"La única forma de que Cali cambie es con educación": Armitage

"La única forma de que Cali cambie es con educación": Armitage

Mayo 07, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Maurice Armitage

Más de 8000 niños están siendo beneficiados con las intervenciones que se realizaron en los planteles educativos públicos de la zona rural de Cali.

Jorge Orozco / El País

“Desde hace muchos años los miembros de la comunidad éramos quienes hacíamos mingas con el propósito de recoger recursos y poder pintar la escuela con nuestras propias manos. Hoy, con la inversión que realizó la Alcaldía, este lugar ha quedado, no solo pintado por personas expertas, sino totalmente remodelado”, comenta emocionado Julio César Quintero, docente de sexto grado de la sede Francisco Miranda de la Institución Educativa Francisco José Miranda.

El establecimiento educativo, ubicado en la vereda La Elvira, hace parte de los 34 sedes de la zona rural de Cali que fueron entregadas este martes por la Administración Municipal en el marco del programa ‘Mi Comunidad es Escuela’.

Y es que en los pasillos, salones, canchas y demás espacios de la sede Francisco José Miranda, ya se respira otro aire, pero no el de la frescura de la neblina propia de la arborización y altura de la zona. No, la escuela huele a nuevo y está reluciente.

Sus estudiantes lo saben y por eso corren felices por los patios jugando a la rayuela o el ‘Puente está quebrado’ y disfrutando de todas la zonas que fueron intervenidas con la renovación estructural a la que fue sometida dicha sede educativa por cinco meses aproximadamente.

“Esto es increíble, antes todo estaba descuidado, los baños estaban deteriorados, los caminos no tenían señalización. Ahora, hay barandas, hay accesos para discapacitados, los juegos los remodelaron y nos construyeron un techo que nos permite pasar de un salón a otro sin mojarnos cuando llueve”, asegura Juan Camilo Mosquera, de once años y quien actualmente cursa sexto grado en la Institución Educativa Francisco José Miranda.

Lea también: Univalle abre Programa de Profesionales en Primera Infancia

Con la inversión de la Alcaldía, la escuela también “se llenó de libros”. Eso dice Danna Isabella López, quien es estudiante de segundo grado en el mismo colegio.

“A mí me encantan los cuentos de princesas y de fantasía y estoy muy feliz porque ahora tenemos muchos. El último que me leí fue ‘Niña Bonita’, también me gusta leer en mis recreos”, agrega la niña de siete años.

Entre tanto, Alba María Domínguez, rectora de la Institución Educativa Francisco Lloreda, precisa que nunca este establecimiento había tenido una inversión en su infraestructura “tan grande”.

“La sede Francisco Miranda tiene 56 años y, a pesar de que su estructura estaba muy deteriorada, esta administración la dejó nueva y la remodeló casi toda: ventanas, puertas, techos...”, afirma la rectora, quien llegó como maestra a la institución educativa desde su conformación, en el año 2002, y ha sido testigo de su transformación a lo largo del tiempo.

“Me han tocado todos los procesos en este lugar, antes eran 156 estudiantes y ahora hay 1250 en todas las seis sedes y seguimos creciendo” añade.

“Necesitamos que los niños de la zona rural de Cali se eduquen bien”
La inversión que realizó la Alcaldía de Cali en las 34 sedes educativas que fueron remodeladas, fue de $58.000 millones y, gracias a esta, más de 8.000 niños, niñas y adolescentes de la zona rural de la ciudad se están beneficiando con las nuevas instalaciones.

“Estoy plenamente convencido de que la única forma que Cali cambie es con educación. En la medida en que esta sea de calidad para nuestros niños, la ciudad va a ver la transformación dentro de diez años. Por eso, los alcaldes que vengan no tienen más opción que seguir trabajando por este proyecto al que le hemos invertido toda nuestra capacidad económica y administrativa para sacarlo adelante”, manifiesta Maurice Armitage, alcalde de Cali.

El funcionario precisa que, debido a que un 70 % de la capital del Valle es zona rural, la Administración le está apostando a que los niños que allí viven se eduquen bien. De hecho, desde hace dos décadas, no se realizaba una inversión tan importante en materia educativa en el territorio rural de la ciudad.

Por su parte, Luz Elena Azcárate, Secretaría de Educación, asegura que, a los 8073 estudiantes que están matriculados en las instituciones públicas rurales, no solo se les está cumpliendo “con infraestructura, sino con transporte escolar, alimentación y mobiliario”.

“Tenemos 8073 niños con complemento nutricional y 3139 con jornada única (a los que se les da almuerzo), para una inversión total de $11.200 millones en este cuatrienio. Además realizamos una inversión de $29.955 millones en transporte para la atención del 100 % de los niños que lo requieran en la zona rural”, concluye Azcárate.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad