Van 207 emergencias por fuga de gas en Cali y Yumbo

Van 207 emergencias por fuga de gas en Cali y Yumbo

Junio 21, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Notaría Yumbo Explosión

La explosión ocurrida en la Notaría 2 de Yumbo, que ocurrió hacia el mediodía del pasado jueves, dejó seis personas heridas. Dos de estas personas, el notario y su asistente, se encuentran en grave estado en el Hospital Universitario del Valle.

Giancarlo Manzano / El País

En menos de un mes, dos fugas de gas han generado grandes emergencias en Cali y su área metropolitana. La última fue la ocurrida el pasado jueves en Yumbo, donde se registró una explosión en la Notaría 2, en el barrio Belálcazar de dicho municipio, la cual dejó seis personas con quemaduras de gravedad y diversas lesiones.

De acuerdo con el comandante de Bomberos de ese municipio, Alberto Valencia, la emergencia se originó como consecuencia de una fuga de gas en un tubería rota del sector.

“Una manguera de esas no se daña sola, muy posiblemente por producto de algún trabajo se pudo haber roto. La mayoría de las emergencias que atendemos por fugas de gas se deben a trabajos civiles en casas, en las vías”, explicó Valencia, quien señaló que hasta el momento se desconoce cuál fue la fuente que desató la explosión.

En lo que va corrido de este año, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la capital industrial del Valle ha atendido quince eventos por fugas de gas. De esas emergencias, diez fueron por mantenimientos externos realizados durante obras civiles o a manos de propietarios de predios, mientras que los otros cinco se originaron por manipulación interna, es decir que no se detectaron las fugas o hubo algún descuido en el cierre de pilotos de fuentes de gas.

A esta situación que se presentó en Yumbo se suma otra fuga en la vía que comunica a Cali con Jamundí, donde el pasado 27 de mayo una retroexcavadora que realizaba trabajos para la ampliación de dicho corredor rompió una tubería de gas, lo que obligó al acordonamiento de la zona y terminó colapsando el tráfico en el sector por más de seis horas. En esa ocasión no hubo explosión, tampoco se reportaron heridos ni personas lesionadas.

Esa fue tan solo una de las 192 fugas de gas que han atendido los bomberos de Cali durante este 2019. De estos eventos, 174 obedecieron a escapes de gas natural comprimido (GNC) y otros 18 a fugas de gas licuado del petróleo (GLP).

Al respecto, el teniente John Fitzgerald Rodas, jefe de emergencias del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali, señaló que con el paso de los años se ha disminuido la atención de emergencias por gas propano, debido a la masificación del gas natural.

Lea también: 'Confirman "fuga de gas" como la causa de explosión en Notaría de Yumbo'.

“El gas natural es de un manejo más seguro que el propano. Este último es denso y se puede acumular más en las superficies, lo que hace que en cualquier momento pueda alcanzar una chispa o algo que genere reacción”, dijo el teniente Rodas.

El Jefe de emergencias de los Bomberos de Cali explicó que aunque hay más escapes en espacios públicos, las emergencias dentro de las viviendas son latentes. “En algunas casas ponen a hacer los alimentos, dejan cuatro boquillas encendidas y las desatienden porque se ponen a ver televisión o salen a comprar algo. Cuando hay líquidos y hierven, cae agua a la estufa, apaga la llama y el gas sigue saliendo. Esto es caldo de cultivo, porque la gente no se da cuenta de que eso pasa y luego se enciende una boquilla y se puede generar una reacción”, advirtió Rodas.

Por su parte, Fernando Guerrero, director de operación y mantenimiento de Gases de Occidente, indicó que al mes recibe el reporte de 3000 fugas en sus redes. Sin embargo solo el 30 % de esos llamados suelen ser escapes.

“Todas estas fugas, normalmente, ocurren a manos de terceros. Por eso hemos constituido un plan de prevención de daños, entonces con los organismos de gestión del riesgo en los municipios informamos dónde están las redes, al igual que en las alcaldías, con el fin de evitar que se den afectaciones en tuberías con los trabajos civiles que se vayan a realizar”, dijo Guerrero.

El funcionario señaló que para detectar fugas y evitar accidentes como el ocurrido en la Notaría 2 de Yumbo se hacen recorridos con cuadrillas en los municipios donde se presta el servicio para validar que no haya escapes de gas. Añadió que actualmente se está realizando una evaluación con peritos especializados para establecer la razón de la explosión ocurrida en Yumbo y que, pese al diagnóstico emitido por los Bomberos de ese municipio, aún no se pueden indicar las causas del hecho.

En los casos de fugas externas, el Director de operación y mantenimiento de Gases de Occidente manifestó que se debe tener especial atención en las zonas donde no crece vegetación o siempre se secan las plantas, pues esto puede ser indicio de la saturación del suelo a causa de un posible escape de gas.

“Es importante que en las zonas donde están las instalaciones haya una buena ventilación. Además, cuando se manipulen los gasodomésticos se deben cerrar las perillas, como en las estufas y hornos. Hay que estar atentos a cualquier olor característico del gas natural para reportarlo.
Cuando se vaya a hacer algún trabajo civil en los predios es bueno notificarlo antes de realizar excavaciones para identificar las tuberías existentes”, dijo el funcionario, quien agregó que para reportar daños y fugas está habilitada la Línea 164, donde se puede llamar las 24 horas del día.

Heridos, aún bajo revisión en el HUV

Olga Lucía Pérez, coordinadora de la Unidad de Cuidados Intensivos del HUV, informó que en esa especialidad aún se encuentran “en estado muy crítico” el notario Carlos Salazar, de 53 años, y su secretaria, Carmen Sánchez, de 56, quienes tienen quemaduras de tercer grado.

”Sus quemaduras son muy extensas y muy profundas, por lo que estamos en la reanimación agresiva en la parte hemodinámica. Están sedados, conectados a un ventilador mecánico. Están muy graves pero existe esperanza”, dijo Pérez, quien añadió que ambos fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas.

Entre tanto, Allison Mosquera, de 22 años, y Yoleimi Mosquera, también de 22, al cierre de esta edición estaban estables en la Unidad de Quemados y a la espera de una valoración para cirugía. Sufrieron quemaduras en el 7 % y 10 % de su cuerpo.

Los pacientes Cristian Ramos, de 23 años, y Martha Nieva, de 53, fueron dados de alta.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad