¿Hay presencia del ELN en Cali y el Valle?

¿Hay presencia del ELN en Cali y el Valle?

Agosto 09, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País
Bandera del ELN

La bandera del ELN apareció en horas de la mañana del miércoles en la vía La Vorágine-Cerro de Pico de Águila, en el corregimiento de Pance, sur de Cali.

Especial para El País

Preocupados se encuentran los habitantes del corregimiento de Pance, sur de Cali, tras la aparición de una bandera del ELN en el kilómetro 3 de la vía La Vorágine-Cerro de Pico de Águila el pasado miércoles, día en que se celebró el Bicentenario de la Independencia.

“Sí hay una situación de alarma, porque hace muchos años que no pasaba algo así en el sector, cuando estaba declarado como zona roja dada la presencia de la guerrilla”, afirmó Gladys Mosquera, integrante de la Mesa Ambiental de Pance y líder del sector.

En su momento, el coronel Miguel Ángel Botía, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, informó que en la zona no se ha presentado ningún episodio de inseguridad referente a hostigamientos o choques armados.

Le puede interesar: Preocupación por enfrentamientos armados en zona rural de Jamundí

“Tenemos entendido que se trata de propaganda política de este grupo terrorista”, precisó el oficial, quien añadió que el Ejército y la Unidad Antiexplosivos de la Policía Nacional estuvieron presentes en la zona para determinar si había presencia de artefactos que fueran un riesgo para la población.

Pese a que en redes corrió la imagen de un aparato que parecía ser un explosivo pegado a un costado de donde estaba la bandera del ELN, las autoridades dieron un parte de tranquilidad, ya que aseguraron que solo se trataba de un objeto que simulaba serlo y que no implicaba ningún peligro.

Por su parte, Gladys indicó que el hallazgo de la tela es interpretado por los habitantes como un mensaje de supuesta presencia del grupo en el territorio. Sin embargo, estas especulaciones fueron desmentidas por el coronel Roger Gómez Herrera, comandante de la Tercera Brigada del Ejército Nacional, quien aseveró que en el Valle del Cauca no hay presencia del ELN, de acuerdo a información de inteligencia de las autoridades.

“Lo más cercano son dos comisiones en los alrededores del departamento. Una se encuentra en el Chocó, que llega a tener alguna influencia en el noroccidente del Valle, en especial en los municipios de El Cairo, El Dovio y Bolívar, pero se dedican más que todo a actividades de narcotráfico por los cultivos ilícitos que hay en la zona, no se trata de una presencia permanente. Y la otra comisión es de finanzas, una muy pequeña cuya locación es el municipio de Santander de Quilichao (Cauca), por lo que no alcanza a tener influencias en el Valle”, precisó Gómez Herrera.

Las más reciente alusión a un supuesto peso que tuviera el grupo insurgente en Cali tuvo lugar el pasado 5 de abril, cuando el brigadier general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, afirmó que los autores de los desórdenes de ese momento en Univalle eran “simpatizantes del ELN que están dentro de la universidad”, los cuales se habrían unido con un grupo autodenominado como ‘Juventudes del M-19’.

“Pese a la presencia de grupos de delincuencia organizada que se asemejan a pandillas más que a otra cosa, no tenemos registros ni de carteles mexicanos ni del Clan del Golfo ni de Rastrojos, etc”
Coronel Roger Gómez Herrera
Comandante de la Tercera Brigada

Aun así, el coronel Gómez Herrera insistió que no hay información oficial que confirme la presencia de una estructura que cuente con un mando organizado y cierto poder armado, lo que es muy diferente -señaló- a simpatizantes que visten capuchas o luzcan banderas alusivas al ELN.

“Puede que haya algún miliciano que haga alguna actividad proselitista, como enviar panfletos o colgar banderas, pero por inteligencia del Ejército, por inteligencia de la Policía, incluso con información de Fiscalía, podemos decir que no hay un esquema organizado del ELN en Cali ni mucho en su área metropolitana”, indicó el comandante de la Tercera Brigada.

En cuanto a lo ocurrido esta semana en el corregimiento de Pance, el oficial explicó que se trata de un hecho aislado, que no necesariamente habría sido cometido por un miembro de la guerrilla.

“El objetivo de ese tipo de acciones es -aclaró- generar temor, generar zozobra en la población. Y precisamente escogen un día como el Bicentenario de la Independencia, pues se pretende generar un impacto mayor al que realmente puede ocasionar. Es algo más dado a provocar cierta percepción de seguridad. Es, en otras palabras, un golpe de opinión”, dijo Herrera, quien además aseguró que al tratarse de hechos que se cometen en la clandestinidad y con una capacidad muy limitada, es muy difícil abrir un proceso judicial contra una persona en particular y lograr su identificación.

De todos modos, el Coronel dio un parte de tranquilidad a los habitantes de Pance al recordar la presencia del Batallón de Alta Montaña Número 3 en este sector de los Farallones de Cali.

“Ellos (los militares) no están allí de manera casual, sino de forma pemanente”, aseguró el coronel.

Enfrentamientos en Jamundí

Otra de las inquietudes de los residentes de Pance es qué relación guarda -si es que la hay- la aparición de la bandera en Pance con los recientes enfrentamientos armados que ocurrieron el pasado fin de semana en la zona rural de Jamundí.

Cabe recordar que la denuncia de estos hechos fue realizada por el personero de este municipio, Jorge Iván Mejía, quien indicó que choques armados ocurrían hasta en medio de las casas, por lo que en su momento pidió mayor presencia de las autoridades en la zona, a pesar de que en esta no reportaron ni muertos ni heridos.

Y es que de acuerdo con la Secretaría de Gobierno de Jamundí, en total fueron tres los hechos armados ocurridos en el municipio. El primero tuvo lugar en el corregimiento de San Antonio el jueves de la semana anterior y se trató de una escaramuza, episodio que estuvo acompañado por otro sucedido en la mañana del sábado en Villacolombia.

Según el jefe del despacho, Javier Antonio Sardi, “el tercero fue una explosión de un petardo de baja potencia en el costado de una parcelación en el corregimiento de Potrerito”. De hecho, fue en una carretera de esta misma locación en la que se encontraron cuatro avisos que hacían alusión a las Farc-EP, por lo que se trataría de grupos residuales de la extinta organización guerrillera.

Frente a estos hechos, el comandante de la Tercera Brigada del Ejército explicó que los hombres detrás de estas acciones son parte de una comisión armada residual, “lo que la gente conoce como disidencias”, miembros del autodenominado grupo ‘Jaime Martín’.

“Se trata de 20 sujetos dedicados, básicamente, al control del narcotráfico y de la ruta que este negocio tiene hacia el Pacífico colombiano. Ya han cometido algunos homicidios selectivos con el propósito de amedrentar a la población civil”, comentó Herrera.

“Sin embargo, esta estructura tiene una capacidad armada muy reducida -aseveró el uniformado- y es por eso que cometen acciones terroristas para dar la impresión de que cuentan con una capacidad militar mucho mayor, además de darse a conocer a través de la zozobra que generan en la comunidad”, señaló el uniformado, quien afirmó que actualmente se trabaja para dar con el paradero de estos 20 hombres que, según Inteligencia del Ejército, permanecen de civil, viven en casas y no portan armas salvo para utilizarlas en operaciones ilegales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad