Los niños, el otro drama de los venezolanos evacuados en el norte de Cali

Los niños, el otro drama de los venezolanos evacuados en el norte de Cali

Enero 25, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País
Niños Venezolanos

Santiago con su madre, esperando que algún caleño solidario les lleve algo de comer

Raúl Palacios / El País

Mientras su mamá lo pasea en un coche por las ruinas del ferrocarril, un bebé venezolano de un año de edad trata de morder los bordes de su vehículo infantil y con gritos desesperados reclama por comida. Nadie de las al menos 50 personas que hacia las 5:30 p.m. de este viernes estaban sobre las zonas verdes y los andenes se inmuta. Para ellos, según dicen, es un panorama casi común. 

Tanto el bebé que llora como aproximadamente otros diez menores de edad reposan sobre este sector, en donde vivían en improvisados cambuches. Este viernes, tras un operativo de las autoridades, 61 personas fueron reubicadas en dos albergues temporales de la Alcaldía de Cali -de las 450 que se presumen estaban en este lugar- y 50 transportadas por Migración vía terrestre hasta Venezuela. 

El resto, ahora sin cambuches, quedó deambulando por los alrededores de la Calle 25 con Carrera 1 y Calle 26. Unos hicieron de la cruz del incendio del año 56, un tendedero de ropa y otros regaron sus colchones sobre la vía para descansar del agite de la evacuación, procedimiento que se cumplió en la mañana. 

Ni la Alcaldía de Cali, ni la Policía tienen una cifra exacta de los venezolanos que se encontraban en este lugar. De los menores tampoco se conoce mucho

Niños Venezolanos

Al menos 50 venezolanos se quedaron asentados en los alrededores de la Terminal de Transportes

Raúl Palacios / El País

El bebé de pelo rubio trata de llevarse los dedos a la boca, pero su mamá no lo deja. Tanto sus extremidades como el resto del cuerpo tiene huellas marcadas por el paso del polvo mezclado con sudor. 

"Ayer vinieron unas personas de la Alcaldía para decirnos que nos podrían llevar a albergues, pero hoy cuando empezó el desalojo ya no había más cupo para otras familias. Ahora estamos aquí sin saber qué hacer", dice Lorena Sarmiento, madre del bebé, de quien señaló su nombre es Santiago. 

Otros niños, un poco más grandes, juegan en la carrilera del tren; el grupo de 50 personas debate sobre qué hacer con cinco huevos y una libra de arroz que un motociclista les dio. Según ellos es todo lo que tienen para pasar este viernes y esperar el sábado. 

"A mi niño le encontré una sopita por ahí, pero nosotros si no hemos comido nada", señala Juan Carlos Borges, un venezolano que viajó desde Valencia con su esposa. 

Al ser consultado de por qué salir de su país para vivir casi en la indigencia respondió: "aunque usted no lo crea es mejor acá. Aquí por lo menos tenemos la esperanza de que pase alguien y nos regale $2000 con eso arreglamos la comida, pero allá no hay esperanza de nada". 

Pese a que en el grupo de 61 personas trasladadas a los albergues temporales, 30 eran niños, a la Alcaldía se le quedaron estos otros menores por fuera de ese censo. 

Ellos no entienden porqué sus cambuches fueron desmantelados, ni tampoco porqué se tienen que ir de ese lugar. "Este operativo lo hicimos por dos cosas: la situación de seguridad del sector que se venía viendo afectada por la presencia de los venezolanos y en segundo lugar por la situación y la dignidad que enfrentaban los mismos venezolanos que se encontraban aquí, como problemas de salud y venta de estupefacientes; tan solo hoy las autoridades incautaron 1200 dosis de bazuco, más de 50 armas blancas y una de fogueo", explicó el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar. 

Evacúan a venezolanos en zonas aledañas al terminal de transporte de Cali

Al menos 300 venezolanos fueron desalojados del campamento en inmediaciones de la terminald e trasnportes. 70 menores de edad y 15 nucleos familiares hacían parte de este grupo de personas. Algunas madres con sus hijos fueron trasladadas de forma voluntaria a hogares del bienestar familiar.

Juan Daniel Sánchez / Videógrafo

En ese operativo, que inició a las 7 a.m. y finalizó hacia las 4:00 p.m., hubo forcejeos y enfrentamientos con la Fuerza Pública. Al final, el espacio público en cercanías de la Terminal de Transporte quedó despejado, lo que sí no quedó claro es lo que se viene para los venezolanos que no entraron en el paquete de traslado a los refugios. 

"Alertados por la información que ustedes nos dan (El País) realizamos un recorrido y efectivamente encontramos menores venezolanos en este sector, como ministerio público hablemos con el procurador provincial y él habló con la secretaria de Bienestar Social, Carolina Campo, y están buscando una medida que permita buscar transitoriamente como darles algún apoyo, mientras pasa este mes a las familias que tienen niños", manifestó el personero de Cali, Héctor Hugo Montoya. 

Precisamente desde esa dependencia, Carolina Campo explicó que estas familias no aceptaron en primera medida el traslado al refugio temporal, donde fueron ubicadas las 61 personas trasladadas; sin embargo, dijo que buscarán alternativas para socorrerlos. 

"A las personas trasladadas se les prestara apoyo sicosocial y un auxilio de arriendo por un mes, mientras con otros organismos analizamos estrategias para su futuro", señaló la funcionaria. 

Cuando Lorena terminó de pasear a Santiago, este aún seguía llorando. Ella optó por acostarlo en lo que quedaba de una colchoneta y vencida por la impotencia le permitió que se metiera los dedos a la boca. El niño se quedó dormido mientras su estómago trataba de rugir como un león, pero con la fuerza de quien apenas tiene alientos para respirar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad