¿Por qué aún hay 180 carretillas rodando por las calles de Cali?

¿Por qué aún hay 180 carretillas rodando por las calles de Cali? 

Abril 21, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Carretillas en Cali

Presencia de carretilleros en varios puntos de Cali

Ricardo Ortegón / El País

Pese a las 798 chanas (furgones) entregadas por el Municipio de Cali en 2012 y 2017 para reemplazar las carretillas (vehículos de tracción animal), por las vías de la ciudad todavía circulan un estimado de 180 personas que se sirven de este vehículo, considerado ilegal.

Transportar escombros en carretillas es una actividad que puede ser multada por $220.824, según el Artículo 111 numeral 9 del Código Nacional de Policía. Según cifras del grupo ambiental de esta institución en Cali, en el 2018 se recuperaron 56 caballos, 25 carretillas fueron inmovilizadas y se impusieron 16 comparendos en Cali. Y en lo que va de este año, las autoridades han incautado 3 equinos y 2 carretillas fueron sacadas de circulación.

Pero la norma va mucho más allá, pues también sanciona con $441.648 a las personas que contraten estos servicios. El año pasado se les impuso comparendos a siete.

Gloria Hidalgo, presidenta del sindicato de carretilleros de Cali, aseguró que 180 carretilleros quedaron por fuera del programa, porque la Alcaldía se basó en un registro que la Secretaría de Tránsito tenía en 2005, es decir, siete años antes de iniciar el proceso en la administración de Rodrigo Guerrero y 12 antes de continuarlo en la de Maurice Armitage.

Lea también: Nuevo semáforo de la Calle 5 y otras estrategias con las que Cali le dará más vía a los peatones

De hecho, en marzo del año pasado se expidió el decreto 0087 del 2018, por el cual se daba por terminado el proceso de sustitución de los vehículos de tracción animal. Además, se ordenaba a las autoridades efectuar acciones para prohibir la circulación de los mismos “en razón de sus responsabilidades en materia de movilidad, protección de los derechos de los animales y medio ambiente”.

“Sacar ese decreto es generar un problema de violencia para la ciudad. Nosotros tenemos demandado ese decreto, se debe responder por las familias que faltan siempre y cuando cumplan con los requisitos”, manifestó Hidalgo.

A esto se suma que, hasta la fecha, la Secretaría de Movilidad no ha dado nuevos gestos que anuncien la entrega de nuevas que reemplacen la totalidad de las carretillas en la ciudad.

Marisol Obando, que lleva 27 de sus 42 años como carretillera, contó: “Hay días en el que uno no hace nada y otros, en los que se logran dos o tres viajes. Digamos que en promedio me gano $30.000 al día ($20.000 menos de lo que en promedio se gana un chanero)”.

Agregó que “por eso pedimos al alcalde Armitage que nos tenga en cuenta para salir adelante. Mire que una vez me quitaron la yegua y me tocó sacar un préstamo de $1 millón para comprar otra”.

Sin embargo, el hecho de que aún circulen carretillas genera indignación en los animalistas. Liliana Ossa, fundadora de Paz Animal, aseveró: “Uno no puede decir que porque es pobre pase encima de los derechos del otro. Los equinos que nos llegan tienen problemas por falta de alimentación y hasta algunos les hacen falta los cascos”.

De acuerdo con Uriel Fernando Ariza, gerente de la Asociación Ecoambiental de Cali, a diferencia de la capacidad de los Chanas para movilizarse por las 22 comunas de Cali, las carretillas no pueden operar a más de 2 o 3 kilómetros a la redonda de la Escombrera de la 50.

“Y mientras el carretillero labora 12 horas diarias en promedio para contar con suficientes recursos para su hogar, el chanero solo necesita alrededor de 8 horas, lo que también le otorga mayor tiempo para compartir con su familia”, explicó Uriza.

Basuras tras cierre de la Escombrera

Alrededor de 300 familias que dependen de las actividades llevadas a cabo en la Escombrera de la 50 se verían afectadas tras el cierre que busca realizar la Alcaldía de Cali antes de terminar su periodo. Hasta la fecha, alrededor de 100.000 metros cúbicos han sido enviados a destinación final.

De acuerdo con el gerente de la Asociación Ecoambiental de Cali, al no haber otra estación de transferencia en la ciudad, se incrementarían las basuras en espacio público y controlar este fenómeno sería algo sumamente arduo.

“Las empresas de aseo les resultará muy difícil esa tarea y por eso la importancia de los chaneros, que se encargan de los RCD de los domiciliarios; a la Escombrera llegan en promedio 303 metros cúbicos al día”, señaló.

Minería urbana, ¿futuro de la Escombrera?

De acuerdo con Alejandro Arias Pérez, director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales, Uaespm, tras el cierre de la Escombrera de la 50 se espera construir una planta de aprovechamiento en el corregimiento de Navarro, al sur de Cali, para reutilizar los RCD en obras futuras.

El proyecto consiste generar una economía circular en torno a los escombros y convertirlos en ecomateriales que puedan ser utilizados en cualquier tipo de construcción”, explicó el funcionario. Esto se ha ganado el nombre de minería urbana.


Un ejemplo de este procedimiento se encuentra en Premoldeados S.A.S. (antigua Premolda), dedicada a la producción de ladrillos de concreto y que se sirve de sus propios desechos para la realización de nuevos artículos.

Uno de los directivos de la empresa, Hugo Durán, aclaró “el proceso consiste en separar los residuos para determinar cuáles son aprovechables, luego se extraen contaminantes como metal o plástico para que el escombro sea triturado sin ninguna dificultad y, finalmente, se mezcla para conseguir un nuevo producto”.

De hecho, el aprovechamiento también se lleva a cabo en la Escombrera de la 50, cuando se separan los RCD que pueden ser reciclados. Por ejemplo, al mes se logra reutilizar 1 tonelada de ladrillos, 600 kg de cartón y plásticos, 700 kg de metal, 1000 kg de tubos de PVC y 600 kg de madera. Con estos materiales vendidos a empresas de construcción y afines, se logran $1.2 millones que luego se invierten en el funcionamiento de la misma estación de transferencia.

Y aunque Arias Pérez reafirmó el cierre de la Escombrera antes de finalizar el periodo del alcalde Armitage, acotó que esta no genera ningún inconveniente para la comunidad del sector siempre y cuando no se desborde como ocurrió en mayo del año pasado, cuando los residuos superaban una altura de 10 metros.

Conozca la sanción

El transporte de escombros en carretillas genera una multa de $220.824, según el Artículo 111 numeral 9 del Código Nacional de Policía.

La norma también establece que contratar carretillas es sancionable con una multa de $441.648.

Contactar las chanas

Para contratar a las chanas autorizadas para la gestión de RCD se encuentra la Línea 110 o el celular 3503521158.

Una chana puede transportar por cada viaje 1.6 metros cúbicos por viaje.

Aunque negociables , las tarifas por cada viaje oscilan entre $40 y $60 mil.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad