¿Qué pasará con la ampliación de la Avenida Cañasgordas?

¿Qué pasará con la ampliación de la Avenida Cañasgordas?

Enero 06, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Avenida Cañasgordas

Así luce actualmente un tramo de la vía que se piensa intervenir. Además de los seis carriles que tendría el nuevo corredor, se construirán puentes vehiculares sobre los ríos Pance y Jamundí, y una glorieta intermedia para la futura conectividad vial del municipio de Jamundí.

Bernardo Peña / El País

Voces a favor y en contra. Así se mantiene la discusión sobre la ampliación de la Avenida Cañasgordas entre el puente del río Pance (Cali) y la glorieta de Alfaguara (Jamundí), una semana después de que la Gobernación del Valle decidiera suspender la obra, en respuesta al llamado de la comunidad, que manifestó incapacidad para pagar la valorización con la que se pretendía financiar el proyecto.

Como lo expresó la Administración Departamental, tanto los predios como los diseños del corredor quedaron listos para que la ampliación se ejecute una vez el departamento cuente con los recursos.

Mientas tanto, autoridades, líderes y comunidad en general debaten sobre las implicaciones que tendrá para la movilidad el aplazamiento del proyecto, y las alternativas para mejorar el tráfico en este corredor del Sur.

Lea también: A finales de enero arranca la construcción de obra clave para tráfico del sur de Cali

Miguel Ángel Muñoz, secretario de Infraestructura Vial del Valle del Cauca, aseguró que, con la suspensión del proyecto, Cali y Jamundí perdieron “una gran oportunidad para ver una de las grandes obras que iba a impactar la movilidad en ese sector”. Según el funcionario, por esa vía se movilizan alrededor de 14.864 vehículos, de estos 3669 motos y 805 bicicletas.

“La Gobernación quiso ejecutar una obra que consideraba prioritaria, porque iba a generar mayor movilidad, una gran expectativa para el peatón y el ciclista, que son permanentes usuarios de esa vía, y si uno mira la integración de Cali con Jamundí vemos que hacia futuro habrá una conectividad con obras que está diseñando Cali como es la prolongación de la Circunvalar, la ampliación de la Panamericana y la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali”, explicó Muñoz.

El Secretario recordó que la obra pretendía ejecutarse en tres años y aseguró que fue diseñada con el principio de planeación a corto, mediano y largo plazo. “Desafortunadamente la gente no piensa a futuro los desarrollos urbanísticos, que de no realizarse a tiempo van a ser mucho más costosos a mediano y largo plazo”, añadió Muñoz.

Proyecto en la Av. Cañasgordas

El proyecto planteado comprende dos calzadas con tres carriles de circulación vehicular cada una, ciclorruta bidireccional y espacio para los peatones.

Especial para El País

“Se requiere aporte de todos”

Para el concejal de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, el proyecto debe hacerse, pero convocando a las alcaldías de Cali y Jamundí, así como a la comunidad, con el fin de construir una propuesta integral. También, señaló que se deben explorar fuentes complementarias de financiación como las regalías, el contrato plan, recursos de región pacífico y de Invias, entre otros.

“La obra es necesaria, a lo que nos opusimos fue al abuso en el cobro y la improvisación, porque había unos estudios de 2015 para una vía con cuatro carriles y la semana pasada estaban licitando una obra con esos estudios pero para seis carriles. Lo que la Gobernación tiene que hacer es convocar a las Alcaldías, a las comunidades, buscar que todos los actores pongan para que la carga de la financiación de esa obra no caiga solo sobre los ciudadanos”, precisó Ramírez.

La presidenta de la Asamblea del Valle, Gessica Vallejo, coincide en que se debe promover un “todos ponen” y aseguró que oficiará al Bloque Regional Parlamentario para que desde esa instancia se apoye el desarrollo del proyecto y salga adelante como los corredores Cali – Candelaria y Cali – Yumbo.

“Creo que todos tenemos que hacer un frente común con la bancada parlamentaria del Valle y buscar los recursos a través del Gobierno Nacional, porque desafortunadamente en esta administración, terminando, ya se está cumpliendo lo que hace falta de las metas del Plan de Desarrollo y sería inviable hacer la obra con recursos del Departamento, entonces ya que estamos iniciando el gobierno del presidente Duque, que este sea uno de los primeros temas de la agenda que se lleven a la mesa ”, precisó Vallejo.

¿Otras prioridades en movilidad?

Miguel Salinas, secretario de Infraestructura de Jamundí manifestó que el problema de movilidad en el tramo de seis kilómetros que se pensaba intervenir con la ampliación de la Avenida Cañasgordas hoy no es tan crítico.

“El verdadero problema de movilidad de Jamundí es sobre la vía Panamericana, donde lo ideal es que se puedan hacer rutas o trayectos alternativos como por ejemplo la propuesta de la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, que saldría un poco más adelante de Ciudadela Terranova”, dijo.

El funcionario agregó que “en cuanto al sector de Alfaguara, creeríamos que la obra se debe hacer, pero bajo otro sistema que no sea el de valorización, se tendrían que buscar alternativas para, en el mediano plazo, empezar a enfrentar los retos de movilidad que ofrece el desarrollo de ese sector”.

Eric van den Hove, residente de Colinas de Miravalle, en Jamundí, señaló que la obra es necesaria, “pero no ahora, no hay suficiente tráfico en este momento para que lo amerite”. Y añadió que si se habla de prioridades, hay otros temas que son más álgidos, “como por ejemplo un hospital”.

“Esa vía solo se congestiona si hay un accidente y eso pasa en casi todas las vías de Cali. Con la obra que se plantea la movilidad aumentará en 15 o 20 segundos en ese tramo, y cuando ese tramo se congestiona porque hubo un accidente, la gente da la vuelta y se va por la Panamericana, pierden 20 minutos o 30 minutos, o sea que no es catastrófico”, afirmó y añadió que lo que hace falta son más vías para salir de Cali, “por ejemplo, la Avenida de los Cerros o Circunvalar, que llevamos casi 20 años hablando de ella”.

Entre tanto, habitantes del sector de la Viga - una de las zonas afectadas para el cobro de la valorización- como Jackson Melo y Silvio Escobar - manifestaron no estar de acuerdo con la obra porque impactaría negativamente la movilidad y el medio ambiente.

“Esto va a aumentar el tránsito de vehículos de Jamundí a Cali y también nos generaría mayor contaminación por las emisiones de los vehículos”, dijo Escobar y señaló que por ser una vía intermunicipal debe ejecutarse con recursos de la Nación.

El señor Melo añadió que este sector siempre ha rechazado la obra porque la construirán del puente hacia Jamundí y no hacia la Carrera 100, donde sería vital para descongestionar la Comuna 22: “¿Qué me gano con ampliar hacia abajo (hacia Jamundí) si arriba (hacia Cali) estoy embotellado? Nos preguntamos por qué nos tienen que cobrar una obra que no vamos a usar”.

El vocero de la comunidad anotó que van a solicitar una reunión con la administración caleña para buscar soluciones.

“Le lanzamos un SOS al Alcalde. Nos preocupa que siguen impartiendo licencias de construcción pero no le damos solución a la movilidad, en menos de un año nos vamos a ahogar”, añadió Melo y dijo que la comunidad ha planteado alternativas como ampliar la Panamericana hasta Jamundí, continuar la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, abrir el paso de la vía que baja de la Buitrera para que pueda salir a la Carrera 100 hacia el norte y pavimentar las vías (carreras) 146 y 160 para comunicar la Cañasgordas con la Panamericana, entre otras.

Impulso a proyecto

La ampliación de la Avenida Cañasgordas se proyectaba en $127.014 millones, que pagarían 24.325 propietarios de predios de Cali y Jamundí.

Para la Secretaría de Infraestructura Vial de Cali, el proyecto se debe seguir impulsando: “esta obra descongestionará la ciudad, es una vía que empalma con la ampliación de la Cali -Jamundí y también de la vía a Pance”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad