Escuchar este artículo

Carro eléctrico con sello caleño ya rueda por las calles de la ciudad

Octubre 05, 2021 - 11:55 p. m. 2021-10-05 Por:
Redacción El País
Carro eléctrico Sena

Un KIA, de la línea Soul, modelo 2010 fue el que utilizó el Sena, seccional Valle del Cauca, para convertirle el motor a gasolina en un motor eléctrico. El proyecto duró cerca de 400 horas de trabajo.

Sena Regional Valle / Especial para El País

El Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, seccional Valle del Cauca, en un trabajo coordinado con la Universidad del Valle, logró convertir con éxito el motor de un auto que funciona con gasolina a motor eléctrico.

El vehículo, que ya está rodando por las calles de Cali, puede recorrer una distancia de 130 kilómetros con la carga completa de la batería (podrá desplazarse entre Cali y Andalucía sin ningún problema) y alcanzar una velocidad final de 110 kilómetros por hora.

En Andalucía debe volverse a cargar y para ello solo necesita conectarse a un enchufe de la energía (de 110 ó 220 voltios) por espacio de entre cuatro y seis horas).

Este importante avance tecnológico hecho en Cali es el resultado de una iniciativa desarrollada en el Centro de Diseño Tecnológico Industrial, CDTI, ubicado en El Pondaje, Distrito de Aguablanca.

¿Qué fue lo que hizo el Sena?
El trabajo consistió en desmontar toda la estructura de combustión a gasolina de un KIA Soul, para reemplazarla por un sistema eléctrico que, entre muchos elementos, incluye una batería de 27 celdas y 125 kilos y un motor eléctrico de 15 kilovatios, capaz de mover dos toneladas (esos kilovatios se pueden equiparar a un motor de 1.500 ó 1.600 centímetros cúbicos).

“Lo que hicimos fue un reacondicionamiento, que técnicamente se conoce como ‘retrofit’. Consistió en la actualización tecnológica del tren de potencia de un vehículo para volverlo eléctrico, haciendo que ganara autonomía energética y que contrarrestara la acción de gases contaminantes y el ruido, por lo que beneficia el medio ambiente”, explicó Óscar Enrique Muñoz González, instructor de Mantenimiento Mecatrónico del CDTI.

En la práctica esa tecnología no solo contribuye a cuidar el medio ambiente, sino que el propietario del vehículo queda exonerado del pico y placa y obtiene un descuento especial en el Soat.

Por su parte, Jaiber Arias Solarte, instructor del área Automotriz del CDTI, recalcó que “los motores eléctricos tienen una eficiencia superior al 80% frente a los de gasolina, pues en estos el calor, el rozamiento y otros aspectos gastan combustible, liberando gases. En los autos eléctricos toda la energía se consume sólo en la tracción del automóvil”.

Vale la pena informar que en el país ya existen empresas especializadas en hacer estas conversiones. Sin embargo, la que llevaron a cabo el Sena y la Universidad del Valle tiene algo en particular, pues los instructores y aprendices involucrados tuvieron en cuenta conceptos de ingeniería e implementaron tecnologías para hacer un vehículo eléctrico más confiable y que servirá de base para construir el prototipo ideal para Colombia.

A su turno, el profesor de la Universidad del Valle José Luis Oslinger Gutiérrez, doctor en Ingeniería e integrante del Grupo en Conversión de Energía, expresó que “junto con el enorme potencial de conocimiento generado y que se intercambió en esta experiencia, podremos hacer mediciones de movilidad, por ejemplo sobre velocidad y potencia, para validar ciclos de conducción y normas que hoy no existen en el país, pues solo existen las de Europa o las de Estados Unidos”.

Más de 80 aprendices del CDTI, quienes se forman en áreas como Soldadura, Mecatrónica, Diseño y Automotriz participaron en el proyecto que duró alrededor de 400 horas de trabajo.

La conversión de un motor a gasolina a eléctrico tiene un precio que oscila entre $28 millones y $45 millones, el valor depende del tamaño del auto.

“Para mí es una felicidad enorme haber visto nacer este proyecto y cerrarlo. Es un privilegio que me dio el Sena. Participé en muchas acciones, como modificación de cajas y baterías, modulación eléctrica y cableado. Sé que esto abrirá muchas puertas para mí y para mis compañeros”, dijo el aprendiz Jerson Camilo Díaz Martínez, de la Tecnología en Mecatrónica del CDTI.

Walter Rentería, coordinador académico del CDTI, expresó que están avanzando en la apuesta por una movilidad eléctrica en el suroccidente. “Para lograrlo contamos con un capital humano altamente calificado”, dijo.

Otros carros

Con el KIA son cuatro lo autos eléctricos que ruedan en Cali. Dos automóviles y un vehículo de transporte de carga liviana funcionan con motores eléctricos que fueron convertidos en la ciudad. “El precio para hacer el trabajo de reconversión de un auto con motor a gasolina a eléctrico oscila entre $28 millones y $45 millones”, dijo Felipe Rojas, propietario de Convercar (taller de conversión de motores de gasolina a eléctricos).

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS