"Me da tristeza que piensen que hay corrupción cuando no la hay": Argemiro Cortés, gerente de Corfecali

Agosto 14, 2022 - 07:00 a. m. 2022-08-14 Por:
Francy Elena Chagüendo Azcárate / editora Cali.
Argemiro Cortés

Argemiro Cortés, gerente de Corfecali.

José Luis Guzmán / El País

Argemiro Cortés lleva un año al frente de la gerencia de Corfecali y le ha tocado enfrentar varias 'tormentas' con esta empresa que es la encargada de organizar los eventos de la ciudad, el principal, la Feria de Cali.

Por un lado, aún se recuerdan las investigaciones de los entes de control de la feria virtual del 2020, y hace unos días se conoció que 82 proveedores del evento del 2021 aún no han recibido sus respectivos pagos. 

Esto porque la interventoría, que revisa los contratos, no ha presentado su informe final a la Secretaría de Cultura para que esta le gire los recursos a Corfecali. La interventoría argumenta que una gran parte de esos contratos se hicieron sin el cumplimiento de todos los requisitos. Sin embargo, Cortés recalcó que es injusto lo que  pasa, porque que se está afectando la imagen de Corfecali insinuando que hay corrupción, cuando asegura que no es así.

¿Qué fue lo que pasó con los contratos de la feria del 2021?

Para hacer la feria se hace un contrato entre Corfecali y la Secretaría de Cultura que pone los recursos de la Alcaldía. Ese convenio se firmó el día 12 de noviembre del 2021, la demora en este proceso nos trajo algunas dificultades en términos de producción. A su vez, la Secretaría de Cultura hace un convenio con la Universidad del Valle para que haga la interventoría de esa feria.

Se realiza el evento, en medio de sus dificultades, porque el año pasado fue muy difícil y, hasta último momento, no sabíamos si se hacía o no.
El 30 de diciembre nos pagaron el 40% de lo que costó la feria del 2021. El 19 de febrero pasamos nuestro primer informe y esperábamos que máximo el 30 de marzo la interventoría iba a presentar el suyo, pero resulta que hasta la fecha esto no se ha dado y, por ende, no hemos tenido el segundo desembolso.

Me parece exagerado, desproporcionado, el tiempo que se han tomado, esa es la angustia que tenemos, en este momento la Secretaría de Cultura nos debe $6200 millones.

Lea además: El 20 % de la población joven de la ciudad está desempleada, según 'Cali Cómo Vamos'

Pero hace unos días se conocieron unas cartas de la interventoría en las que decían que la mayoría de los contratos no tenían soportes y que por ello no se habían autorizado los pagos.

Ellos nos han pedido documentos y soportes y todo lo que han solicitado se lo hemos entregado. Simplemente están revisando, lo que pasa es que son 623 contratos que se hicieron en la feria y lo revisan uno por uno. Es una interventoría muy estricta y aún no hay un informe final.

Lastimosamente son temas técnicos y burocráticos en los que nos hemos enredado y eso ha llevado a que lleven ocho meses revisando 623 contratos.

¿Por qué la interventoría toma tanto tiempo para hacer el informe final?

Es la pregunta que nos hacemos todos. Creo que cometimos un error en las formas de pago. El primer pago a Corfecali se hizo el 30 de diciembre y el 60% quedó pendiente y todo amarrado hasta que se revisaran los documentos por parte de la interventoría. Ellos dirán que hacen su trabajo, pero lo más doloroso, y por lo que les he pedido que aceleren, es que quienes están afectados son los proveedores.

En últimas este es un problema, sobre, todo de la lógica burocrática, aquí no hay corrupción, pero nos enredó y hemos afectado a 82 proveedores, a los que se les debe $5100 millones.

¿Cuándo se presentará entonces el informe final de la interventoría?

Ellos tienen plazo hasta el 26 de agosto, a partir de ese documento sí se puede mostrar el estado de la feria de 2021. Supongamos que digan, en este informe, que no hay una póliza de determinado contrato, pues seguramente nos van a descontar eso porque no se encontró y nosotros podemos apelar. Pero lo que quiero reiterar es que esto no significa que sea corrupción, los entes de control no han dicho nada.

Me da tristeza y rabia y es que se afecta la reputación de Corfecali porque la gente piensa que hay corrupción cuando no la hay, son temas administrativos porque tu puedes decir no estoy de acuerdo con esta póliza por que no cubría todo, pero eso no significa que sea corrupción.
El daño ha sido grande para Corfecali y para mí, porque la gente dice ese gerente es un bandido, eso no es cierto, nos enredados en temas administrativos y eso da pie para que políticamente algunos lo utilicen contra Corfecali, a veces pienso que hay interés en acabar a Corfecali.

Me parece injusto con la ciudad, me parece injusto con la Feria de Cali y con todos estos proveedores que trabajaron y a los que no les hemos podido cumplir.

¿Esta semana se conoció que la interventoría de la Universidad del Valle adelantó un informe, qué mostró este documento?

Sí, aspirábamos a que con este informe nos autorizaran pagos por unos $2000 millones, de los $6200 millones que estamos pendientes nos gire la Secretaría de Cultura, pero solo avalaron $170 millones.

Lea también: ¿Cuál es la solución? Mal estado de vías le ha costado demandas por $2400 millones a Cali

¿Qué ha pasado con la gente a la que se les debe tanto dinero?

La Feria de Cali costó $14.000 millones, de los cuales Corfecali ha pagado $9000 millones, la entidad cogió de su plata, de sus recursos propios y canceló ese monto, en vista de que la Secretaría de Cultura se estaba demorando.

Se le pagó a los artistas, a algunos proveedores pequeños. Estamos debiendo $5100 millones y nos da mucha vergüenza, yo me he reunido con ellos, con los proveedores, es gente que ha hecho un gran esfuerzo y me da una vergüenza que nosotros no hayamos podido cumplir.

El mismo Corfecali está en una situación muy difícil, no hemos podido cumplir con nuestros compromisos con el personal.

¿Qué alternativas quedan para superar esta situación?

Que la interventoría presente su informe final y se pongan de acuerdo con la Secretaría de Cultura porque quien está pagando los platos rotos es Corfecali. El que paga el costo político es esta entidad que venía recuperando su imagen, su prestigio y hoy volvemos a tener una imagen muy negativa, cuando es un tema netamente que tiene que ver e
s con la interventoría. Yo espero que la Alcaldía nos dé la mano y que la secretaría de Cultura tome las decisiones que tenga que tomar, pero que a Corfecali se le pague los $6200 millones que ejecutó, porque la feria se hizo.

¿Cuál es la situación financiera de Corfecali?

Es crítica. Nos tocó reducir la nómina, en la feria éramos 70 y ahora somos 17, debíamos dos meses de salario, pero hemos hecho un esfuerzo para conseguir para la nómina y, en este momento, pues se juntan dos quincenas sin poder pagar. Venimos desde hace tres meses pagando de manera retrasada porque no tenemos los recursos.

¿Cómo blindar la feria de este tipo de escándalos para que esto no vuelva a sucede?

Lo primero, lo digo como ciudadano, yo vine a prestar un servicio a la ciudad y esto ha sido angustioso y doloroso, porque mi único interés es sacar adelante a Corfecali.

Esta empresa tiene muchas debilidades porque no tiene capital de trabajo, es muy difícil depender solo de los recursos públicos, porque los recursos públicos tienen una lógica muy compleja. El modelo de contratación es demasiado enredado y hacer una feria en esas condiciones, solo trabajan con los recursos públicos, me parece que es muy riesgoso para la ciudad.

Le puede interesar: Siete localidades y varios alcaldes, así quedaría distribuida Cali desde el 2024

Entonces lo primero que hay que pensar es un modelo de sostenibilidad financiera de la feria, este es un tema que hay que mirar hacia el futuro o se reforma Corfecali o se cambia modelo. Como está hoy no está funcionando bien.

Lo segundo, es el tiempo del contrato. No puede ser que hagamos un contrato para la Feria de Cali tarde, como el año pasado que se hizo en noviembre, eso así genera dificultades para planear y contratar. El tercer punto es que la gente debe rodear la feria como un patrimonio. Cuando hay estos escándalos, se politiza la feria y no es justo, este es un evento de todos los caleños y la política debe estar al margen.

¿Cree que está en riesgo la Feria del 2022, si no tienen ustedes suficientes recursos?

No, no está en riesgo, la feria es muy potente y lo que hacemos es buscar alternativas de préstamos para pagar a los proveedores y esperar que lo más pronto posible se firmen los convenios con la Secretaría de Cultura para acelerar los procesos.

Tenemos que generar confianza a la gente, a los proveedores y a los artistas. Pero de ninguna manera la feria de este año corre peligro, feria habrá.

¿Y con qué recursos se cuenta?

La feria tiene dos fuentes básicas: recursos privados y públicos. La Alcaldía pone generalmente unos $11.000 millones. Por otro lado están los patrocinios, con empresas como Bavaria, ILV, Emcali hay por lo menos asegurados, en este momento, cerca de $700 millones. Hay compañías que están interesadas y estamos en negociación de la pauta con la feria.

Estamos haciendo gestión y en este momento podíamos decir que Corfecali, en acuerdos, tiene cerca de $4000 millones para la realización de la Feria 2022. Vamos a ver es cuánta plata va a aportar la Alcaldía, pero una vez firmado el contrato, estoy seguro que muchas empresas se van a vincular al evento.

Tenemos que genera confianza, la Feria de Cali mueve mucha gente, es un excelente negocio para la ciudad y es un excelente negocio para los patrocinadores. No le veo problema a la feria 2022, lo que sucede ahora es un tema coyuntural y lo que podemos decir es que a todos los proveedores se les pagará.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS