Así cambiará Cali en los próximos 14 años, según lo aprobado en el nuevo POT

Así cambiará Cali en los próximos 14 años, según lo aprobado en el nuevo POT

Septiembre 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

A sanción del Alcalde de Cali pasará el proyecto, tras recibir en la noche del jueves el visto bueno del Concejo.

Ya solo falta la sanción del Alcalde de Cali para que el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que será la hoja de ruta para planificar la ciudad durante los próximos 14 años, sea una realidad.Casi a la medianoche del jueves, y tras 15 horas de debate, el Concejo de Cali aprobó la iniciativa, con 19 votos a favor y 2 en contra (de los concejales Patricia Molina y Juan Carlos Olaya). “Resultó siendo un proceso positivo para la ciudad”, indicó León Darío Espinosa, director de Planeación de Cali.Sin embargo, antes de que sea sancionado se revisará la legalidad de dos artículos: la exigencia de uso de suelo para instalar antenas y el cambio de uso de suelo de bienes de interés cultural. Javier Pachón, director Jurídico de la Alcaldía, explicó que se evaluará si es necesario objetarlos ante el Concejo. El POT se aprobó con 44 estudios pendientes, que deberán realizarse entre cuatro meses y cuatro años. Temas como las evaluaciones de riesgo por inundaciones, zonificación de amenaza por movimientos en masa, el estatuto urbano de edificación en ladera, plan de manejo de ecoparques, actualización del inventario de humedales, estudios de niveles de ruido, plan maestro y estatuto de servicios públicos, estudios relacionados con el cierre de Navarro, planes de estacionamiento, de espacio público y de equipamientos, entre otros, serán estudiados.Los estudios, según el POT, costarán $35.636 millones. "La ausencia de ellos demuestra que el nuevo POT adolece de las herramientas necesarias para hablar de una planeación real del territorio", aseguró la concejal Patricia Molina.Los proyectos estratégicos del nuevo POT cuestan $30,73 billones. Para financiarlos, el Municipio plantea obtener recursos del Gobierno Nacional, dineros de impuestos locales, plusvalía, valorización e inversiones de entidades como Emcali.Además, se crearon instrumentos de gestión de suelo, que permitirán obtener recursos como aportes por edificabilidad (que los constructores pagarán por construir más pisos) y las compensaciones por construir el segundo parqueadero en viviendas de estratos altos. Los cobros por congestión, peajes internos en vías con alto tráfico, quedaron en el POT para aplicarse a largo plazo y con aprobación del Concejo.El País presenta algunos puntos álgidos del nuevo documento.Construcción en la ladera, una realidadSe permitió que en la ladera se pueda construir bajo la figura de planes zonales. En estas tierras, que se conocen como suelos suburbanos, los desarrolladores de proyectos habitacionales podrán proponer planes de mínimo 20 hectáreas.Para ello deberán presentar ante las autoridades municipales y la CVC los estudios ambientales y de suelos que indiquen que en estas zonas es seguro edificar.La altura de los proyectos habitacionales será mínimo de cinco pisos, pero si los estudios de suelos lo avalan, se permitirán construcciones más altas.Asimismo, las nuevas urbanizaciones deberán dejar el 80 % del terreno para zonas verdes a cargo de los propietarios de los apartamentos y en el 20 % se harían las viviendas. Con ello, se busca desarrollar la ladera de manera organizada, para parar las invasiones en los cerros. A zonas como Chipichape, Montebello, Normandía y La Buitrera les aplicaría esta norma. La CVC indicó que en las laderas se podrá urbanizar, pero la densificación debe ser baja.Gremios como la Sociedad Colombiana de Arquitectos, seccional Valle, indicaron que 60.000 familias viven en los cerros en tugurios y por ello recomendaron permitir la construcción legal.Ciudadela CaliDa se construirá en NavarroEl artículo sobre la construcción en Navarro fue duramente cuestionado por la concejal Patricia Molina, quien trajo a colación la advertencia de la Universidad del Valle sobre los riesgos de urbanizar en la zona por presencia de sustancias contaminantes, producto de la descomposición de basura que se almacenó allí por 40 años, así como por la presencia de aguas subterráneas.Sin embargo, el artículo fue aprobado con quince votos a favor y cuatro en contra, siendo el apartado con más votos negativos en la primer jornada del día. Los votos en contra fueron de los concejales Patricia Molina, Audrey Toro, Michel Maya y Juan Carlos Olaya.El personero municipal, Andrés Santamaría, se opuso a la aprobación de la urbanización de Navarro por la presencia de acuíferos y humedales y por ser zona de amortiguamiento del río Cauca. Dijo que los terrenos deberían ser una gran reserva ecológica municipal.Pero al final la Ecociudad Navarro se aprobó. En ella se propone construir en 400 hectáreas de las 1.300 que hay en el corregimiento. Entre ellos se levantará la ciudadela CaliDa, que tendrá 6.000 apartamentos, proyecto cuyos estudios se realizan actualmente en la Alcaldía. El lunes de esta semana se puso en funcionamiento la planta de tratamiento de lixiviados (líquidos producto de la descomposición de basuras) que se almacenan en Navarro, con lo cual se culmina el cierre técnico y definitivo del antiguo basuro.San Antonio preservará su uso residencialCon 19 votos a favor se aprobó el artículo 124, que permite la predominancia del uso residencial del barrio San Antonio, uno de los más tradicionales de Cali.Con esto se legalizarán los restaurantes que existen en el barrio y se frena el desarrollo de más negocios. Además, los negocios actuales deben cumplir con esquemas de aislamiento de ruido.Los nuevos establecimientos comerciales que se abran en el barrio sólo podrán ocupar un 25% del inmueble y el 75% restante debe preservar su uso residencial.De acuerdo con el artículo, entre las actividades permitidas están la venta de víveres, productos lácteos, productos cárnicos, farmacias, venta de artesanías, artículos culturales o de entretenimiento y restaurantes sin presentaciones de bandas u orquestas que perturben los niveles de ruido.Por ser una zona patrimonial, está prohibida la demolición o alteración de las casas antiguas tanto en San Antonio, como en los barrios San Cayetano y San Bosco, que tendrán la misma vocación.Los vecinos del barrio adelantaron una dura campaña ciudadana este año, pegando carteles con el mensaje "San Antonio Residencial" en varias casas del sector, para exigirle a la Alcaldía que no propusiera el uso mixto de esta zona de Cali.El MÍO, prioridadEl MÍO seguirá siendo el sistema de transporte público de pasajeros urbano y se priorizará el desarrollo de infraestructura asociada, como vías troncales, estaciones y terminales. Se fortalecerán redes peatonales, que buscan ampliar andenes en zonas como el centro, Tequendama y Universidades, y ampliar ciclorrutas y bicicarriles. Un año tendrá la Alcaldía para adoptar un plan maestro de estacionamientos y la creación de zonas amarillas para taxis.Habrá Ptar en el sur de CaliSe aprobó el Plan Maestro de Servicios Públicos, que busca regular el crecimiento de la ciudad en esta materia, es decir, el desarrollo de energía, acueducto, alcantarillado, telecomunicaciones, aseo y gas que se debe realizar antes de dos años.Este apartado también autoriza la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas residuales en el sur, en el corredor Cali - Jamundí, y el drenaje de la Comuna 22, que tiene problemas de inundaciones.Se creará el parque ambiental y tecnológico de gestión de residuos sólidos que quedará en el corregimiento de Navarro, cerca del antiguo basuro.Asimismo, se estableció que Cali tendrá seis estaciones de transferencia de escombros y cuatro lotes serían las escombreras autorizadas en la ciudad, en sectores que fueron canteras como Manresa Rocales y Piamonte. Las estaciones de transferencia de escombros quedarán en la zona industrial del barrio Porvenir, zona de Fepicol, cerca a Puerto Mallarino.Restricción a la instalación de antenasLa restricción para la instalación de antenas de telecomunicaciones en la ciudad aumentó de 200 a 250 metros entre cada torre, según aprobaron los concejales.El artículo 197 del POT tardó en ser debatido casi dos horas. Según lo aprobado, habría que desmontar 17 torres de las 85 que hay en la ciudad, las cuales soportan 400 antenas.Al respecto, el concejal Roy Barreras dijo que es un error disminuir el número de torres, pues se deberá aumentar la potencia de las que quedarán, lo cual generaría más daño.La concejal Patricia Molina dijo que más allá del debate sobre el impacto a la salud. que presuntamente ocasiona vivir cerca a las antenas, lo que se debe tener en cuenta es el permiso del uso del suelo para la instalación de las mismas.Al respecto, León Darío Espinosa, director de Planeación, dijo que hablará con la Dirección Jurídica para objetar ese artículo. Voceros del gremio de los operadores celulares rechazaron que se limite la instalación de infraestructura en telecomunicaciones.En agosto pasado, el representente de la Comisión de Regulación de comunicaciones, Juan Manuel Wilches, advirtió que las restricciones a las torres de antenas en el POT afectarán la cobertura de telefonía celular hasta del 70% de la ciudad.AntejardinesSe permitirán escaleras en antejardines, pero en predios con un área de terreno menor a 80 metros. También estarán permitidas las escaleras que ya están construidas en las viviendas de la ciudad. Este apartado fue votado a favor por los 21 concejales.No se aceptará el parqueo de vehículos en antejardines con menos de cinco metros. Para negocios, se permitirá poner mesas y sillas que se puedan retirar, así como toldos y sombrillas móviles.También se acepta la publicidad exterior en vallas, mupis y pantallas electrónicas, pero se deberá presentar un nuevo acuerdo para reglamentar la publicidad exterior visual. Se prohíben las vallas en los cerros, cerca a la Base Aérea, en los bienes patrimoniales y en los separadores viales. Corredor verdeSe aprobó el artículo 250 con el que se pretende aumentar el espacio público para la ciudad. El Corredor Verde es el proyecto de renovación urbana del corredor férreo que tendrá ciclorrutas, andenes y una vía para el transporte masivo urbano que podría implementarse con buses eléctricos o tren ligero. Allí también quedarán equipamientos como parques y centros de eventos.Se priorizarán los proyectos ubicados en áreas con mayor déficit de espacio público. Entre ellos están el Parque Lineal de la calle 70, el aeroparque Marco Fidel Suárez, el parque urbano Villanueva, los cinturones ecológicos de Navarro y Aguablanca, el parque lineal Ciudad Córdoba y los corredores ambientales de las Aguas del Sur y los ríos Cauca, Cali, Cañaveralejo, Meléndez, Lili y Pance.Crecimiento urbanoEl POT de los próximos 14 años permitirá que casas de uno y dos pisos se conviertan en edificios de apartamentos en cuatro zonas de la ciudad.Esto con la aprobación de los artículos 283 a 293 sobre áreas de densificación que están divididos en ejes. El eje de la calle 25 comprende los barrios Primitivo Crespo, Las Acacias, Santa Elena, El jardín, San Cristóbal, San Judas, La Independencia y Guabal.En el oriente se permitirá en los barrios Saavedra Galindo, Rafael Uribe, Santa Mónica Popular, Maracaibo y Villas del Sur. También comprende el eje de la calle 13 que abarca los barrios Guayaquil, Bretaña, Alameda, Colseguros, Olímpico, Departamental y La Selva. Y en los barrios Chapinero, El Troncal y Villa Colombia de la zona industrial.CentralidadesSiete clases de centralidades tendrá la ciudad. Una centralidad es una zona que concentra una misma clase de uso de suelo. Son: empresarial (uso de oficinas y centros de negocio. Están en Chipichape, Tequendama, Lili, Centro); usos asociados a la vivienda (comercial en pequeña escala, como Julio Rincón, Aguablanca y Santa Rosa), de servicios del automóvil (venta de repuestos y talleres como San Bosco y Terminal de Transportes), de servicios industriales (como San Nicolás y el Distrito de Tecnología Limpia en el corredor Cali-Jamundí), industriales (barrio Industrial y cercanías a las bodegas del ferrocarril), de abastecimiento (zonas de galerías como Santa Elena, La Floresta, Alameda, La Floresta, Porvenir, Siloé y Alfonso López) y de grandes equipamientos (asociadas a zonas cercanas al Estadio y las Canchas Panamericanas, la Unidad Deportiva Alberto Galindo y las universidades del Sur).Parques podrán tener uso comercialEn parques de áreas amplias se permitirá la existencia de actividades económicas, previa autorización de un comité y con un pago con destino al Fondo de Espacio Público.Así quedó aprobado en el artículo 262 del POT, teniendo en cuenta que en varios sitios de la ciudad esta situación es una realidad. Sin embargo, hay restricciones y por ello se deberá acoger el Plan Maestro de Espacio Público.Igualmente, se determina que la ocupación tendrá un máximo de espacio o metros para su ubicación, sin que se obstaculicen los senderos peatonales y las zonas verdes de los parques.Para poder otorgarse este permiso, se requiere la mitigación de impactos, horarios, mobiliarios y contar con permisos sanitarios. Este aprovechamiento debe salvaguardar el libre tránsito y el libre uso y goce.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad