¿Qué pasó con las obras de la malla vial de Cali? Proyecto debía estar listo en diciembre, pero solo va al 25 %

Noviembre 27, 2022 - 11:45 p. m. 2022-11-27 Por:
Redacción de El País
Arreglo de calles

Los trabajos realizados por el Consorcio Vial 2022 han tenido algunas críticas, una de ellas es que en entornos escolares se quitaron los reductores de velocidad y no se volvieron a poner, además, los sumideros de aguas lluvias no cuentan con los acabados óptimos.

Foto: Raúl Palacios / El País.

El contrato que se firmó en mayo de este año para el mejoramiento de la malla vial apenas cuenta con el 25 % de avance, cuando estas obras debían terminar en diciembre.

Aún así, el pasado 15 de noviembre se pactó una adición a este contrato tanto en materia de presupuesto como en obras nuevas.

El proyecto inicial era reparar 587 segmentos viales por $ 86.000 millones que se ejecutarían desde el 1 de junio al 31 de diciembre. Ahora se le agregaron 77 tramos más en los barrios Alameda, Bretaña, Guayaquil, Eucarístico, Champagnat, Urbanización Colseguros, 3 de julio y el Cedro, y se aumentó el monto del contrato en
$ 13.817 millones.

Carlos Hernando Pinilla, concejal de la ciudad, dijo que “no entiendo cómo a un contrato de $ 86.000 millones que lleva desembolsado solo $ 15.000 millones, se le adicionan casi $ 14.000 millones, yo no logro entender eso”.

Lea además: Alumbrado navideño de Cali costará $14.000 millones este año, casi el doble de lo que costó en 2021

El secretario de Infraestructura de Cali, Néstor Humberto Martínez, explicó ante el Concejo que esto se hizo porque “desde el punto de vista económico, lo más acertado era aprovechar esa licitación, ya adjudicada, y adicionarle las obras”.

Y complementó diciendo que un proceso licitatorio tiene más de 60 días para poderse adjudicar y que todo ese tiempo se lo ahorró la Alcaldía al realizar la adición.

Sin embargo, el funcionario no explicó que, en el mes de septiembre, la Secretaría sí abrió un proceso para realizar estas obras. Se trata de la licitación no. 4151.010.32.1.1522-2022, la cual buscaba rehabilitar 66 segmentos viales en los barrios ya mencionados por $ 9106 millones. El plazo para ejecutar este proyecto también era hasta el 31 de diciembre.

Pero, el 14 de octubre, la Secretaría de Infraestructura decidió no continuar con el proceso y explicó que “se presentaron observaciones por parte de los interesados en participar en cuanto al plazo del proyecto, manifestando que el estipulado en los documentos era demasiado corto para la ejecución de este tipo de contrato”.

Los oferentes manifestaron que el plazo y el monto del contrato no eran suficientes, pero días después, el 3 de noviembre, el organismo de la Alcaldía inició el proceso para adicionar al contrato de los $ 86.000 millones, 62 de los 66 tramos del proceso licitatorio fallido, sumando otros más y dándole al Consorcio Vial más dinero ($ 13.800 millones) para realizar esto, todo con el mismo plazo de ejecución: hasta el 31 de diciembre.

Lea también: Alarma por aumento de casos de Covid: ¿Cómo están las cifras en el Valle?

Las críticas no se hicieron esperar. María Isabel Alvarado, vocera de Mi Cali Contrata Bien, manifestó que “cuando se cancela una licitación por imposibilidad técnica de ejecutar su objeto antes del 31 de diciembre y, sorprendentemente, las mismas obras se le adicionan a un contrato de obra en curso que también termina el 31 de diciembre es imposible preguntarse por qué ese contratista que no ha avanzado en su contrato inicial puede ejecutar $ 13.800 millones adicionales en tan solo un mes”.

Alvarado sostuvo que es necesario que los procesos de contratación generen transparencia y pluralidad de oferentes. “No es admisible que los interesados en participar adviertan observaciones sobre bajos presupuestos o cronogramas inviables y terminemos con muy pocos oferentes y, posteriormente, la Administración le ajuste precios y prórrogas al adjudicatario de otro proceso”.

José Fernando Amézquita, director ejecutivo de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), capítulo Occidente, señaló que “preocupa sobremanera que aun con la evidencia del limitado avance físico, se adicione ese recurso correspondiente a más cantidad de vías. Es muy importante introducir las buenas prácticas en la contratación”.

Aun así, el Consorcio Vial 2022 ya cuenta con los recursos adicionales en el contrato, pero hay algo cierto: no hay manera de que el objeto contractual se complete antes de terminar el 2022.

¿Qué pasará con el proyecto?

“Este es un contrato que se presupuestó terminarlo al 31 de diciembre bajo la expectativa de una situación normal en la ciudad, pero todos entendemos que Cali ha sufrido el cambio climático y eso hace, de manera inmediata, bajar los rendimientos de las obras. Nosotros hacemos una mezcla asfáltica que está a 140° y no se puede colocar en humedad o con lluvias, eso nos retrasa. Por eso, este contrato debe pasar al próximo año”: esta fue la explicación dada por Néstor Martínez para la poca ejecución de la obra, hasta el momento.

Los proyectos del Estado funcionan por anualidad, es decir que este contrato, que ahora es por $ 100.248 millones, tendría que ser pagado en su totalidad este año. Como esto no se logrará, la Secretaría de Infraestructura tiene que hacer una solicitud al Concejo para que le permita trasladar al otro año estos recursos para su ejecución.

Le puede interesar: Jorge Iván Ospina: estos son los 14 procesos que la Procuraduría adelanta en su contra

“Esperamos que el Concejo reciba y estudie el caso. Haremos la solicitud próximamente, antes de terminar el año, ese es nuestro compromiso para que este proyecto se pueda pasar a la vigencia 2023 y se pueda completar en los primeros tres o cuatro meses del año que viene”, anunció el Secretario de Infraestructura de Cali.

Pocos recursos para tapar huecos

Cali tuvo en el 2022 un presupuesto de $169.073 millones para el mejoramiento de la malla vial de la ciudad (incluidos recursos de crédito), sin embargo, en el Plan de Inversiones del 2023 se contempla destinar $ 31.043 millones para esto. La disminución ha generado importantes cuestionamientos.

El concejal Roberto Ortiz indicó que “uno de los mayores problemas que tiene la ciudad es la malla vial y la reducción nos muestra que vamos a seguir con las calles destruidas. Yo sí le hago un llamado al alcalde Ospina para que ponga más recursos y le traiga bienestar a la gente en los barrios, y le pido a los compañeros de la Comisión de Presupuesto que hagamos lo necesario para tener un mayor presupuesto”.

La Secretaría de Infraestructura tendrá un recurso total en el 2023 de $ 140.686 millones, pero tendrá que trasladarle $ 74.230 millones a Metrocali para la construcción y el mantenimiento del sistema MÍO.

Roberto Rodríguez, también concejal, declaró que “empezamos con mucho ímpetu el mantenimiento de la malla vial, pero se nos acabó la platica y yo lo puedo entender. Lo que no puedo entender es que mientras se le trasladan $ 74.000 millones al Mío, tenemos una ciudad agobiada por los huecos”.

Hasta el momento, ya fueron terminadas las obras de recuperación de vías en los barrios El Troncal y La Base.

VER COMENTARIOS