Piden reabrir investigación contra Fiscal Martínez por escándalo de Odebrecht

Piden reabrir investigación contra Fiscal Martínez por escándalo de Odebrecht

Noviembre 19, 2018 - 11:07 p.m. Por:
Elpais.com.co
Néstor Humberto Martínez

Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación.

Colprensa

El congresista Mauricio Toro, del partido Alianza Verde, pidió este lunes a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes reabrir dos investigaciones contra el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, por el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

"Solicité la reapertura del caso del fiscal Néstor Humberto Martínez por las nuevas pruebas conocidas por las grabaciones de Jorge Enrique Pizano", indicó en un comunicado el congresista.

Por su condición de aforado, el fiscal general solo puede ser juzgado por la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara.

Según Toro, el pedido lo hizo basado en las "nuevas pruebas de público conocimiento", en alusión a unas grabaciones entregadas al informativo Noticias Uno por Pizano, considerado testigo clave en el caso de Odebrecht, y quien falleció el pasado 8 de noviembre de un paro cardiaco.

En dichas grabaciones Pizano aseguró que Martínez conocía desde 2015, antes de asumir como fiscal, las supuestas irregularidades en la licitación para la construcción de la carretera Ruta del Sol II, que conecta el centro con el norte de Colombia.

En ese entonces, el fiscal era abogado del Grupo Aval, al cual pertenecen la Corporación Financiera Colombiana (Corficolombiana) y Episol, socias de Odebrecht en la Ruta del Sol II.

Por lo anterior, el congresista Toro pidió que se reabra el expediente que fue archivado en mayo de 2018 debido a que en ese momento la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara consideró que "no existía mérito suficiente para procesar o acusar al fiscal en relación con los hechos de Odebrecht", comentó.

Lea también: 'Estas son las razones de la Produraduría para pedir un Fiscal 'ad hoc' en caso Odebrecht'.

En consecuencia, la Comisión "deberá evaluar nuevamente las acusaciones incorporando como prueba las grabaciones de Pizano", precisó Toro.

Martínez ha negado que supiera de la corrupción en Odebrecht antes de llegar a la Fiscalía, el 1 de agosto de 2016, y asegura que en las informaciones que recibió de Pizano un año antes no estaba claro que se tratara del pago de sobornos.

Tres días después de la muerte de Pizano, su hijo Alejandro Pizano Ponce de León, que había regresado de España a Colombia para asistir al sepelio de su padre, murió envenenado tras beber en su propia casa de una botella de agua que contenía cianuro.

Precisamente, los miembros de la familia Pizano pidieron este lunes dejarlos fuera "de la política" nacional y dar a conocer la totalidad de las grabaciones en las que se hace alusión al fiscal.

Lea también: 'CTI de la Fiscalía halló cianuro en un baño de la casa de Jorge Enrique Pizano'.

"Reiterando la petición en la que se buscó excluir la situación de nuestra familia de la política, consideramos que las modificaciones con las que las grabaciones han sido presentadas a la luz pública, además de poder ser considerado inmoral (sic), no siguen los deseos de Jorge Enrique", indicaron los allegados de Pizano en un carta dirigida a los medios de comunicación.

En la misiva, la esposa y las hijas de Pizano manifestaron igualmente que "la realización de tales documentos tenía el único fin de esclarecer un oscuro capítulo de corrupción del que sufre el país, por medio de la juiciosa investigación que él considero una obligación moral más allá de su trabajo profesional".

Además, agregaron, dicha investigación "jamás tuvo el objetivo de encontrar en el momento de su publicación el detrimento de un servidor público, lo cual es una desviación del problema real", por lo que exigieron que "las grabaciones sean publicadas en su totalidad, siguiendo como parámetro único y total la verdad".

Según documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, entre ellos Colombia, donde entregó más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

Sin embargo, la Fiscalía señaló luego que las coimas que presuntamente pagó la constructora en Colombia fueron mayores y alcanzaron los 84.000 millones de pesos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad