Escuchar este artículo

Colegios privados de Cali ya ofrecen alivios financieros para padres de familia

Abril 26, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Redacción El País

Otra de las estrategias que están evaluando algunos colegios privados de Cali es la de la de no subir la mensualidad de los estudiantes en el nuevo año escolar, el cual se tiene previsto que comience en agosto.

Especial para El País

Descuentos en las mensualidades, alivios financieros para quienes están atrasados en las pensiones y hasta la suspensión del cobro de transporte escolar, son algunos de las medidas que ya están siendo implementadas en varios colegios privados de Cali, debido a la emergencia del Covid-19.

Las iniciativas están encaminadas en ayudar económicamente a los padres que tienen a sus hijos estudiando en estas instituciones, debido a que los ingresos de muchos de ellos se han reducido de manera significativa desde que inició la cuarentena en el país.

Por ejemplo, en los 29 colegios de Cali que hacen parte de la Asociación de Colegios Privados y de Primera Infancia, Asocopri, se determinó suspender el cobro de los servicios escolares de transporte, alimentación y otras programas complementarios, mientras termina el aislamiento nacional.

“La parte legal nos dice que los colegios no podemos cobrar servicios no prestados, como transporte, cafetería y actividades extracurriculares”, explicó Elsy Jordán, presidenta de Asocopri.

Puede leer: Aislamiento inteligente, el nuevo modelo que comienza este lunes en Colombia

Con respecto al descuento en las mensualidades, Jordán Indicó que no se pueden tomar medidas gremiales, sino que cada rector está manejando el tema financiero en su respectivo colegio, evaluando aspectos como la condición económica de las familias, su trayectoria en los pagos, entre otros.

“Hay que tener en cuenta que los estudiantes siguen viendo las clases desde sus casas y que nosotros seguimos teniendo los mismos compromisos contractuales y operacionales con nuestra gente, por lo que nos sostenemos con las mensualidades que nos pagan los papás y no tenemos otros ingresos”, subrayó Jordán.

Viviana González, que tiene a su hijo estudiando en el Colegio Philadelphia Internacional (que hace parte de Asocopri), indicó que para los padres de familia el ahorro ha sido “muy grande” desde que se les dejó de cobrar los servicios de transporte, alimentación y programas complementarios.

“En mi caso, por ejemplo, la pensión de mi hijo bajó de $1.450.000 a casi $1.000.000, y el colegio tampoco nos cobró el servicio de transporte del mes de marzo. Además, para quienes por la crisis no tienen el dinero para cancelar la mensualidad o están retrasados en el pago de la misma, nos dieron la opción de poder llegar a un acuerdo de pago y nos dijeron que nos van a congelar los intereses moratorios”, contó Viviana.

Si usted tiene algún reclamo sobre la prestación del servicio educativo en los colegios privados de Cali, puede poner a queja a través de la página semcali.gov.co.

Entre tanto, Luis Fernando Navia, director ejecutivo del Colegio Bilingüe Lancaster, aseguró que, pese a que la estructura de costos de esta institución sigue siendo la misma, “somos conscientes de que la situación del coronavirus ha golpeado la economía de los hogares y, por esa razón, apalancándonos en el sector financiero, establecimos un descuento del 15 % en la mensualidad por pronto pago”.

“Hay que tener en cuenta que si pagaban antes del 16 cada mes, los padres ya tenían un descuento de entre el 11 % y el 21 %, dependiendo del grado del estudiante. Pero ahora, si cancelan antes de esta misma fecha, pueden ganarse un descuento adicional del 15%. Entonces, hoy por hoy, estamos cobrando cerca un 58 % de la pensión, lo que para nosotros es un esfuerzo grandísimo”, dijo Navia.

Otros colegios que han realizado descuentos a los padres de la ciudad, son el Claret, San Luis Gonzaga, Alemán, Hispanoamericano y Bennett. A su turno, los jardines infantiles, que se encuentran en una situación mucho más compleja debido al tipo de servicio que prestan, han establecido también descuentos para los padres, que les permitan seguir atendiendo sus nóminas de profesores y colaboradores.

Padres reclaman ayudas

Por su parte, Joaquín García (*), quien tiene a su hijo estudiando en el Colegio Luis Madina, aseguró que esta institución aún no han querido solidarizarse con la difícil situación económica que atraviesan algunos padres de familia.

“En el colegio de mi hijo nosotros hablamos con el rector y le solicitamos que nos hiciera un descuento en la mensualidad, pero él se negó. Esta es una institución de más de 1200 estudiantes que le ingresa demasiado dinero y que recibe ayuda de la Universidad Católica”, sostuvo García, y añadió que le está quedando muy complicado pagar la pensión porque, desde que empezó la emergencia del coronavirus, sus ingresos se han reducido en cerca un 80 % y, además, es quien responde económicamente por los cuatro miembros de su hogar.

Lea también: Casos de Covid-19 en el Valle ascienden a 841; en Colombia ya hay 5379 contagiados

El País también conoció que en carta a la rectoría del Colegio Berchmans, 376 familias firmaron para pedir un descuento de 50% en la pensión, a la cual la institución respondió el 13 de abril, con un correo comunitario, que ello no era posible, así como ningún otro descuento más que el no pago del servicio de transporte y que en cambio estaban llegando a acuerdos de pago con padres en dificultades.

Esta semana, un grupo de padres volvió a recoger firmas abogando por un descuento que esté más acorde a lo que el colegio pueda ofrecer, tal como lo han hecho otras instituciones privadas de su mismo rango.

Frente a este panorama, William Rodríguez, secretario (e) de Educación de Cali, indicó que los colegios privados tienen la autonomía institucional para seguir cobrando las mensualidades que establecieron al empezar el año lectivo, porque estos no han parado sus actividades escolares.

Por la emergencia del Covid-19, el Colegio Bilingüe Diana Oese también decidió implementar descuento del 30 %
en la mensualidad de los estudiantes.

“Asimismo, ellos tienen la libertad para decidir qué alivios financieros les pueden dar a los padres de familia a raíz de esta crisis. Lo que sí no pueden hacer es cobrar costos como el transporte, la alimentación escolar y las actividades extracurriculares, ya que los chicos están estudiando desde casa y, por lo tanto, ese servicio no se está prestando”, dijo Rodríguez.

Vale la pena resaltar que, desde que empezó la emergencia por el Covid-19, en la oficina de Control y Vigilancia de la Secretaría de Educación de Cali se han recibido 18 quejas relacionadas con la prestación del servicio en los establecimientos educativos privados. Algunas de ellas son: inconformidad por el cobro y pago del servicio educativo, bloqueo de plataformas virtuales por falta de pagos y solicitudes de subsidio para el pago del servicio educativo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS