Voces y murmullos: el chiste del 'Pecoso' Castro a Gerardo Bedoya en el Pascual

Voces y murmullos: el chiste del 'Pecoso' Castro a Gerardo Bedoya en el Pascual

Marzo 03, 2019 - 07:45 a.m. Por:
Redacción de El País
Gerardo Bedoya Fernando Castro

Gerardo Bedoya junto a Fernando Castro en el estadio Pascual Guerrero.

Redacción de El País

Saludo de patada

Una escena llamó la atención el jueves pasado en el Pascual Guerrero, pero, sobre todo, causó mucha gracia.
Cuando el técnico de Independiente Santa Fe, Gerardo Bedoya, se acercó a saludar a su par del América, Fernando Castro, el entrenador de los ‘diablos’ le huyó entre risas, pidiéndole que no le fuera a dar una patada.

Los hinchas de la tribuna occidental se rieron, pues es sabido que Bedoya, mientras fue jugador, resultó siendo el futbolista con más expulsiones en Colombia, por su juego rudo.

Bedoya también se sonrió y finalmente ambos se abrazaron y se saludaron un buen rato, antes del juego. El técnico cardenal fue dirigido por Castro cuando este entrenaba al Cali, por allá en 1996, y conservan una buena amistad.

Los otros también lloran

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, quien tiene fama de sensible, pues en muchas de sus intervenciones públicas se emociona y termina en medio de lágrimas, aunque ya menos que antes, esta vez fue quien hizo llorar a alguien.

El caso ocurrió durante una visita a Lizeth Yajani Cristales, una de las jóvenes con mejor desempeño de los colegios oficiales, becada para estudiar una carrera en la Universidad del Valle. El mandatario llegó hasta la vivienda de la joven a felicitarla a ella y a su familia por ser una de las beneficiaria del programa, lo cual generó tanta emoción que tanto el padre de Lizeth como ella no aguantaron el llanto.

“Estoy muy feliz y le agradezco al Alcalde por darme esta oportunidad a mí y a todos los compañeros del programa”, dijo Lizeth en medio de sollozos, quien enseguida se ganó un abrazo del mandatario y una frase que generó carcajadas: “muy bien, bueno, menos mal no soy yo el único que llora”.

Lea también: '¡Una visita de lujo! Gabriel Ochoa Uribe compartió con los jugadores del América de Cali'.

Todos deliraron

A la presentación de Delirio en Anato, en la feria turística que finalizó esta semana en Bogotá, asistieron muchos famosos, entre ellos, la bella presentadora vallecaucana Carolina Cruz, quien además de manifestar en sus redes sociales lo impresionada que quedó con el espectáculo, se puso de pie al final junto a la multitud para aplaudir la presentación que le dio calor a la fría noche bogotana.

Delirio cautivó a todos con su reconocido show de salsa, circo y orquesta, el cual fue nombrado por varias personalidades de la vida nacional en diversos medios de comunicación como paso obligado para quienes viajen a Cali. ¡Buena esa!

Iván Duque Delirio

El presidente Iván Duque visitó el stand del Valle del Cauca, departamento invitado especial a Anato, la vitrina turística más importante de Latinoamérica, realizada en Bogotá. El mandatario saludó y felicitó a bailarines icónicos de Delirio, Camilo Zamora y Jisel Rodríguez, modelo que acaparó muchas miradas.

Cortesía para El País

El Nazareno

El otrora presentador de televisión, Rodolfo Valdés, viene a Cali como director de la obra de teatro ‘Cecilia para dos, amor de tres’, lo que le ha traído muchas experiencias insólitas.

El cubano contó que el día que tenía todo organizado para la sesión de fotos, fotógrafo, teatro, actores, maquillista, todo, al salir de su casa en Cali, tropezó y fue a dar, cuan largo es, al piso. Ni modos de levantarse y sacudirse el polvo, porque tenía las manos ocupadas y aterrizó de cara.

“Me rompí la boca y sangraba muchísimo. La odisea fue con el taxista que quería llevarme para urgencias y yo que no, que me llevara para el teatro. Conclusión: llegué allá y parecía que me habían dado una golpiza, y lo peor, ¡el bullying! Me recocharon de todas las maneras”, recuerda Valdés, sobre este incidente ocurrido en octubre pasado.

El hoy director teatral admite que en realidad, el golpe fue duro, como para coger puntos, “pero ya sabes, yo no iba a suspender la sesión de fotos por nada del mundo. Y así me fui, como ¡el Nazareno!”, remata.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad