Masivas movilizaciones vivió Colombia en la marcha por la educación pública

Masivas movilizaciones vivió Colombia en la marcha por la educación pública

Octubre 10, 2018 - 06:44 p.m. Por:
Colprensa 
Masiva movilización de estudiantes en Cali

Masiva movilización de estudiantes en Cali

Jorge Orozco / El País

Miles de estudiantes y miembros de la comunidad educativa protagonizaron multitudinarias movilizaciones en las principales ciudades del país, reclamando al Gobierno Nacional un aumento en el presupuesto de la educación para el año 2019, principalmente para las universidades públicas que vienen presentando problemas en materia de financiación e infraestructura.

Las movilizaciones fueron convocadas por los estudiantes de estas instituciones ante la discusión del presupuesto general de la nación para 2019, en donde se contempló un incremento de recursos para el sector Defensa, decisión que no gustó en el sector educativo del país, que desde hace unos años viene pidiendo un incremento en los recursos para las universidades públicas.

La marcha más multitudinaria se dio en la capital del país, donde varias universidades, tanto públicas como privadas, así como los sindicatos de los docentes, se movilizaron desde distintos puntos de la ciudad hasta concentrarse en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá.

Lea también: Las mejores fotos de la masiva marcha por la educación superior pública en Cali

Por su parte, en Cali las marchas iniciaron sobre las 8:00 de la mañana y congregó a los estudiantes de varias instituciones que se reunieron en la Plazoleta San Francisco de la Gobernación del Valle.

En Medellín, se llevó a cabo varias concentraciones en el parque de Los Deseos, a donde llegarón en las horas de la tarde varias movilizaciones provenientes de varios puntos de la ciudad.

Asimismo, en Bucaramanga los docentes y estudiantes iniciaron la marcha desde la Universidad Industrial de Santander, el Parque San Pío y las Unidades Tecnológicas de Santander (UTS), y llegaron a la plaza Luis Carlos Galán Sarmiento.

En Manizales, las universidades públicas hicieron una asamblea sobre las 2:00 de la tarde y empezaron a movilizarse a las 3:00 p.m., desde el sector de El Cable, hasta la Plaza de Bolívar.

En ese sentido, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) también se sumó a las jornadas de movilizaciones en defensa de la educación pública.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles (Acrees), “mientras que los rectores de las universidades públicas del país, reunidos en el Sistema Universitario Estatal, calculan un déficit de 3,2 billones en funcionamiento y un faltante aproximado de 15 billones en inversión, la propuesta de aumento del Gobierno Nacional se reduce a un aproximado de 34.000 millones en términos reales para funcionamiento, es decir solo 1 %”.

La organización de los estudiantes exigió que “el gobierno reconozca el faltante de funcionamiento y establezca un plan de pagos con un mecanismo estable y creciente de los 15 billones de pesos que requieren las IES públicas en materia de inversión”.

Ante esta problemática, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), también se sumó a las jornadas de movilización en defensa de la educación pública, asegurando que la educación pública está al borde del colapso.

“Fecode apoya esta jornada de protesta, porque su principal objetivo es la defensa de la educación pública integral y con calidad, desde los tres grados de preescolar hasta la universidad”, indicó el sindicato de los docentes.

Lea también: Masiva asistencia en Cali a la marcha en defensa de la educación superior pública

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, reconoció este miércoles la falta de recursos para la educación superior. “Hemos hecho la tarea para que el presupuesto sea cada vez más abultado, pero faltan recursos y yo entiendo la angustia de muchos jóvenes. Entiendo sus reclamos y los entiendo porque quieren tener esa educación pensada en la cuarta revolución industrial", indicó.

Anuncian recursos

El Gobierno Nacional anunció este miércoles, tras una reunión con las comisiones económicas del Congreso de la República, la reasignación de 500.000 millones de pesos para las universidades públicas en el presupuesto del próximo año.

“Son 500.000 millones adicionales que se suman a un esfuerzo presupuestal y que nos lleva a tener en total 41,4 billones de pesos en la asignación para el sector, la cual es la cifra más alta”, indicó la ministra de Educación, María Victoria Angulo.

La funcionaria explicó que seguirán “trabajando por lo público y de hacer una reflexión en el plan de desarrollo y en los recursos de los tres años venideros, para que sean congruentes con esta política en materia de educación superior”.

Frente a los recursos faltantes para finalizar el año, la ministra aseguró que el presupuesto de 2018 fue aprobado el año pasado y que este gobierno lo recibió con una ejecución del 70 %, por lo que están comprometidos en cumplir los compromisos y evaluar cada uno de los presupuestos para ir cerrando el déficit en materia de funcionamiento y financiación.

¿Qué sigue?

Julián de Zubiría, experto en educación y consultor del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), consideró que este problema que enfrentan las universidades públicas viene desde la ley 30 de 1992, ya que los recursos asignados a las instituciones no están acordes con la realidad que tienen estas instituciones en la atención del número de estudiantes y en los temas de financiamiento.

“El problema fue que las universidades públicas se multiplicaron por cuatro en el número de estudiantes, tenían 159.000 en 1992 y hoy tienen 611.000 estudiantes, y las transferencias de recursos crecieron a un ritmo muy bajo mientras que los costos se iban elevando”, explicó De Zubiría.


La rectora de la Universidad Nacional, Dolly Montoya, aseguró que “el principal problema del país es que no tiene una política de Estado para la educación pública y para el Sistema General de Educación. Necesitamos trabajar con el Gobierno y con las universidades para establecerlo y que cada año no tengamos que estar luchando por el presupuesto”.

Por su parte, Juan Sebastián Perilla, decano de la Escuela de Educación de la Universidad Sergio Arboleda, reconoció que es necesario evaluar el modelo de financiamiento de las instituciones públicas, ya que se está presentando una competencia entre las públicas y las privadas.

“En Colombia la universidad pública compite con la privada ya que no tiene el presupuesto suficiente para asumir todas las exigencias que se tienen y por eso varias directivas de las instituciones públicas han asegurado que no cuentan con los recursos para el sostenimiento y el gasto en diferentes frentes”, explicó Perilla.


En ese sentido, De Zubiría aseguró que este es un problema estructural que requiere de una profunda reforma, ya que en los últimos años los costos aumentaron mientras que los ingresos no, haciendo que la crisis financiera se agravara en las universidades públicas.

De acuerdo con el experto, un ejemplo de esto es que hoy en día se transfiere por estudiante un poco menos de 5 millones de pesos, cuando hace 24 años se transferían cerca de 11 millones de pesos.

“Tiene que haber un acuerdo nacional y buscar nuevos recursos para la educación y de esa forma resolver el problema estructural de financiamiento que se está presentando. Nos han querido decir que ha venido aumentando y esto no es cierto, porque el sector está profundamente desfinanciado”, aseguró De Zubiría, quien destacó que es necesario una reforma estructural a la ley 30 para encontrar nuevas fuentes de financiación, en donde deben aparecer recursos de regalías, de nuevos tributos, entre otros.

Por su parte, la rectora de la Universidad Nacional resaltó que se tiene que escuchar el clamor que viene haciendo el sector educativo del país para que la educación sea la prioridad en los próximos años.

“Invitamos a la sociedad en general y a las instituciones del Estado en particular a escuchar el clamor que hoy hacen estudiantes, profesores, administrativos y directivas vinculados a las universidades colombianas, para que la educación sea de aquí en adelante la prioridad de nuestra sociedad en la construcción de un mejor país”, indicó Montoya.

Lo cierto es que luego de estas movilizaciones la comunidad educativa del país deja un nuevo precedente y ejerce una presión sobre el Gobierno Nacional y el Congreso de la República para buscar soluciones a un problema del cual se viene hablando desde hace muchos años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad