"Juan Valderrama es malo": dijo la chilena Ilse Ojeda en un video que no pudo enviar a su familia

Escuchar este artículo

"Juan es malo": chilena en un video que no pudo enviar a su familia

Abril 29, 2019 - 11:20 p. m. Por:
Colprensa / Vanguardia 
Ilse Amory Ojeda

Ilse Amory Ojeda, la mujer de nacionalidad chilena que desapareció en el país el pasado 29 de marzo.

Tomada de redes sociales

Nuevas evidencias que involucrarían a Juan Guillermo Valderrama Amézquita (28 años) en la desaparición de su pareja, la ciudadana chilena Ilse Ojeda Amory González, fueron reveladas este lunes por la Fiscalía durante la audiencia por desaparición forzada en contra del hoy indiciado.

Una de las pruebas dadas a conocer por el ente acusador en la diligencia fue un video que se convirtió en pieza importante. En el celular de la mujer, de 52 años, investigadores encontraron una grabación de seis minutos grabada el 28 de marzo y que no alcanzó a enviar a su familia.

En este, Ilse relata los momentos difíciles que vivía con Valderrama, a quien conoció cuando trabajaba como mesero en un club de la Policía en Chile.

Lea también: Probable hallazgo de sangre en la casa del sospechoso en caso de chilena desaparecida

“Tengo que aguantarme a ese hombre malo y feo, pero voy a empezar de cero, a devolverme a Chile. Ese hombre ha sido el más perro. El más malo de mi vida. Ese hombre es Juan Valderrama. Él son lucas (dinero). Mientras más lucas tenés, más te quiere”, dice Ilse en un fragmento del video.

Otra de las pruebas dadas a conocer por el fiscal del caso fue el hallazgo de un inmueble que el joven santandereano habría contratado en arriendo en el barrio Terrazas, en Bucaramanga.

Allí, en un operativo de registro de allanamiento, la Policía encontró manchas de sangre que serían de la chilena. Esta misma evidencia fue hallada en la vivienda del barrio Cristal Bajo.

Otro de los aspectos que se conocieron en la diligencia fueron las dos versiones del señalado. En la primera aseguró que la desaparición de Ilse Ojeda había sido el 5 de abril pasado, pero días después se acercó a la Fiscalía y cambió la fecha de desaparición al 29 de marzo, explicando que no había mirado bien el calendario.

Las autoridades llegaron hasta el sitio exacto del hallazgo en la vereda Portachuelo gracias a información suministrada por un testigo clave, a quien Juan Guillermo le habría pagado $200 mil para que quemara los restos de una supuesta res que había muerto al caer por un barranco.

Presuntamente, luego de acabar con la vida de Amory, el joven regresó a Bucaramanga y en el sector de Café Madrid contactó a este hombre.

En el camino, el señalado, habría comprado $15 mil de gasolina y $14 mil en leña. Con estos elementos, habrían incinerado el cadáver. Hasta el momento Medicina Legal no confirma que los restos óseos hallados correspondan a la chilena.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad