Piden intervención del deteriorado monumento de Las Tres Cruces

Piden intervención del deteriorado monumento de Las Tres Cruces

Enero 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Piden intervención del deteriorado monumento de Las Tres Cruces

A pesar de las rejas de seguridad, algunos acceden al monumento para escalarlo. Aunque hay policías en la zona, piden mayor vigilancia para el monumento.

Falta de mobiliario y deterioro de los alrededores opacan al emblemático monumento. Piden intervención para mejorarlo.

Mario T. Así se identificó quien dejó ‘tatuado’ su nombre sobre la parte inferior de la cruz central del monumento de la Tres Cruces de Cali. Lea también: Los monumentos de Cali, un 'homenaje' al olvido y la indiferenciaLa palabra quedó grabada tras numerosos rayones sobre la baldosa blanca que recubre los 26 metros de la figura. En esa misma cruz van quedando marcadas huellas de zapatos de algunos que se trepan a la estructura para ver mejor la ciudad o para hacerse el famoso ‘selfie’ (autorretrato). La reja que rodea al monumento no es obstáculo. Y es que mientras Cristo Rey estrena parte de su cabeza y vuelve a brillar por el mantenimiento que recibió hace algunos días, las Tres Cruces se encuentran en un lamentable estado. Vea: Conozca quién es el 'cirujano' de la representativa estatua de Cristo ReyAunque el pasado diciembre, Planeación Municipal hizo limpieza al monumento y de sus zonas aledañas, lo que concluyen visitantes y habitantes de la zona es que el deterioro es un problema crónico.Son tres mil personas las que cada sábado y domingo suben al cerro, que para muchos es el sitio favorito para practicar deporte. Un grupo de estos aficionados es el que intenta mantener en pie el gimnasio, ubicado sobre un terreno erosionado, frente al monumento. “Mucha gente, como ve que no hay presencia del Estado, ha juntado recursos para mantener las pesas y las barras. Hace poco se dañó el sitio para hacer abdominales y no se ha podido arreglar”, cuenta Carmen Salazar, comerciante del sector.Quienes venden jugos y frutas allí, habitantes de Montebello, son los que se han puesto la camiseta para mantener limpios los prados pelados y las escaleras llenas de grietas. “Tenemos turnos de aseo, porque aquí nadie sube a recoger la basura, que es mucha, porque la gente no tiene conciencia de cuidar. La última vez que se quiso poner en orden este lugar fue hace cuatro años, cuando se pavimentó el sitio donde hoy están ubicados los puestos de jugos”, aseguró Víctor Julio Cobo, comerciante en las Tres Cruces.Dicen algunos conocedores del sector que el cuidado de las zonas verdes y pintar los pocos equipamientos que hay depende de la voluntad del Comandante de Policía de turno en la estación. Los oficiales han liderado en épocas pasadas el cuidado del lugar. “Lo otro que se necesita son baterías sanitarias. Aquí no hay agua y en la estación no se presta el baño. Los árboles han tapado la visibilidad de las cruces desde la entrada vehicular, de cuando en vez se sube un señor a podarlos”, cuentan habitantes de Montebello.Eso sin contar con los problemas de seguridad, porque aunque hay auxiliares y patrulleros en los distintos puntos de entrada, no son suficientes, según algunos caminantes. “Hace poco, a una muchacha le salieron varios tipos a robarla y ella, por no dejarse, se echó a rodar cuesta abajo por la loma”.Reforestar los alrededores del cerro, explica María del Mar Mozo, directora del Dagma, es complejo debido a la propiedad de los predios. “Hay unos que pertenecen a la Arquidiócesis y se han dado en comodato a privados. El nuevo POT ha determinado esta zona como ecoparque, tenemos que analizar si como Municipio entraremos a pedir cesiones o a comprar predios. En Bataclán hemos hecho reforestación”. Para Héctor Campuzano, directivo de Corpocerros, “las lomas no se van a reforestar por obra y gracia. La zona necesita un padrino, que lleve baterías sanitarias, canecas de basura, más equipamiento para que la gente disfrute y que el cerro reciba un buen trato”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad