Pros y contras de la iniciativa del Concejo que busca que la Policía se ocupe de labores de tránsito

Noviembre 27, 2022 - 11:45 p. m. 2022-11-27 Por:
Redacción de El País.
Retenes

Actualmente hay algunos operativos que se hacen en compañía de la Policía Nacional, especialmente durante los fines de semana

Foto: José L. Guzmán / El País.

Dado que la movilidad en la ciudad se ha vuelto un caos, pues una parte de los ciudadanos no respeta las normas en las vías, ni tampoco se cuenta con el personal de guardas suficiente para hacer total control, se propuso recientemente desde el Concejo que la Policía apoye las labores de tránsito.

“Todo el mundo hace lo que se le da la gana, motos en andenes, mal parqueo, vehículos que no respetan el carril del MÍO, motociclistas sin casco y que se pasan el semáforo en rojo. Es evidente que esto sobrepasó a los agentes de tránsito, a los que irrespetan frecuentemente”, afirmó el concejal Fernando Tamayo.

Precisamente el pasado viernes una mujer, supervisora de agentes de tránsito, fue agredida en el norte de la ciudad por un infractor.

Lea además: Alumbrado navideño de Cali costará $14.000 millones este año, casi el doble de lo que costó en 2021

Además, se debe recordar que recientemente se viralizó un video en el que un hombre estaba peleando con unos agentes de tránsito en el centro de la ciudad, debido a que fue sorprendido transitando por el carril exclusivo del MÍO.

A esto, se suma que Cali no cuenta con suficientes agentes para cubrir todos los frentes de la ciudad. Actualmente, hay 588 agentes activos de 627 cargos que se tienen en planta, es decir, hay 39 vacantes que también deben ser provistas, pero según los mismos guardas la ciudad necesitan unos 1000.

Es por eso que el concejal Tamayo le solicitó al secretario de Movilidad, William Vallejo, que se permita un trabajo compartido entre el cuerpo de agentes de tránsito y la Policía, para ejercer, de manera temporal, la regulación y el control en las vías.

De acuerdo con el cabildante, la falta de refrendación del principio de autoridad genera un caos, a tal punto que la regulación vial la hacen particulares que se lucran de los semáforos dañados. “Es una anarquía que se vive. Yo invito a que se analice que haya acompañamiento de la Policía de Tránsito porque hay muchas agresiones a los agentes de tránsito. La gente no los ve con autoridad, por eso es vital el acompañamiento temporal, para poder retomar el control de la ciudad”, afirmó.

Lea también: Alarma por aumento de casos de Covid: ¿Cómo están las cifras en el Valle?

Hoy en día la Policía puede detener a conductores de vehículos por razones de seguridad u operativos, pero no puede imponer multas o sanciones por infracciones de tránsito.

Héctor Herrera, experto en seguridad, considera viable la propuesta y afirmó que con esta medida los ciudadanos tendrían una mayor sensación de seguridad en las calles y sería posible apostar por una reducción de la accidentalidad y las infracciones de las normas.

“Sería muy eficiente y muy efectivo porque vamos a tener una Policía que ejercerá funciones de tránsito, pero también tendría funciones de vigilancia, es decir, que harían requisas, pedirían antecedentes, se verificaría el estado del vehículo, etc”, dijo Herrera.

Reforzar la planta de guardas

Para otros líderes de la ciudad no tiene sentido ocupar a la Policía en labores de tránsito.

Pablo Andrés Rodríguez, presidente del Sindicato de Agentes de Tránsito, Andett, le pide dos cosas a la Administración: que se enfoquen en reforzar la seguridad, en aras de contrarrestar la delincuencia y, lo segundo, que se fortalezca la planta de guardas.

Además, agregó que: “Siempre hemos tenido el apoyo de la Policía, en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Justicia, porque después del estallido social han quedado secuelas de irrespeto hacia la autoridad. Pienso que se deben intensificar esos operativos con más personal, tanto agentes de tránsito como policías, al igual que aumentar las campañas educativas y preventivas de seguridad vial”.

De igual forma, el presidente del Concejo, Fabio Alonso Arroyave, dijo que la Policía no es la solución para resolver el problema de la intolerancia que se vive en las calles de la ciudad, pues habría que disponer de unos 500 profesionales más para que hagan las funciones de agente de tránsito “y eso cuesta”.

“Para eso mejor nombremos más agentes y trabajemos en la cultura ciudadana. Me parece que si la ciudadanía comienza a respetar las normas, las cosas mejoran, la gente no puede seguir haciendo lo que le da la gana”, dijo.

Le puede interesar: Vehículo que transportaba huevos derribó poste en la Autopista Sur de Cali

Cuestionó también el cabildante que no entiende por qué actualmente 200 funcionarios del tránsito cumplen funciones administrativas, en lugar de estar en la calle controlando el tráfico, “esta dependencia se quedó enana”, dijo.

Para Juan Camilo Cock, director de la Fundación Alvaralice, el tema se debe revisar con cuidado. Por ejemplo, “si incluir a la Policía significaría tener dos autoridades de tránsito y si eso es permitido”.

“Hay que tener cuidado de que al tener dos autoridades de tránsito no se genere la idea de que hay una de un nivel de autoridad superior (Policía) y que eso le quite aún más legitimidad y respeto al cuerpo de agentes de tránsito. Creo que, por el contrario, hay que buscar algunas estrategias que permitan que retorne a la ciudadanía el pensamiento de que los agentes de tránsito son una autoridad y hay que respetarla”, dijo.

Asimismo, recalcó que hay que hacer las cosas correctamente para que al designar un cuerpo de Policías para cumplir funciones de tránsito no se les reste capacidad operativa en sus funciones de seguridad ciudadana.

“Cali tiene un déficit de policías y, tomando en cuenta los problemas de seguridad de la capital del Valle, si se va a aumentar su número sería más prioritario asignarlos a labores de seguridad”.

Sin embargo, un miembro de la Policía de Cali afirmó que la institución está preparada para cumplir con las labores de control de tránsito y de seguridad, pero que eso lo tendría que gestionar adecuadamente la Alcaldía y la institución, para que no vayan a tener mal entendido en sus funciones y respetar también las de los agentes de tránsito.

VER COMENTARIOS