Anuncian controles contra 'food trucks' ubicados en parques de Cali

Escuchar este artículo

Anuncian controles contra 'food trucks' ubicados en parques de Cali

Noviembre 04, 2017 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País 
Carros de comida

Durante este año el número de camiones de comida del Parque de la Calle 64N se elevó de uno a ocho. Se estima que en el Parque de El Ingenio hay 28 ‘food trucks’ y 14 puestos cholados. Estos últimos, son los que más generan contaminación.

Jorge Orozco / El País

Malos olores, basuras, inseguridad e invasión del espacio público son algunas de las quejas que los habitantes de los barrios La Flora y El Ingenio denuncian ante la propagación de ‘food trucks’ o camiones de comida y vendedores ambulantes que se instalan en los alrededores de los principales parques y zonas verdes de los sectores residenciales.

Para Germán Ramírez, presidente de la JAC del barrio La Flora y edil de la Comuna 2, este es un problema de nunca acabar que se ha convertido en un dolor de cabeza para los residentes.

“Hace unos años en el Parque La Flora teníamos una excesiva presencia de consumidores de estupefacientes, personas inescrupulosas que practicaban sexo y claramente se había despertado la inseguridad. Eso lo logramos combatir con una propuesta de deporte interesante que logró que la gente se apropiara del espacio y ahuyentara a estos actores. Sin embargo, el gran número de asistentes en el parque llamó la atención de los vendedores de comida, y con ellos llegó otra lista de incomodidades. Esta es una eterna lucha”, manifestó el edil.

Según Ramírez, esta problemática empezó a desplazarse, desde inicios de este año, al parque que se ubica en la Calle 64N entre avenidas 5B y 4B, zona verde del barrio La Flora que está rodeada por al menos siete unidades residenciales que firmaron una denuncia formal ante la Secretaría de Seguridad y Justicia y que describe que:

“Esta situación genera invasión del espacio, dentro del prado ubican silletería lo cual ocasiona daños e interrumpe el paso de las personas que realizan ejercicio. Incluso, los vehículos se estacionan en sentido contrario a la vía infringiendo las normas de tránsito... ”, dice el documento.

Para Leidy Osorio, vendedora del ‘food truck’ de comidas rápidas más antiguo que se ubica en este parque, muchas de estas denuncias son pretenciosas e inexactas.

“Cuando nosotros llegamos aquí, hace cinco años, había mucha presencia de consumidores de droga. Mi hermano, que es el dueño del negocio, empezó a hablar con ellos y a pedirles que por favor respetaran el espacio y ellos dejaron de frecuentar el lugar. Incluso, hay mucha gente que nos ha dicho que nuestra presencia le da vida y seguridad al parque. No creo que estemos haciendo nada malo, solo queremos trabajar”, aseveró la mujer.

A su opinión también se suma la voz de Luis Arango, propietario de un ‘food truck’ del Parque de El Ingenio, una de las zonas verdes más impactada por la presencia de vendedores ambulantes en el sur de Cali.

“A mí me gustaría que las JAC se tomaran el trabajo de pensar en la gran cantidad de familias que viven de esto. En últimas, si nos tenemos que ir, pues nosotros nos vamos, pero esa familia que se va de aquí va a poner su negocio en otro lugar. Es que el problema no somos nosotros, el problema es que no existe un orden para hacer las cosas. Aquí nunca nadie ha venido a decir: ‘queremos hablar con un representante para solucionar’, solo acusaciones y denuncias paradójicas. Qué bueno sería que las partes pensaran en conciliar, pero eso no pasa”, dijo.

Asimismo, opinó José Edwar Hinestroza, deportista que frecuenta el Parque del Ingenio hace un año.

“Mire que a nosotros no nos molesta mucho la presencia de los vendedores, no es que nosotros queramos que se vayan. Lo que sí nos gustaría es que haya una regulación. Aquí en el parque hay una parte organizada y otra que no tanto. Si de pronto les indican a ellos una zona determinada para trabajar, que no interrumpa o se meta en el espacio de los deportistas y que todos vivamos bajo unas estrictas normas de convivencia y respeto, sería mucho mejor”, señaló el joven.

Por su parte Samir Jalil, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Seguridad y Justicia Municipal, afirmó que la dependencia es consciente de la situación y se encuentra realizando un trabajo conjunto con la Policía y los organismos de control para establecer una reglamentación del uso del espacio público.

“Se van a comenzar a hacer unos trabajos de organización y control. El objetivo es reglamentar a los vendedores informales de manera que se establezcan unas normas. Esto se haría en compañía con la Secretaría de Salud, Secretaría de Movilidad y Dagma para que haya unas reglas de juego claras: saber en qué sitios, en qué horarios, con qué características y bajo qué condiciones deben funcionar estos vehículos”, dijo el Subsecretario.

Finalmente el funcionario indicó que este acuerdo fue aprobado para finales de septiembre de este año y se tienen seis meses para crear la reglamentación. Se espera que para febrero de 2018 ya esté lista la convocatoria pública para que los ‘food trucks’ formalicen su actividad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad