Ante inseguridad, taxistas piden que 'bombillo de pánico' sea obligatorio

Marzo 29, 2022 - 11:55 p. m. 2022-03-29 Por:
Redacción de El País
Los taxistas de Cali piden garantías de seguridad

Los taxistas de Cali piden garantías de seguridad frente a los dos hechos de delincuencia, en el que las víctimas fueron atacadas con arma blanca.

Foto: Archivo de El País

Integrantes del gremio de los taxistas de Cali le exigen al Gobierno departamental mayores estrategias de seguridad y la reglamentación obligatoria del bombillo de pánico, todo esto ante los repetitivos asaltos a conductores que este mes han dejado a un conductor asesinado y otro herido.

“Solicitamos al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, y al secretario de seguridad, Carlos Soler, que se comprometan con voluntad política de modificación del decreto del bombillo de pánico o de emergencia, tema que se había adelantado con el exalcalde Maurice Armitage como un decreto voluntario que no ha servido para nada”, afirmó Johnny Rangel, director de La Mancha Amarilla, programa radial cívico social de los taxistas.

Además, enfatizó que lo que se busca con la instalación del bombillo de pánico es brindar una herramienta de seguridad para los taxistas, ya que hace la función de alertar a la ciudadanía y a las autoridades sobre posibles hechos de inseguridad.

“Si esto no es obligatorio, no va a pasar nada. Es lo mismo que sucede con el cinturón de seguridad. Estamos en una cultura en la que todo debe ser casi forzado, porque a pesar de que el cinturón salva la vida a quienes van manejando, tiene que ser exigido por la ley para que las personas lo utilicen”.

Lea aquí: ¿Qué ha desatado la violencia en los colegios de Cali, tras el retorno a clases?

Los taxistas de Cali piden garantías de seguridad

Integrantes del gremio de los taxistas de Cali le exigen al Gobierno departamental mayores estrategias de seguridad.

Foto: Archivo de El País

Según los taxistas, la ciudad se ha vuelto blanco de delincuentes en zonas como el Distrito de Aguablanca, el sector de Cuatro Esquinas, el barrio Potrero Grande, Floralia, Charco Azul, Decepaz, Las Orquídeas, Puerta del Sol y Calima.

El caso más reciente que alertó al gremio se presentó el pasado sábado 26 de marzo en el barrio Calima, ubicado al norte de Cali. En esa madrugada una pareja abordó un vehículo tipo taxi y habrían intimidado al conductor con armas cortopunzantes. Ante la resistencia de la víctima, los delincuentes le ocasionaron dos lesiones y, posteriormente, intentaron huir del lugar de los hechos.

Gracias a una rápida acción de las autoridades el hombre y la mujer fueron capturados y, a su vez, incautadas las armas con las que habrían atacado y herido al taxista, víctima del hurto.

De acuerdo con Rangel, este hecho se habría producido bajo la modalidad de engaño: “En estos casos que se registraron en los últimos días estarían involucradas varias mujeres, pues algunas se están prestando para aparentar que tomarán solas el taxi, pero cuando el vehículo se detiene aparece un hombre que en muchas ocasiones está escondido y terminan amenazando al conductor con un arma blanca para hurtarle sus pertenencias”.

Otro caso similar se registró en el sector de Los Mangos, sobre la Avenida Ciudad de Cali, al oriente de la ciudad. Esta vez las consecuencias fueron mucho más graves porque fue asesinado un taxista, quien habría sido atacado por dos personas en un intento de robo.

La víctima, identificada como Julio Fernando Rivas de 35 años, fue apuñalado varias veces con un arma blanca. Aunque fue trasladado al Hospital Carlos Holmes Trujillo, el hombre falleció por la gravedad de sus heridas.

Frente a esa situación, Harold Guerrero, líder del gremio de taxistas, enfatizó que “lo que pedimos es que se refuerce también el Plan de Taxi Doble Vía durante toda la noche y en sitios estratégicos como lo son las comunas 13, 15 y 21, además de la parte de ladera, que son lugares en donde nos hemos visto afectados”.

El Plan Taxi Doble Vía tiene el propósito de atender los requerimientos de los conductores a través de una red de apoyo efectuada por la Policía, en la que se envían patrullas a la zona donde los conductores reportan delitos.

Adicionalmente, Guerrero hizo un llamado a la Secretaría de Seguridad y Justicia para que se haga un control de los taxis que se encuentran en funcionamiento en la ciudad, y así coordinar la ubicación de puntos estratégicos en donde los conductores puedan acudir cuando se sientan en peligro, todo con el fin de que las autoridades tengan reacción inmediata.

De acuerdo con la Policía, en la actualidad el gremio cuenta con un frente de seguridad conformado por algunas empresas de taxis, y aproximadamente 9600 conductores están conectados por diferentes medios como las centrales de radio, grupos de WhatsApp y radio teléfonos, que cubren toda la ciudad y el área metropolitana en municipios como Jamundí, Candelaria y Yumbo.

Además de esta estrategia, se han organizado conversatorios de seguridad por medio del programa La Mancha Amarilla los días martes. A estos espacios asisten los comandantes de Policía para interactuar con el gremio y resolver dudas que surjan sobre cómo actuar en caso de estar en situación de peligro.

VER COMENTARIOS