo, cada que aparece una amenaza de esta naturaleza las autoridades lo toman con toda la seriedad del caso. La credibilidad hasta el momento no es alta. Los que están asociados con esta masacre son los bandidos en cabeza de alias Mayimbú.

En el Catatumbo

El Catatumbo, dice el general Luis Fernando Navarro, “es una región complicada y es por la presencia de economías ilícitas, de narcocultivos, el tráfico de insumos, el contrabando, los límites con Venezuela, porque hacemos los mejores esfuerzos y es obvio que, insisto, en Venezuela no se combate ni al ELN ni a los residuales. Eso hace que sea difícil y complejo, pero ahí hemos estado”.

Recordó, además, que en Norte de Santander hacen presencia guerrilleros del frente de guerra nororiental del ELN, del residual 33 y la banda de ‘Los Pelusos’.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad