Más caleños optan por la vasectomía: aumentó un 33%

Más caleños optan por la vasectomía: aumentó un 33%

Mayo 15, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Vasectomía

Según un informe de Profamilia, en la región occidente, Cali es la ciudad con más intervenciones de vasectomía. El procedimiento es gratuito en todo el país, pero pocos hombres acceden a este.

Archivo El País

De todos los métodos de control natal entre los hombres, la vasectomía es el que esta ganando más popularidad y terreno entre los caleños. Solo el año pasado hubo 2097 pacientes que se sometieron a este intervención, 694 casos más que en el 2017, según cifras de Profamilia.

Esto ubica a la capital vallecaucana como la tercera ciudad del país en donde más realizan vasectomías después de Medellín y Bogotá.

“El incremento de quienes optan por este método se debe a que hay más hombres que piensan tener una vida sexual plena sin preocuparse por un embarazo no deseado”, explicó Simón Uribe, gerente regional occidente para Profamilia.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Demografía y Salud, los hombres entre los 45 y 49 años son los que más optan por la vasectomía como método anticonceptivo del resto de grupos de edades menores. De 3140 de hombres de dicha edad, 210 dijeron que se la aplicarían.

¿Pero en qué consiste la vasectomía? Jorge Eduardo Sejnaui, urólogo del Centro Médico Imbanaco, explicó que la vasectomía corta, liga y cauteriza los conductos deferentes, que son los que transportan los espermatozoides.

“El hombre sigue eyaculando, pero sin espermatozoides, que vienen directamente de la vesícula seminal y la próstata”, explicó el experto.
La intervención es completamente gratuita junto con la de la ligadura de trompas (cirugía para que la mujer no quede en embarazo).

Esto es posible luego de que fuera sancionada la Ley 1412 de 2010 que obliga al sistema de salud cubrir este tipo de procedimientos a quienes estén afiliados al régimen contributivo, subsidiado e incluso, a ninguno de los dos.

El escritor Óscar Perdomo Gamboa se realizó el procedimiento el mismo año de sancionada la Ley. “La decisión la tenía muy clara desde muchacho porque mis aspiraciones en la vida son estudiar y viajar, mas no algo que implicaba mucha responsabilidad”, explicó.

Para Andrés Julián Aguirre, usuario de Facebook de El País, la decisión de hacerse la vasectomía hay que tomarla con responsabilidad. "En especial porque a veces de joven no se quiere tener hijos y después la historia cambia. Yo lo haría después de tener mi primer hijo", dijo.
Aun hay bastante desinformación alrededor del tema. Es por eso que El País expone, junto con el urólogo Jorge Eduardo Sejnaui, una serie de mitos y realidades sobre esta cirugía que cobra cada vez más fuerza en la capital vallecaucana.

Lea también: La depresión posparto: un trauma más común de lo que se cree

REALIDAD: No evita transmisión de enfermedades

Aunque la vasectomía es el método para la anticoncepción definitiva, no asegura al hombre de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), “pues estas se encuentran en la uretra, la sangre o el semen, que viene directamente de la próstata”, según el experto.

Por ejemplo, el herpes, que se transmite cuando el área infectada entra en contacto con una membrana mucosa, como la boca o los genitales. O el VIH, que se contagia únicamente a través de las secreciones vagilanes, la sangre, el semen o la leche materna, en el caso de madre-hijo.

“Los conductos intervenidos están guardados en el escroto, es decir, están aislados de todo, entonces no tienen nada que ver con la transmisión de estas enfermedades”, precisó.

REALIDAD: Hay que ser mayor de edad para aplicar

Hay ocasiones en las que una persona que quiere practicarse la vasectomía le dicen -bien sean médicos o familiares- que un requisito es que al menos haya concebido un hijo.

Pero esto no es cierto, pues el único requisito es que el hombre sea mayor de edad y que se encuentre mentalmente sano.

Aun así, el urólogo contó: “Muchas veces me llegan pacientes que son adolescentes que están decididos a someterse a esta intervención, pero yo les digo que no se puede porque es una decisión definitiva. Y a los jóvenes le digo, casi lo mismo, pero manifestándoles que lo reflexionen con calma antes de proceder”.

MITO: Provoca un aumento de peso en el hombre

Una de las grandes mentiras, a propósito de la vasectomía, es que el hombre que decidió someterse a ella tiende a engordar, bajo la
creencia de que ocurre algo similar con los animales.

Sin embargo, a estos no se les aplica la vasectomía, sino que se les castra, lo que puede generar un aumento de peso en el animal. “La vasectomía no es castración, que consiste en el corte de los testículos, sino en un procedimiento para el no paso de los espermatozoides”, reiteró el médico.

“Además, se sigue eyaculando pero sin la presencia de los espermatozoides”.

MITO: Aumenta los riesgos de contraer cáncer de próstata

“No hay una razón fisiológica o médica para afirmar que la vasectomía aumente los riesgos de contraer el cáncer de próstata”, aseguró el doctor, quien indicó que la próstata nunca es intervenida durante el proceso, solo los conductos deferentes que transportan el semen.

Explicó que la asociación entre ese tipo de cáncer y la vasectomía empezó a cobrar vigencia cuando en el pasado hubo un histórico de pacientes que coincidían en ambas cosas, pero que esto resultó ser una mala interpretación de la información.

“El cáncer de próstata solo lo generan problemas como tabaquismo, dieta alta en grasas saturadas, obesidad o deficiencia de Vitamina D en el organismo”, aseveró Sejnaui.

MITO: Afecta de forma negativa la sexualidad

Una buena vida sexual solo la garantiza tres puntos fundamentales. Ante nada, una excelente relación con la pareja que permite que ambos se desenvuelvan de forma satisfactoria. Segundo, contar un sistema hormonal perfecto en los testículos. Y tercero, que haya una buena permeabilidad en las arterias para que la sangre llegue al pene y este tenga una erección adecuada.

“Es decir, también es un mito que la vasectomía provoque disfunción eréctil, pues esto está ligado más al flujo de la sangre. Además, en ningún momento tocamos los testículos, por lo que la producción de testosterona no se modifica”, aclaró el médico del Centro Médico Imbanaco.

REALIDAD: La vasectomía sí es reversible, pero...

La vasosoctomia, proceso para revertir el corte de los conductos deferentes, no siempre se puede aplicar en todos los hombres que se sometieron a la vasectomía.

Hay tres factores que definen el éxito del proceso, según Sejnaui. “El primero, si no han transcurrido más de cinco o siete años después de realizada la vasectomía, pues en ese tiempo el conducto proximal (el segmento más unido al testículo) tiende a sellarse y la vasosoctomia no serviría de nada -señaló el urólogo-.

Segundo, que el cirujano tenga experiencia en este tipo de procesos. “Y tercero, que se cuenten con las herramientas ideales, como una sutura muy delgada para lograr una unión muy limpia”, agregó.

Sin embargo, la vasosoctomia solo garantiza unas posibilidades de fertilidad entre el 70 % y 80 %, proceso que puede llegar a costar entre tres y cinco millones de pesos.

¿A dónde llamar?

Pese a que usted puede solicitar una vasectomía por medio de cualquier entidad de salud, puede contar más información al llamar a la:
Fundación Valle del Lili, 331 9090-Opción 1.

En la Clínica Imbanaco, al celular 3176447001.
Y en Profamilia, al 386 0001.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad