Tasa de homicidios en Cali se redujo en un 23,5% durante el primer semestre del 2022

Julio 05, 2022 - 10:46 a. m. 2022-07-05 Por:
Redacción El País
Arma de fuego

Según las cifras entregadas por el Observatorio de Seguridad de la ciudad, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2022 se presentaron 494 asesinatos, 152 menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 646 casos.

Foto: Colprensa

Cali cerró el primer semestre del año con una reducción del 23,5 % en materia de homicidios. Según las cifras entregadas por el Observatorio de Seguridad de la ciudad, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2022 se presentaron 494 asesinatos, 152 menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 646 casos.

Las autoridades distritales y expertos en seguridad aseguran que es posible cumplir la meta de la Secretaría de Seguridad de terminar el año con menos de 1000 asesinatos si se continúan reforzando las estrategias.

Al respecto, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, aseguró que la reducción del 23,5% de los homicidios en el primer semestre del 2022 es una buena noticia para la ciudad, pues, "nos ubica nuevamente en la recuperación de la senda de reducir la muerte violenta en Cali, una reducción que se venía observando en el 2018, 2019, 2020 y que se vio afectada en el 2021".

Asimismo, señaló que "la tarea es que podamos seguir anclando todas las herramientas posibles del estado para reducir sustancialmente la muerte violenta con la cual nosotros tendremos una sociedad más segura".

Jimmy Dranguet, secretario de Seguridad de Cali, afirmó que esta reducción se da gracias a "la presencia institucional de manera articulada en el territorio, tenemos unos trabajos operativos que vamos a seguir haciendo y con esta tendencia podremos cerrar el año como el más seguro de la historia en la ciudad". Esto "desde que se cuentan y se analizan por el Observatorio de Seguridad este delito tan complicado como es el homicidio.

Agrega que "A través de los frentes de seguridad y los operativos focalizados y articulados estamos logrando estos resultados hoy frente al homicidio, pero en los próximos meses serán frente al hurto y otros delitos que afectan a la comunidad caleña".

Lea también: Ofrecen $50 millones de recompensa por responsables de desmembramientos en Cali

Por su parte, Andrés Felipe Galindo, analista en temas de seguridad ciudadana, afirmó que “es previsible que las cifras debían mejorar. Hay que recordar que el reporte de homicidios del año 2021 estuvo fuertemente determinado por los hechos alrededor del Paro Nacional, la salida de la Policía de zonas de alta incidencia de violencia dejó a comunas enteras desprotegidas, situación que fue aprovechada por grupos y estructuras del crimen. Mayo, junio y julio de 2021 fueron tres de los meses más violentos de la última década, aunque no fueron hechos directamente relacionados con el Paro, sí estuvieron relacionados indirectamente y se pueden considerar efectos colaterales”.

Por su parte, Juan Camilo Cock, director de la Fundación Alvaralice, aseguró que una comparación clara de los homicidios del primer semestre del año se puede realizar con respecto a 2019, año en el que no existía el confinamiento ni se había presentado el estallido social.

“Con respecto al 2019 es importante destacar que Cali ha retomado la tendencia de disminución de homicidios que se traía desde el 2014. El primer semestre de 2022 tiene menos de la mitad de los homicidios que la ciudad tuvo en el mismo periodo de 2013, una reducción de más del 50 %. Esta sigue siendo una cifra muy alta y esperamos que la tendencia a bajar se mantenga y se acentúe. Es un resultado positivo que nos debe animar a profundizar los esfuerzos para seguir reduciendo el número de homicidios en Cali, que sigue estando muy por encima de ciudades comparables”, dijo Cock.

Le puede interesar: ¿Quién debe responder por los reclusos que fallecieron en la cárcel de Tuluá?

De acuerdo con el Observatorio de Seguridad de Cali , de los 494 homicidios, 456 de las víctimas son hombres y 38 mujeres, los expertos afirman que esta es una tendencia que lleva años, pues los hombres están más expuestos a situaciones que generan peligro a sus vidas. Además, están más expuestos a vincularse a las bandas y organizaciones criminales en los barrios de comunas como la 3,14,15 y 21, donde hay presencia de estas estructuras.

“Históricamente los hombres han sido las principales víctimas y causantes de los homicidios en Cali, pero también es algo común en la mayoría de lugares. Esto puede ser por varias razones. Los hombres tienden a estar más involucrados en actividades criminales y la mayor parte de los homicidios en Cali están asociados al crimen organizado. Los patrones de masculinidades violentas que aún son comunes en nuestra sociedad, junto con la disponibilidad de armas de fuego, también contribuyen a que peleas y ofensas de diversas índoles se resuelvan de forma violenta y con letalidad, en especial cuando se percibe que se ha agraviado el honor”, aseveró Cock, quien además precisó que las mujeres también son víctimas de diversas formas de violencia, pero estas se manifiestan con mucho menor frecuencia a través de homicidios.
La comuna de Cali en la que se presentaron más homicidios en el primer semestre es en la 14. Allí están situados barrios como José Manuel Marroquín, Los Naranjos, Puertas del Sol, Manuela Beltrán, Las Orquídeas, entre otros. Solo en este sector, se registraron 60 homicidios, seis casos menos que en el mismo periodo del año anterior.

Según Álvaro José Pretel, investigador en temas de seguridad y defensa, la reducción de los homicidios se puede analizar en cambios de las dinámicas de la ciudad y efectividad, tanto de la Fuerza Pública, como de la Alcaldía en sus diferentes programas y articulación.

En la lista del Observatorio siguen la Comuna 15, con 47 homicidios; la 13, con 42 casos y la 21, con 41 asesinatos.

El analista Andrés Felipe Galindo explicó que estas cifras se dan por el fenómeno de vulnerabilidad, pobreza, desempleo, un tejido económico débil y una presencia institucional que no suple todas las demandas sociales. “Para hacernos una idea, las comunas 13, 14 y 15 abarcan la mayor cantidad de hogares registrados en las bases de datos del Sisbén, lo cual habla del nivel de vulnerabilidad que se convierte en una infortunada condición propicia para la violencia”, dijo.

La Comuna 2 es una de las que más preocupa a las autoridades, pues allí se cometieron 15 asesinatos en el primer semestre y en comparación con el año 2021, se registró un aumento del 114%, es decir 8 casos más que en el mismo periodo del año anterior. En esta zona se encuentran barrios como Brisas de los Álamos, Centenario, Chipichape, Granada, Juanambú, La Flora, Menga y Normandía.

En esta comuna se presentó el pasado 11 de mayo el asesinato de Liliana Florence Orozco, un crimen que generó luto en la ciudad, pues la mujer de 36 años fue atacada con arma de fuego por un hombre que intentó robarle sus pertenencias cuando se dirigía a recoger a su hija.

¿Se cumplirá la meta de menos de 1000 homicidios al año?

Sobre la posibilidad de que la cifra de homicidios en Cali sea de menos de 1000 casos al finalizar el año, Cock respondió que es posible que se pueda lograr. “En el primer semestre hubo menos de 500 homicidios y de forma provisional la cifra para julio es una cifra baja. Si se mantiene esta tendencia y si en diciembre no se disparan las muertes, es posible que Cali termine el 2022 con menos homicidios. Sería la primera vez que esto sucede en casi treinta años”, además sostuvo que la presencia de la Policía en lugares en donde se concentran los crímenes, las confrontaciones violentas, desarticular organizaciones que utilizan los asesinatos para consolidar su poder y una oferta social que le ofrezca oportunidades y acompañamiento a jóvenes, son estrategias claves para mantener bajas las cifras de homicidios.

Lea además: Capturan a adulto y a menor de edad cuando intentaron hurtar a taxista en el barrio Obrero

Por su parte, Pretel detalló que para que se pueda lograr esta meta, es importante que se trabaje en cuatro componentes: “La prevención social de violencia, control institucional del territorio, herramientas que brinden apoyo a la Fuerza Pública para que pueda trabajar y hagan un control efectivo en las calles. Además de un componente de justicia, porque sin este elemento no es posible la efectividad de los planes que se están llevando a cabo”.

Asimismo, los analistas concluyeron que el segundo semestre del año además de ser decisivo, será un reto importante para la Fuerza Pública y la Administración local, quienes deberán fortalecer las estrategias que han empleado durante los primeros seis meses.

“El segundo semestre del año debería mantenerse en cuanto a las cifras de homicidios, pero esto no será fácil porque viene la etapa de fin de año donde suelen haber retos importantes. Para tal propósito es importante conservar la tendencia que ya se observa y controlar lo que ocurre en las comunas de la ladera y del Oriente”, finalizó Galindo.

VER COMENTARIOS