Julio Ernesto Estrada, parte II

Julio Ernesto Estrada, parte II

Junio 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel y Gerardo Quintero

2. Cocínalo FrukoLo expulsaron del colegio cuando niño porque privó a varios compañeros con sus fuertes puños. Por eso, “tuve que ponerme a trabajar desde los 11 años”, dijo. A esa edad llegó a Discos Fuentes como utilero. Su buen oído y disciplina lo llevaron a ser ascendido a los seis meses: se convirtió en el grabador de artistas de la talla de Julio Jaramillo Jaramillo y Los Diplomáticos.Fue Lisandro Meza quien lo apodó Fruco, así lo confirmó el artista costeño a El País: “Es que a él, cuando niño, le faltaba un diente y a mí se me parecía a la muñequita insignia de las conservas Fruco y le dije: tú te pareces a esa muñeca y él enseguida se tapó la boca. Todo el mundo muerto de la risa y desde ese día se quedó ‘Fruco’”. Fue el maestro Estrada quien, tiempo después, cambió la letra C por la K para diferenciarse de la marca de las salsas.Lisandro Meza fue además, el hombre que lo llevó a Los Corraleros de Majagual “porque nos faltaba un timbalero. Qué suerte: A la semana, ya estaba con nosotros en Nueva York”.El experto en salsa Ley Martin lo califica como un “genio de la música”, Meza lo califica igual, “un músico superdotado, que toca lo que sea, le saca música hasta a un tubito de papaya”.El director de los Tesos, que en verdad toca 25 instrumentos, hoy es un hombre enamorado de la ginecóloga Rosa Garzón, “una mujer espectacular”, con quien mantiene una relación hace diez años. Su primer matrimonio, explica, acabó porque “como me fui para EE.UU. fue perdiendo toda aquella magia del amor”.En su nuevo hogar, se convierte todos los días en el ‘Cocinero mayor’, desde las 5:00 a.m. “Le cocino a la esposa que se va a hacer sus cirugías, cocino desayuno, almuerzo y comida. Pero luego me dedico a hacer canciones; como tenemos los estudios de grabación también a atender a los artistas y como cienciólogo, a darles clases y a atenderlos como pacientes”.A los 60 años, cuando aún parte un coco de un solo golpe con una técnica de yoga, quiere seguir en su oficio, porque como él mismo dice, “Fruko y sus Tesos tienen una salud extraordinaria que les permite seguir viajando con su música por más de 70 países”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad