Didier Luna fue acusado formalmente por presunto acoso sexual

Didier Luna, extécnico de la Selección Femenina, acusado formalmente de acoso sexual

Agosto 06, 2019 - 05:32 p.m. Por:
Colprensa
didier luna

Didier Luna era director técnico de la Selección Colombia Femenina.

Colprensa

Ante un juez de Paloquemao, el exdirector técnico de la Selección Femenina de Fútbol, Didier Luna, fue acusado formalmente por la Fiscalía cuya delegada narró cinco episodios de los que fue víctima Carolina Rozo, la fisioterapeuta que prestaba sus servicios para ese seleccionado.

El ente acusador sostuvo que Luna es el presunto responsable del delito de acoso sexual ya que, según dijeron ante el estrado los hechos se presentaron en diferentes escenarios y ocurrieron entre diciembre de 2017 y marzo de 2018.

“Hubo una primera etapa cuando se encontraban concentrados en el hotel Factory Inn en diciembre de 2017. El imputado dispensa a la víctima un trato plagado de galanteos, cumplidos en el oído, piropos en el oído, un contacto físico abrazándola con intensidad y fuerza”, señaló la fiscal del caso.

Lea también: Didier Luna, ex DT de Selección femenina Sub 17, a juicio por presunto acoso sexual

Para ese entonces, dice la acusación, le intentó robar un beso en la boca, hecho que fue rechazado por Carolina Rozo.

El segundo episodio del acoso relatado ante el estrado fue el que se hizo vía WhatsApp en el que Luna le expresa a Rozo varias frases en las que usa términos como “preciosa, linda” que provocaron la incomodidad de la víctima. Esto ocurrió entre diciembre de 2017 y enero de 2018.

“Una tercera etapa de la conducta sucede en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol en enero de 2018. Los asedios, las insinuaciones y las advertencias de que no se descuidara porque la iba a besar duraron varios días”, dijo la fiscal ante el juez 15 de conocimiento.

En este periodo se presentó uno de los acosos más intimidantes hacia Rozo por parte del entonces estratega del combinado femenino sub 17.

“Ante la falta de reciprocidad  (señaló la Fiscalía) Luna le expresa que sean amigos especiales ya que él la puede llevar muy lejos en el fútbol, al mismo tiempo que le tocaba el escudo de la Federación Colombiana de Fútbol ubicado a la altura del seno izquierdo de Carolina Rozo”, detalló la delegada del búnker.

La reacción de Rozo fue frenar los constantes ataques y le advierte que ella está enfocada en lo laboral y su interés no es buscar pareja. Tras la contestación lo que siguió, según la Fiscalía, fue una sentencia por parte de Luna ante la negativa de Rozo.

“Luna le advierte que él había podido llevarla muy lejos en el fútbol, pero que asuma consecuencias y entonces viene el hostigamiento y el acoso laboral”, anotó la fiscal.

Este escenario constituye la cuarta etapa y es donde las retaliaciones empiezan a surgir por parte del entrenador como consecuencia de las amenazas que le profirió a la joven profesional.

En la imputación todo se da en el hotel Factory Inn y tuvieron lugar entre el 11 de febrero y el 3 de marzo de 2018. “Empezaron los gritos, los insultos, a anular su participación en las reuniones, a retirarla del campo y a sobrecargarla laboralmente”.

La última etapa de la cadena de acosos ocurre durante la Copa Sudamericana, torneo que tuvo lugar en San Juan, Argentina, entre el 3 y el 26 de marzo de 2018, lugar donde el imputado continuó cumpliendo sus amenazas.

Esto obligó a Rozo a renunciar abruptamente al cargo, pese a que por el mismo no recibía honorario alguno por parte de la Federación, según dijo la propia fisioterapeuta a la salida de la diligencia que finalizó sobre el mediodía de este martes (Ver recuadro). El juez citó a las partes para el próximo 25 de septiembre para la audiencia preparatoria y para el 20 de noviembre el inicio del juicio.

No recibía salario 

“Venimos haciendo trabajo con mi apoderado José David Díaz para la recopilación de casos y ser muy puntuales, eso fue lo que se logró en esta audiencia”, señaló Carolina Rozo al finalizar la diligencia ante el juzgado 15 de conocimiento.

La fisioterapeuta reveló que estos episodios le hicieron mucho daño tan en el aspecto sicológico como emocional y que esos fueron de los principales argumentos para interponer la denuncia.

“Por eso sigo levantando mi voz, enviándole este mensaje a las mujeres que han conocido mi historia y que aún siguen refugiadas en el silencio”, añadió.

Al ser consultada por el cargo ad honorem que tenía enfatizó que con "la Federación Colombiana de Fútbol no se suscribe ningún contrato, con ellos es un voluntariado, no se recibe ningún tipo de salario, nada al respecto”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad