Explotación minera tiene en peligro al Cerro Golondrinas, norte de Cali

Explotación minera tiene en peligro al Cerro Golondrinas, norte de Cali

Octubre 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Explotación minera tiene en peligro al Cerro Golondrinas, norte de Cali

Sedimentación. Moradores de Alto Menga enviaron estas fotos tomadas el pasado domingo durante un aguacero, donde se evidencia la erosión provocada por la deforestación del cerro. Asimismo, en la imagen inferior se puede apreciar cómo el barro afecta el sistema de drenaje.

La Corporación Autónoma del Valle del Cauca, CVC, suspendió temporalmente permiso ambiental. Vecinos dicen que contamina fuentes de agua.

Desde la Carrera 44, en el norte de la ciudad, se puede ver cómo lo que meses atrás era un bosque tropical seco, hoy es una mancha de polvo en los cerros de Chipichape.Según moradores del barrio La Campiña, el deterioro de esta zona se debe a la explotación indiscriminada de roca muerta a que está siendo sometido el cerro Golondrinas, en el norte de Cali, por lo que interpusieron una queja formal ante la CVC, que clausuró temporalmente la cantera y advirtió que, aunque es legal, debe acogerse a ciertos requerimientos debido al impacto que generó en la zona.Ante esta situación, los vecinos del sector mostraron su preocupación, pues la mina tiene permiso para explotar 25 hectáreas del cerro y dicen que de no cerrarse seguiría impactando el sector. “El problema se viene presentando desde hace dos años: tres retroexcavadoras, dos bulldozer y quince volquetas extraen el material del cerro. Primero construyeron el camino para el acceso y taponaron una fuente de agua llamada Quebrada Seca, después comenzaron a explotar el mineral. En ese proceso han afectado al menos una hectárea de bosque”, dijo Aguirre. La Asociación de Amigos y Vecinos Construyendo Comunidad de Alto Menga, Asavecom, también ha hecho denuncias por este caso. “El deterioro al que esta siendo sometida la ladera es evidente. Está afectando dos fuentes de agua y una más está en peligro, acabando con los pocos ecosistemas que hay en el lugar con riqueza de flora y fauna, como pavas, loras, iguanas, armadillos, halcones, búhos, culebras y chuchas”, denunció uno de los directivos de Asavecom. María del Carmen Mejía, técnica ambiental y moradora de Menga, afirmó que “no contentos con explotar el material cerca de una fuente de agua, el pasado 14 de agosto en horas de la mañana, procedieron a cortar el normal cauce de la fuente de hídrica y lo peor es que a 80 metros de allí hay otro riachuelo en un sector con una alta población vegetal”.Según la ambientalista, la quebrada afectada se llama El Higuerón y desemboca al río Cali, atravesando los barrios La Flora, La Campiña, El Bosque, Vipasa y La Merced (ver foto inferior).“Actualmente son tres boquetes donde están extrayendo la roca, más las vías de acceso, el daño no sólo afecta al medio ambiente sino la infraestructura de la ciudad, porque la erosión hace que caiga material de la montaña durante la época invernal, la cual se filtra en el sistema de drenaje”, dijo.Precisamente, Jorge Villegas, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa Mónica, denunció que el deterioro de la ladera hace que el sedimento del cerro baje a través de las escorrentías. “La deforestación de los cerros provoca alta carga de material que baja por nuestro sistema de drenaje”.Según la CVC, en la zona se han ejecutado actividades de vigilancia y control, donde se encontraron impactos ambientales, específicamente la contaminación e intervención de una quebrada. Ante dicha situación la Corporación suspendió la explotación de las actividades mientras se adelantan las obras para los impactos ocasionados. La CVC informó que la cantera tiene permiso de Ingeominas para explotar la mina así como licencia ambiental. La medida preventiva se sostiene hasta que la empresa explotadora realice las obras para subsanar los daños ocasionados. “En el área hay una actividad que genera pérdidas en cobertura vegetal, la cual está permitida por la licencia, sin embargo, las márgenes de los cauces no se puede intervenir y la empresa tiene que hacer unas obras de compensación. Si se siguen generando impactos la CVC podría derogar los permisos. El área otorgada para la explotación son 35 hectáreas, no obstante, hay zonas en las que no se debe hacer explotación”, dijo el funcionario de la CVC encargado del caso. El País intentó contactar en repetidas oportunidades a la empresa que explota el material, pero no fue posible obtener su versión de los hechos.Cerro de Normandía, también en la miraAyer, la Secretaría de Gobierno, en conjunto con Ingeominas y la CVC, realizó una visita técnica al sector de Altos Normandía, donde se viene generando un gran daño ecológico debido a la explotación ilegal de la Piedra Laja.“Existe un fallo en segunda instancia de una acción popular en la cual la Fundación Biodiversidad denunció el daño ecológico y es así como fue ordenada la recuperación del cerro y por ello se está haciendo un estudio técnico”, manifestó, Miriam Hellen Angarita, Inspectora Superior de Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad