Indígenas piden presencia de Duque en minga de Caloto, Cauca

Indígenas piden presencia de Duque en minga de Caloto, Cauca

Marzo 12, 2019 - 07:16 a.m. Por:
Colprensa
Minga indígena en el Cauca

Los indígenas se encuentran reunidos en zona rural del municipio de Caldono, en el Cauca.

Foto: Colprensa

Miembros de varias comunidades indígenas del suroccidente del país piden la presencia el presidente de la República, Iván Duque, en el resguardo de Las Mercedes, zona rural del municipio de Caldono, epicentro de la minga ‘por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz’.

Todo comenzó el pasado domingo, cuando indígenas del oriente, centro del departamento, del Macizo, así como de Huila, Caldas, entre otros, llegaron a este punto del Cauca para plantearle una serie de exigencias al actual gobierno, como son la discusión del Plan Nacional de Desarrollo, la no intervención en el vecino país de Venezuela, una implementación más profunda de los acuerdos de paz, la protección a líderes sociales y otros temas que fueron planteados durante una rueda de prensa que se adelantó en este resguardo.

“Esperamos la presencia del señor presidente, se han enviado cartas, nos han comunicado que asignaron a la Ministra del Interior bajo un decreto que establece que ella solo tiene facultades para escucharnos, más no tiene capacidad de decisión… hemos dado un mensaje de que si ella llega es para que nos escuche y vaya con el mensaje al presidente de que debe presentarse ante nosotros y así adelantar un debate público frente a una serie de temas que estamos viviendo y para que se comprometa, como jefe de Estado, a cumplir con lo pactado, no solo con nosotros los indígenas, sino con las organizaciones sociales del país”, dijo consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, Neis Oliverio Lame.

Por eso, y para adelantar esta minga, un poco más de diez nativos se ubicaron en este punto de Caldono, donde además llegaron integrantes de organizaciones como Marcha Patriótica; la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, a través de sus seccionales del Valle y Cauca, así como otras organizaciones sociales, campesinas y populares, como la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro.

“Como trabajadores del Valle nos unimos a la lucha de los indígenas caucanos, porque estamos en el suroccidente colombiano y venimos a representar a todos los obreros para integrarnos a la minga y echar para atrás esas nefastas políticas que nos golpean, no solo a los trabajadores, sino a todos los colombianos, y durante esta actividad, otras organizaciones sociales y populares se unirán a esta jornada de resistencia para exigir cumplimientos a acuerdos pasados”, manifestó Wilson Sáenz Manchola, representante de la CUT Valle.

Y es que es perentorio el mensaje de las personas agolpadas en Caldono: si no llega Iván Duque a esta actividad, se adelantarán una serie de actos sobre la vía Panamericana, la misma que comunica a todo el suroccidente colombiano, de ahí que la información que circula es que se adelanten concentraciones de indígenas, campesinos, afrosdescendientes y cocaleros en diez puntos de este carretera.

Por eso el temor que hay entre autoridades y habitantes de ciudades como Popayán, porque entre esas actividades de protesta está el cierre de este importante corredor vial, situación que afectaría la economía de la región, como lo han padecido en pasadas movilizaciones indígenas, donde el choque con la fuerza pública fue la constante.

“No vamos a permitir las vías de hecho sobre la Panamericana, porque vamos a darle todas las garantías a las personas para que se movilicen y ejerzan el derecho a la protesta, pero ante cualquier acto contrario a la ley, la fuerza pública actuará, porque es muy clara la disposición del Gobierno de establecer mesas de diálogo con los líderes de esta jornada, es claro que el señor presidente, mediante una misiva, invitó al Cric a dialogar a Bogotá, donde los atenderá, entonces hay una disposición abierta y manifiesta al diálogo para que no se den las vías de hecho”, dijo el gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado, tras una consejo de seguridad celebrado en Popayán, donde participaron el Ejército, la Policía y alcaldes de la región.

Cuando a mediados de febrero se conoció la intención de los nativos, agrupados en el Cric, de adelantar la minga, la alerta del cierre de la Panamericana hizo que los payaneses empezaran a tomar medidas para enfrentar un posible bloqueo, por la experiencia que hay cuando los indígenas salen a pelear, a brazo partido, sus derechos.

“Compré un mercado como para dos meses, porque se escasean muchos productos cuando los indígenas hacen su protesta”, indicó Carlos Paz, un reconocido mecánico del barrio La Pamba de Popayán frente a esta situación. Otros compraron galones y timbos para adquirir y almacenar gasolina en las casas para así poder movilizarse en sus vehículos en el tiempo que dure esta jornada de protesta.

“El valor del panal de huevos subió, con el anuncio del paro del Cric, porque buscan ir recolectando el dinero que las distribuidoras pierden al bloquear la vía, ya que la gran mayoría están ubicadas en el sur del Valle o norte del Cauca”, dijo por su parte Julián Cañar, propietario de una tienda del barrio Moscopán de Popayán.

Ahora, entonces, queda por esperar cómo transcurrirá esta minga, más cuando ya el primer mandatario de los colombianos, el cual obtuvo una pobre votación en el Cauca en las pasadas elecciones, dio muestras de no querer presentarse ante el movimiento indígena y social.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad