¿Por qué los cursos de inglés 'online' están en auge?

Escuchar este artículo

¿Por qué los cursos de inglés 'online' están en auge?

Julio 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo, reportera de El País
¿Por qué los cursos de inglés 'online' están en auge?

http://www.spanishdict.com/ aprender es otra dirección de internet en la que se pueden tomar cursos de inglés gratuitos. También está www.cursoingles.com

Acceder al bilingüismo a través de los cursos disponibles en la red es una alternativa que está tomando auge entre jóvenes y adultos. Los hay gratuitos y pagos. Disciplina, la clave para sacarles el mejor provecho.

En estos tiempos de tecnología y virtualidad, el inglés sigue siendo el rey. Así lo evidencia el auge que están teniendo los cursos 'online' mediante los cuales chicos y adultos intentan superar la barrera idiomática.Sin embargo, aunque para muchos se trata de una oportunidad ideal para aprender a ‘speak english’, no todos los que han incursionado en esta modalidad didáctica han salido airosos.Tal parece que, como cualquier otro curso virtual, pretender acceder al bilingüismo por esta vía demanda mucha disciplina, responsabilidad y gran compromiso.De eso está convencida Lilian Muñoz, a quien hace algún tiempo le ofrecieron un curso gratuito de inglés por internet y lo tomó durante tres semanas. “Las limitaciones se las pone uno mismo, de no hacer la tarea a tiempo, de no disponer el momento para estudiar, etc.”, reconoce la comunicadora social que trabaja de manera independiente.En su opinión, las ventajas de este método de aprendizaje es que “uno recibe las clases en la casa y puede trabajarlas a la hora que mejor le quede; en la mañana, en la noche o al mediodía, y la desventaja es que a veces falta el profesor para la guía, para preguntar de inmediato”.Igual piensa Valentina Becerra, quien el año pasado se inscribió en la página web del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, para tomar el curso virtual gratuito que ofrece esta entidad y que es reconocido como uno de los mejores del mercado.“El curso es muy bueno, muy práctico y uno se familiariza fácilmente con la plataforma, el problema era que tenía inconvenientes tecnológicos porque el sistema era muy lento, casi no cargaba”, recuerda antes de agregar que el micrófono tampoco servía.Pero su deseo de convertirse en una especialista en mercadeo bilingüe la llevó a seguir hurgando en la autopista de la información y encontró www.inglesmundial.com.Se trata de un portal gratuito que ofrece los niveles básico, intermedio y avanzado, a razón de una lección semanal e incluye ejercicios con audio para practicar la pronunciación.“Lo mejor es que puedo guardar los PDF de las guías que envían y estudiarlas cuando quiera o pueda y en el orden que yo desee”, comenta Valentina antes de reconocer que de todas maneras está pensando en inscribirse en un curso de conversación en una escuela de inglés presencial “porque tengo buena ortografía, pero quiero hablarlo con más fluidez”.Tal vez en eso se apoya un profesor de idiomas jubilado de la Universidad del Valle para decir que aunque “ahora la gente está encarretada con la tecnología, la relación profesor-alumno nunca podrá ser sustituida, al igual que la lectura, máxime en el inglés, que tiene más de 572.000 palabras, por lo que es básico aprender mucho vocabulario”.Para Freddy Enríquez, por su parte, el secreto del éxito en el aprendizaje de otro idioma está en el compromiso con el que se asuma ese propósito.“Generalmente, quien busca este tipo de cursos es porque de verdad quiere hacerlo y está convencido de los beneficios que obtendrá, entonces lo asume con la seriedad que debe ser, porque de lo contrario se correrá el riesgo de no pasar de tener buenas intenciones”, afirma el músico que ya recibió los tres certificados que entrega el Sena por cada nivel trimestral.Así, mientras algunos insisten en seguir aprendiendo por los métodos tradicionales y desconfían de “tus cursitos de inglés on line” -como reza el famoso comercial- otros han encontrado en la red suficientes razones para optar por esa vía a la hora de acceder al bilingüismo. ¿Are you learning on line english?Los pros “Llegué a Open English porque he intentado de muchas formas aprender inglés, pero no ha sido sencillo, sobre todo cuando uno necesita perder el miedo a hablar.Me pareció una opción interesante porque es flexible en los horarios y da la posibilidad de practicar y perder el miedo, ya que no estás frente a alguien, lo que intimida un poco.La metodología me ha gustado porque incluye muchas herramientas: juegos, videos, tareas, charlas, en fin. En otras palabras, se aprovecha al máximo la oferta de lo que se conoce como e-learning. Otro punto a favor es que se cuenta con un asesor que le hace seguimiento al proceso de aprendizaje de cada alumno. Tal vez no se pueda decir que se trata de un asesor personalizado que conoce a la perfección el proceso de cada uno, pero es un buen indicador de que no lo dejan a uno tirado en el camino, sino que le recomiendan material de apoyo o le ayudan a solucionar los inconvenientes que se le puedan presentar.Y las clases en vivo tienen una ventaja grande: por lo general, los salones virtuales tienen pocos estudiantes. He estado en clases con máximo tres personas y el profesor, o incluso solo dos alumnos, lo cual permite que las clases sean casi ‘personalizadas’, desde la virtualidad, por supuesto.Estoy pagando US$82 mensuales desde abril y lastimosamente no he sido la más juiciosa, porque tuve problemas con mi computador y a veces he llegado muy cansada del trabajo, pero hay semanas en las que cumplo mi meta de siete horas semanales y, si estoy desocupada o desvelada, puedo entrar cuantas veces quiera y pasarme de esa meta”. María Rodríguez, especialista en mercadeo.Los contra“La verdad es que no tengo disciplina para un curso on line, ni me gusta. Alguna vez intenté con uno, pero no me gustó. Prefiero estar en un salón e interactuar con la gente.Claro que los cursos de idiomas por internet que son gratuitos son una buena alternativa para quien no tiene los recursos para matricularse en un instituto o para viajar a un país nativo, pero realmente creo que son muy impersonales.¿Quién te corrige por esa vía si tienes una mala pronunciación? ¿O en la gramática, que es donde se encuentran los errores más frecuentes y donde los hispanoparlantes tenemos más problemas?Es mejor asumirlos como un complemento a los conocimientos adquiridos en un instituto de inglés o directamente en un país en el que se hable esa lengua, porque en realidad creo que nadie va a hablar inglés bien con un curso on line.Y no porque no puedas conversar, ya que allí hay gente conectada que sugiere cosas, pero no es constante, un día puede haber alguien y otro día no...En mi caso, tuve la fortuna de poder viajar a Malta durante un año y, obviamente, creo que hacer una inmersión en otra cultura es mucho más efectivo, puesto que cambias el ‘chip’ del lenguaje del cerebro y eso ayuda ostensiblemente.Pero es claro que no todo el mundo puede costearse un viaje, así que tampoco está mal matricularse en un instituto local y pagar por hacer parte del sistema académico de inglés normal, porque allí te pueden ayudar de una manera más personalizada que a través de un curso on line".Yuliet Martínez, comunicadora social.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad