Escuchar este artículo

Esto dice William Vallejo de fotomultas, velocidad y temas clave de la movilidad en Cali

Abril 18, 2021 - 07:55 a. m. 2021-04-18 Por:
 José Luis Carrillo Sarria - editor de Cali
Fotomultas en Cali

En Cali se están colocando aproximadamente 13.000 infracciones de tránsito a través de sistemas de fotodetección. La Procuraduría indicó que estas deberían cobrarse al conductor del automotor.

Raúl Palacios / El País

Aunque la pandemia del covid-19 paralizó procesos en Cali, la movilidad no puede ser uno de ellos. El parque automotor crece día a día, al igual que la piratería, y gremios económicos fuertes que generan mucho empleo en la ciudad como los taxistas y el transporte especial se encuentran nerviosos por proyectos de ley que los dejarían, según argumentan, con una lápida al cuello.

Frente a estos temas y otros se pronunció el secretario de Movilidad de Cali, William Vallejo.

¿Cuál será su gran aporte a la ciudad cuando termine su paso por la Secretaría de Movilidad, su legado por llamarlo de alguna manera?

Mi compromiso siempre ha sido con la seguridad vial y quiero crear una cultura donde se sepa que la velocidad es la quinta causa de mortalidad más alta del mundo. La segunda parte de mi legado sería Cali Inteligente, necesitamos tecnificar la movilidad y la ciudad, nuestro proyecto tecnológico principal es la semaforización inteligente.

Dénos un ejemplo...

Por ejemplo, el tráfico actuado de los semáforos, donde existen unos sensores en las intersecciones, donde si tengo un semáforo en verde en la Calle 5 pero no hay flujo, mientras que en la Carrera 44 tengo un alto volumen de carros, el sensor envía una señal y el segundo semáforo cambia a verde para descongestionar.

Lea además: Hay 153 vallas publicitarias irregulares en Cali

William Vallejo, secretario de Movilidad de Cali

William Vallejo, secretario de Movilidad de Cali.

Foto: Especial para el El País

¿Qué otros beneficios tiene este tipo de tecnología?

La idea es que a través de nuestra central de semáforos, que ya tenemos, lleguen también los reportes de Gestión del Riesgo, del Dagma.

Por ejemplo: en uno de esos informes dice que va a llover torrencialmente, entonces el operario con esa información envía alertas a tableros ubicados en sectores donde se pueden inundar las vías y les diga a las personas -ya sea por smartphones o teléfono en la vía- que no transiten a ciertas horas por dicho sector y tomen rutas alternas.

En concreto, ¿cuándo estará listo todo esto?

En mi periodo de gestión es imposible implementarlo completamente, pero queremos dejar unas bases. Por ahora tenemos un costo aproximado de $105.000 millones para realizar el 50%, que es a lo que nos comprometimos nosotros, si las cosas siguen el cronograma dejaríamos en esta Administración el 80% implementado y funcionando.

Lo mejor es que no es necesario esperar a que esté todo instalado porque podemos ir por fases, es decir, instalamos todos los semáforos de la Pasoancho, así se puede generar acciones sobre toda esa zona.

Háblenos de fechas y compromisos...

Estamos terminando de estructurar el estudio que empieza en julio de este año, con resultados doce meses después, pero no tengo que esperar, con lo que va generando el estudio y la información que tengo, se pueden empezar a implementar soluciones, porque Cali ya tiene su central semaforizada montada. Podemos decir que tengo el cerebro, pero no el cuerpo. La idea es que a partir del próximo año la ciudad pueda ver esta semaforización inteligente. Ellos son los encargados que yo le pueda decir al Alcalde que para el 31 de diciembre de 2023 se le entrega a la ciudad un sistema de semaforización inteligente al 50% como nos comprometimos. Creo que esta ciudad necesita más.

Cambiando de tema y hablando de las fotomultas, ¿la Secretaría le está imponiendo multas al dueño de los vehículos o al infractor? Esto, teniendo en cuenta que la Procuraduría denuncio presuntas irregularidades en este proceso en Cali y otras ciudades del país...

Todos los requerimientos de los entes de control se han contestado, incluyendo ese de la Procuraduría, cuando se determina la sentencia hubo un vacío de información porque no se conocía el contenido, se anuncia en febrero y en junio se da a conocer, se estudia y a partir de eso MinTransporte da unos conceptos, con estos modificamos nuestro proceso. Aquí es donde se genera la confusión, se le envía al dueño la notificación de comparendo, que viene de comparecer y explicar: “si fue él quien cometió la falta” o “no, él no fue quien manejaba”.

¿Y si el dueño del vehículo, por x o y razón, no sabía quién manejaba el vehículo cuando la fotomulta realizó la infracción?

Si se da el caso que dentro de la investigación no logro saber quién fue, tengo que exonerar al propietario del vehículo. Yo creo que el problema nunca ha sido la fotodetección per se, sino la privatización de la misma, donde entes privados se quedan con el 80% a 85% del recaudo, que no es el caso de Cali, donde recibimos el 62% y el privado se queda con el 38%, que es un convenio. Este convenio viene desde el año 97 y está vigente hasta el 2023, en el 2012 fue cuando se modificó para agregar el sistema de fotodetección. Creo que lo mejor no es castigar la tecnología, sino el método con el que se aplica, porque la tecnología se creó para salvar vidas. Se señala mucho a este sistema como corrupto, cuando es tan fácil dejar de participar en él simplemente cumpliendo las normas de tránsito.

¿Cuál es su posición frente al paro de taxistas? ¿Qué acciones se tomaron desde la Secretaría?

No es un secreto que ese proyecto de ley no solo va a golpear al gremio de taxistas, sino al transporte especial, a quienes les ha dado duro la pandemia. Nosotros hemos hecho campañas para ayudarles, dándoles mercados, los llevamos a mesas de trabajo para crear alianza con los restaurantes, por ejemplo. Por esto, creo que crear una medida para legalizar los vehículos particulares para prestar un servicio público, es una muy mala idea. Los taxistas ya pagaron un cupo, están muy endeudados, han tenido un año terrible, creo que al crear este proyecto de ley no se pensó en eso, lo anterior desde el ámbito social. Desde lo técnico, ya hay estudios que demuestran que este tipo de medidas traen a la larga más caos, más congestión, más ruido, más polución, más contaminación, más consumo de combustibles fósiles, todo lo que no se quiere tener en un país donde supuestamente apuntamos a la sostenibilidad, el transporte es lo primero que debe aportar a esto. Individualizar el transporte es de las peores ideas. Si tengo una ciudad de 2.400.000 habitantes, de los cuales el 30% tienen transporte particular, ya sea carro o moto, si con ese porcentaje ya hay quejas de trancones, cómo sería si aumentará al 50%, la ciudad sería invivible.

Hablemos de las estaciones y buses del MÍO cómo foco de contagio de covid – 19...

Las estaciones no son un foco de contagio porque son espacios abiertos y, si se cumple con las normas de bioseguridad, las posibilidades de contagio son muy bajas. Los estudios señalan que una persona, en un vehículo de transporte, utilizando tapabocas, sin comer y guardando todas las medidas, tiene una posibilidad de contagio del 0%, la única condición que no se cumple en el transporte como el MÍO, es que hay recirculación del aire. Pero si se es capaz de viajar en un pirata con cinco personas pegadas, no veo la lógica de estigmatizar el transporte masivo, los taxis y el transporte especial.

¿En qué quedó el proceso de reducción de velocidad en algunos corredores viales a 50 Km/h?

Este cambio aún no se ha aplicado, el decreto está listo, se le hicieron observaciones que no son muchas y se contestaron, es un documento que está técnicamente sustentado, pero dado las cosas ocurridas en este trimestre no hemos podido presentarlo al Alcalde, él está de acuerdo con la medida y la defiende, pero no queremos poner en el imaginario de los caleños mas información de la que ya maneja, no queremos que se vuelva una distracción frente al covid, la vacunación y la salud pública. Queremos crear una estrategia para hacer entender que esto no es una cuestión de sancionar a la gente, sino que buscamos salvar vidas.

¿Por qué se echaron para atrás con el proyecto de la recuperación de espacio de la Calle Octava?

Hubo una coyuntura donde estábamos entrando al segundo pico de contagios, el tema de la Feria Virtual, el Alumbrado Móvil. Creo que Cali es una ciudad muy difícil para trabajar, me refiero a que llevo casi 14 años trabajando en el sector público, con diferentes alcaldes, de diferentes corrientes políticas, en tres ciudades y dos países distintos, pero la dinámica social de esta ciudad es muy compleja.

La polarización está muy marcada, además de ser reactivos y viscerales, no dejamos que se ponga un proyecto ni se apruebe, somos contrarios a cualquier cosa que genere un cambio en el status quo. Por eso creo que en esta ciudad ha sido tan compleja, porque por cualquier cosa que modifique mi realidad, se convierte en un escándalo. En un futuro tal vez se pueda retomar, cuando estemos en otro contexto.

¿Qué pasó con los tachones? ¿Por qué están desinstalando algunos?

Como a muchas personas no les gustan, los rompen, los quitan, los queman o los cortan, dejando mucho material en el suelo, eso está sostenido con unos pernos, donde puedes quitar el material pero el perno queda ahí, esto puede representar un riesgo para la ciudadanía, además de que no se ve estético, así que con el Alcalde decidimos retirar los que estuvieran dañados, esto no significa que se estén quitando de manera permanente, en cuanto haya presupuesto se repondrán y los que están buenos se quedan. Nosotros fuimos muy claros en decir que sólo realizamos mantenimiento, pero no falta la persona que en redes dice otra cosa y eso es lo que se viraliza.

¿En qué avanzó durante este primer año frente a la Secretaría?

A todos nos tocó enfrentarnos con algo que nunca creímos que tendríamos que vivir, una pandemia en la que se nos cambió el guion. En primer lugar disminuyó el recaudo, la secretaría tiene tres fuentes de financiación, la primera lo que llega de los impuestos, las fuentes de destinación específica o infracciones de tránsito y obviamente los cursos, por último un pequeño porcentaje del registro automotor. Hubo meses en los que el recaudo cayó por debajo del 75%, sin embargo hubo una pequeña recuperación por la amnistía que dio el Gobierno para el pago de multas, aún así cerramos el año por debajo de los niveles normales. Por lo general, las proyecciones del porcentaje de recaudo de la Secretaría era del 103% al 105%.

La piratería
Opertivos contra transporte 'pirata' en Cali 02

¿Cuál es la realidad en cifras de la piratería?

No tenemos cifras oficiales, pero sí podemos decir que antes de la pandemia Metrocali estaba transportando en promedio 436.000 pasajeros, el transporte público colectivo 120.000 pasajeros, estas cifras se han reducido a la mitad, quitando que más o menos el 15% o 20% están en teletrabajo, nos quedamos con 200.000 viajes que probablemente tienen los piratas.

La semana pasada teníamos una mesa de trabajo con la Procuraduría, uno de los temas recurrentes siempre es la informalidad, la solución no es comparendos e inmovilización, porque cada día inmovilizamos 15 vehículos, pero siguen y cada día aumentan, mi solución sería una restricción de banda a estas aplicaciones para que no puedan operar, mi problema no es con las aplicaciones, porque puedes pedir un taxi por Cabify, eso es perfectamente legal, el problema es con los vehículos particulares prestando servicio.

Necesitamos acciones de otro nivel porque operativamente, no tenemos la capacidad de ir a inmovilizar todos los vehículos que prestan este servicio ilegal, ni infraestructura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS