El transporte 'pirata', un problema que se desborda en Cali

Escuchar este artículo

El transporte 'pirata', un problema que se desborda en Cali

Julio 10, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Transporte Pirata Piratería Informal Movilidad Tránsito

Expertos en movilidad señalan que en Cali los controles para reducir el transporte informal han decaído, por lo que los ‘piratas’, cada vez más, son la primera opción para movilizarse.

Archivo de El País

Luego de las conversaciones, de las que participaron los secretarios de Seguridad y Movilidad, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, llegó a un acuerdo con líderes del gremio de taxistas en la capital del Valle para evitar que las protestas de este miércoles se prolongaran en la ciudad.

El encuentro entre el mandatario de los caleños y los taxistas se desarrolló en los hangares 7 y 8 del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, en Palmira, donde el mismo Armitage anunció la decisión de dejar el pico y placa para este tipo de transporte público en un solo dígito, a partir del 1 de agosto.

El Alcalde le pidió a la Secretaría de Movilidad y a su cuerpo de agentes de tránsito incrementar los operativos contra este fenómeno ilegal que, asegura este gremio, impacta directamente sus ingresos.

Otro de los compromisos que asumió la Alcaldía de Cali con el gremio de los taxistas fue la entrega de 300 ‘botones de pánico’ para apoyar la seguridad de estos conductores en la ciudad. El decreto que reglamentará el uso de esos dispositivos estaría listo en dos semanas.

Detrás del plan tortuga realizado por cerca de 2000 taxistas en Cali, que generó congestiones en las vías y retrasos en los desplazamientos de los ciudadanos, hay una exigencia de este gremio para que las autoridades hagan más controles contra el transporte informal, que parece estar ganándole el pulso a las autoridades en Cali.

Al menos así lo advierten taxistas y expertos en movilidad que señalan que en las vías de la ciudad los controles a este fenómeno han decaído, lo que abrió un boquete para que los ‘piratas’ se estén consolidando, cada vez más, como una opción para movilizarse.

Estos reparos se dan luego del ‘plan tortuga’ que realizó el gremio taxista en Cali y que generó caos vehicular, durante toda la jornada del miércoles, en diferentes puntos de la ciudad.

Las cifras parecen avalar la percepción de quienes aseguran que la informalidad, tanto a través de las aplicaciones móviles como el popular ‘urbaneo’ (uso de vehículos particulares para prestar servicio público), están ganando adeptos. De acuerdo con el informe de calidad de vida 2018 del programa Cali Cómo Vamos, el uso de los vehículos ‘piratas’ por parte de los caleños se incrementó en el 2017 un punto porcentual, pues pasó del 6 % en 2016 al 7 % un año después.

A esto se suma que, según el reporte del Observatorio de Movilidad Sostenible y Seguridad Vial, el número de sanciones impuestas por informalidad disminuyó en lo que va de este año.

Entre el 1 de enero y el 8 de julio del 2019, los agentes de tránsito notificaron 1902 infracciones, mientras que en el mismo periodo del 2018 la cifra de multas alcanzó las 2716 multas, lo que representa una reducción de 814 sanciones este año.

Para Janeth Mosquera, coordinadora del Observatorio del Ciclista y el Peatón, la disminución en el número de sanciones por informalidad es solo una muestra de que “hace falta mayor control de los modos de transporte informal. Son tantas las prioridades en términos de movilidad en la ciudad, que la vigilancia del transporte ilegal ha perdido peso, y cuando se baja la guardia, lo que se espera es que el fenómeno siga aumentando”.

Mosquera, quien indicó que los operativos para controlar la informalidad deben hacerse entre agentes de tránsito y policías, para evitar agresiones, resaltó que “la autoridad de tránsito se ha deslegitimado. La gente no está dejando de usar el MÍO solamente porque haya deficiencias en el servicio, sino porque los servicios informales están muy posicionados y la gente lo está valorando. En Cali, se creció el enano”.

La analista señaló que una estrategia a la que se debe apuntar para desincentivar la oferta de vehículos ‘piratas’ es aumentar el número de dígitos al pico y placa para particulares y, al mismo tiempo, imponer el horario durante toda la jornada.

“Esto desestimula el transporte ilegal porque un carro que esté parqueado dos días a la semana no le va a servir a quienes se dedican a este tema. Esto, de paso, le pega a asuntos de congestión, de calidad del aire y apoyaría el servicio de taxis y el MÍO, que están prestando el servicio con dificultad”, afirmó.

El presidente de la Federación Nacional de Taxistas, Alberto Mendoza, aseguró que Cali ocupa el segundo lugar en oferta de transporte informal en el país, después de Medellín.

“Aquí circulan 4500 vehículos prestando transporte informal, 9500 vehículos funcionan con plataformas tecnológicas, 6800 motos prestan servicio no autorizado y también hay 800 bicitaxis. Todos esos modos de transporte nos ganan en número porque somos 16.485 taxis, tenemos que parar por pico y placa y pagar impuestos y seguros que los demás no. Necesitamos que los controles se hagan junto con la Policía”, dijo.

Ante esto, el secretario de Movilidad, William Camargo, indicó que los operativos de control a informalidad se están realizando tanto a automóviles como a motocicletas. No obstante, en cuanto a la reducción en el número de infracciones impuestas este año, señaló que desde el 2019 se generó un cambio en la conformación de los equipos encargados del control, a lo que se sumó la interinidad en el despacho -luego de la salida de Juan Carlos Orobio en febrero- y unas complicaciones en la coordinación de grúas y patios.

“Estos controles tienen dos instantes: el agente que detecta la infracción y la confirmación del pasajero de que hubo un pago por el servicio; esto es validado por un inspector que avala la inmovilización del vehículo. Para reforzar los operativos ya estamos agenciando con la Dirección de Tránsito y Transportes el acompañamiento del Cuerpo Especial para el Control de la Ilegalidad y Siniestralidad, serían 30 policías que apoyarán a los agentes”, explicó Camargo, quien señaló que en cuanto al control de los servicios que se prestan a través de plataformas tecnológicas no puede hacer mucho, dado que esto obedece a instancias nacionales, como los ministerios de las TIC y de Transporte.

El paro en Colombia

El paro de taxistas tuvo lugar en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Medellín.

En Bogotá hubo agresiones entre taxistas. Se multó a 53 conductores, junto a 35 vehículos que no contaban con el tarjetón vigente y se impusieron 90 sanciones.

Mintransporte informó que, a nivel nacional, ha inmovilizado 43.000 vehículos que prestaban servicio informal, se han suspendido 12.000 licencias por piratería y 4000 licencias se han cancelado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad