Escuchar este artículo

Dos años de Marta Lucía Ramírez, la primera vicepresidenta de Colombia

Agosto 05, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País
Martha Lucía Ramírez

El 7 de agosto de 2018, Marta Lucía Ramírez se convirtió en la primera mujer en ocupar la Vicepresidenta de Colombia. Antes también había sido pionera en su género en el Ministerio de Defensa.

Colprensa

La falta de claridad en las funciones que debe cumplir la figura vicepresidencial ha dificultado que el trabajo de la primera mujer en ocupar ese cargo en Colombia, Marta Lucía Ramírez, haya logrado destacar lo suficiente. En eso coinciden analistas.

Dice Ancízar Marroquín, director académico del Instituto de Altos Estudios para la Gestión Pública, que entre lo que más sobresale de la labor de Ramírez es que se ha convertido en una voz adicional de apoyo al Gobierno, y que “en algunos casos pone temas en la agenda de la opinión pública”.

Pero afirma que ha faltado que se le asignen funciones y misiones más técnicas y precisas. “Las que hoy tiene son muy globales y generales. Le ha hecho falta contenido técnico en su ‘quehacer’ y en sus propuestas”.

Agrega la politóloga Angélica Bernal que la Vicepresidenta no ha podido hacerse a un nicho temático en el que pudiera destacar.

“En algún momento ella quiso tener algún tipo de banderas con los derechos de las mujeres, reclamando para sí cierta militancia a favor de las mujeres, pero ha sido difícil que esas banderas le resulten creíbles”, precisa.

De otra parte, los escándalos en los que se ha visto involucrada Marta Lucía han golpeado duramente su imagen en los últimos meses, lo que ha llevado incluso a que sectores de oposición pidan su renuncia.

En marzo de este año se supo de una investigación en la que se detectó que una empresa a nombre de Ramírez, su esposo y su hija trabajó con el señalado narcotraficante Acevedo Giraldo, conocido como ‘Memo Fantasma’, en negocios inmobiliarios. La funcionaria negó haber conocido al delincuente.

‘Marta Lucía Responde’ es el nombre del portal web que la vicepresidenta lanzó el domingo pasado para responder a todas las controversias que han salpicado su vida pública.

Después se conoció que hace 23 años, la hoy Vicepresidenta y su esposo pagaron una fianza de 150.000 dólares para que su hermano, Bernardo Ramírez Blanco, acusado por delitos vinculados al narcotráfico en Estados Unidos, quedara libre.

Tanto Ramírez como quienes la respaldan argumentan que los hechos son ajenos a ella. Sin embargo, la crítica ha sido dura.

Lea también: Dos años de Iván Duque analizados por Juan Fernando Cristo y Fernando Araujo

De hecho, algunos analistas afirman que el hecho de ser mujer ha llevado a que los señalamientos en su contra hayan sido más drásticos.

Otra cosa piensa Angélica Bernal: “Ella ha tenido un peso muy importante en muchas instituciones públicas, ha sido embajadora, fue la primera Ministra de Defensa del país, tiene poder y lo ha ejercido. No es una mujer que uno pueda identificar como una persona discriminada, marginada o excluida”.

Relaciones con el Presidente

En diversas oportunidades han surgido rumores alrededor de posibles grietas en las relaciones entre Marta Lucía Ramírez y el presidente Iván Duque.

Sin embargo, siempre el Mandatario ha respaldado a su principal coequipera de Gobierno.

Claudia Dangón, analista política, señala que lo que viene haciendo el Jefe de Estado con estas acciones o con sus discursos de apoyo a la Vicepresidenta es tratar de consolidar ese mensaje de unidad que se ha empeñado en promover durante la pandemia del Covid -19.

Dice que mal haría Duque en decir una cosa y en la práctica hacer otra al interior de su equipo de trabajo.

“No creo que haya diferencias de fondo entre uno y otro. No creo que eso sea un asunto tan grave como para romper esas relaciones y además no pueden enviar un mensaje diferente al que viene construyendo el propio Gobierno en relación con la unidad que hay que buscar. Creo que el Gobierno está concentrado en superar esta crisis en la que está sumido el mundo entero”, indica Dangón.

Por su parte, el analista político Carlos Medina señala que lo que está sucediendo en la relación de ambos líderes corresponde a un comportamiento lógico de un equipo de Gobierno, que entre otras cosas requiere cerrar filas frente a cuestionamientos que se vienen haciendo a toda la Administración central.

En este sentido, Medina asegura que, independientemente de las diferencias que puedan tener entre ellos, necesitan mostrar una fuerte consolidación de equipo, que se respaldan en los momentos más difíciles, que se tienen el uno al otro.

Algunos logros

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez se propuso implementar en varias regiones del país el Pacto por la Equidad de las Mujeres del Plan Nacional de Desarrollo. Hoy catorce departamentos cuentan con secretarías de la Mujer.

- De la mano del Ministro de Agricultura, la Vicepresidencia concertó con los gremios y empresarios del sector agropecuario un Pacto por la Mujer Rural, que conecta a las mujeres a las cadenas de comercialización y las apoya en capacitación y comercialización de productos, de manera sostenible.

- Después de catorce años de haberse ordenado mediante Ley 1009 de 2006, Ramírez lideró la puesta en marcha del Observatorio Colombiano de las Mujeres.

- En su gestión se han ejecutado 22 Pactos por el Crecimiento y la Generación de Empleo con diversos sectores de la economía.

- La ‘Vice’ puso en marcha un plan de acción para la formalización laboral para ofrecer opciones y oportunidades al 47,9 % de las personas que se encuentran en la informalidad en Colombia.

¿Conviene mantener esa figura?

En medio de algunas polémicas que han salpicado a Ramírez, varias voces han pedido la eliminación de la figura de la Vicepresidencia en Colombia.

Entre quienes se han mostrado a favor de esa postura está el exjefe de Estado Ernesto Samper Pizano, quien aseguró que “es costoso mantener una persona cuya única función es levantarse para averiguar cómo está de salud el Presidente, a quien solo puede reemplazar en caso de muerte”.

De hecho, el representante a la Cámara por el Partido Liberal Alejandro Vega impulsa un proyecto de acto legislativo para eliminar esa figura y volver a la del designado.

Para la politóloga Angélica Bernal, en lugar de eliminar el cargo, lo que se debería hacer es pensar en ajustes en el diseño institucional del mismo, que permitan que la figura cumpla una labor más específica, más allá de lo que defina la Presidencia.

“En la medida en que la Vicepresidencia tenga unas funciones claras, asignadas por la ley, con una estructura incluso administrativa, en donde sea clara una asignación de recursos, debidamente monitoreada y controlada por los entes de control, eso le daría fortaleza a la Vicepresidencia”, afirma.

Agrega que no se trata de que si una institución tiene fallas, simplemente se deba eliminar, sino que se debe revisar.

“Como figura institucional, la Vicepresidencia es importante en términos de la estabilidad institucional de la democracia. Habría que mejorar el diseño porque como está es absolutamente dependiente de la voluntad de quien esté en la Presidencia”, señala.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS