Escuchar este artículo

Actualización de la red de acueducto de Cali costará $198.658 millones

Agosto 08, 2020 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País
Obras de Emcali

Entre los proyectos para los que se solicitó comprometer vigencias futuras se cuenta la reposición de redes de acueducto y alcantarillado en barrios donde las tuberías son vetustas. En total, Emcali contará con $198.658 para todo el paquete de obras.

Jorge Orozco - El País

Mejorar la captación y suministro de agua para los suscriptores del centro y el oeste de Cali y construir un módulo del sistema de filtración de lecho del río Cauca son dos de los proyectos para los que el Municipio y Emcali lograron la apropiación de $198.658 millones en vigencias futuras ordinarias y excepcionales, con los cuales se espera mejorar la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado en la ciudad.

En total son once los convenios interadministrativos para los que se comprometerán los recursos hasta el 2023. Actualmente, de dichos convenios que se deben establecer entre ambas entidades hay firmados cinco, mientras que otros seis están pendientes por formalizar.

Esto, luego que la Comisión de Presupuesto del Concejo aprobara la solicitud esta semana. Ahora el Municipio, a través de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaespm, podrá entablar el nuevo convenio para ejecutar los proyectos con Emcali y liberar los recursos.

“Las vigencias estarían soportando un gran plan que permitiría cumplir con el objetivo de reducir las pérdidas en algunos sectores, de mejorar el control y detección de las pérdidas y, además, van enfocadas a renovar la infraestructura para mejorar la tarifa al usuario”, aseguró Juan Diego Flórez, gerente general de Emcali.

Lea además: Cali tendrá intervenciones especiales en sus comunas para combatir la criminalidad

¿En qué se invertirán los recursos?

Las vigencias futuras comprenden únicamente proyectos de la línea de acueducto y alcantarillado, y están relacionados con reposición de redes, nuevas fuentes de captación de agua y la optimización de sistemas hidráulicos para mejorar la depuración de aguas residuales y lluvia para prevenir anegaciones en sectores críticos.

En cuanto al proyecto de aducción de la planta de tratamiento de agua potable de San Antonio, el gerente de Emcali, Juan Diego Flórez, explicó que este es un proceso que fue contratado en octubre del año pasado con el Consorcio Aducción Río Cali compuesto por (OHL y Guinovart). La obra consiste en hacer un túnel de 1,7 kilómetros que captaría agua desde la parte alta del río Cali y pasaría por debajo de los barrios de la Comuna 2 hasta llegar a la planta de tratamiento.

“Sin iniciar el contrato, el contratista ha solicitado que se le adicionen $10.000 millones por mayor permanencia en obra; esto nos llama mucho la atención porque ni siquiera hemos puesto la primera piedra. El contratista también ha solicitado una reclamación por falta de un estudio geológico que no permitió determinar cuál era el mejor rendimiento en excavación para poder hacer el túnel. Eso ha generado que si bien el contrato costaba $30.000 millones, hoy, por las exigencias del contratista, va en $50.000 millones”, aseguró Flórez.

Cabe anotar que para este proyecto ya se habían solicitado vigencias futuras excepcionales correspondientes al presente año y se reprogramaron vigencias futuras ordinarias del 2021. En principio, esta intervención tenía un costo de $34.194 millones y se estima se verían beneficiadas 780.000 personas, especialmente en el centro y el oeste de la ciudad.

El plan maestro de alcantarillado y acueducto es otro de los procesos para el cual se solicitaron vigencias futuras, pues su costo asciende a $30.599 millones. Este consiste en la elaboración de redes y sistemas de acueducto y alcantarillado sanitario y pluvial para mejorar la depuración desde los puntos de captación hasta los de disposición de aguas servidas y aguas lluvias.

De acuerdo con Flórez, la última versión de un plan maestro de este tipo data del año 1995. “Por eso se necesita estudiar para los próximos 30 años tanto las fuentes y las capacidades necesarias para proyectar nuestra ciudad en las once zonas de expansión que se necesitan, para darle un norte en inversión a la compañía. Esto es clave para la planeación estratégica de la empresa”, puntualizó Flórez.

Inversión en los barrios

De la mano de estos macroproyectos también se estiman pequeñas inversiones en la optimización de las redes de distribución de agua en ciertos sectores de la ciudad. Ese es el caso de barrios como El Lido, Colseguros, Saavedra Galindo, Puerto Mallarino y Simón Bolívar donde se optimizarán 39.813 metros de las redes de acueducto vetustas que hay actualmente, con lo que se daría solución a eventuales complicaciones que haya con el suministro de agua para 23.764 personas que residen en estos sectores. En total, para estos trabajos se destinarían $9570 millones.

Entre tanto, en los barrios Siete de Agosto, Rafael Uribe Uribe y San Cayetano se estima invertir $6458 millones para mejorar el servicio a 11.529 personas, de acuerdo con los cálculos del director de la Uaespm, Marco Vera.

“Esto va a mejorar las condiciones operativas del sistema y la reducción de los índices de pérdidas, pues la idea es hacer la reposición de redes, válvulas y conexiones domiciliarias. Esto también va a ayudar a disminuir el índice de daños en estos sectores y a reducir los costos para la empresa”, aseguró Vera.

Otra de las apuestas de inversión es la conformación de sectores hidráulicos en la red baja oriental del sistema de distribución de agua potable.

Esto, según indicó el Director de la Uaespm, consiste en la sectorización de redes de distribución de agua para mitigar el impacto ambiental que genera la pérdida del recurso por fugas en la distribución, pues en este sector las pérdidas rozan el 60 %; asimismo, se pondría coto a las conexiones fraudulentas, dado que el año pasado Emcali detectó 1072 servicios directos que, debido a conexiones inadecuadas en la red, ocasionan perdidas comerciales y técnicas a la empresa. Según los cálculos de Vera, 300.000 personas que residen en el oriente de la ciudad y son clientes de Emcali se verían beneficiadas una vez se consolide este sistema, que tendría un costo de $12.277 millones.

Captación de lecho del río

Sin embargo, uno de los proyectos más llamativos para los que se lograron recursos es la construcción de un módulo para captar agua del río Cauca por medio de la filtración del lecho, que ha sido impulsado por el Instituto Cinara de la Universidad del Valle como una fuente alternativa de obtención y de agua con menor impacto en infraestructura. Aunque en el 2018 se estimó que ejecutar por un valor de $21.915 millones, un año más tarde y luego de realizar análisis técnicos y presupuestales su costo se elevó a $32.776 millones. Por esto, hoy se están buscando apropiar vigencias futuras ordinarias de los años 2021, 2022 y 2023 para llevarlo a cabo.

“Esto lo que hará es mejorar la calidad del agua que se toma para que el tratamiento con químicos sea menor, pues la filtración podría reducir la turbiedad del agua con la que viene el río Cauca y que entra a la planta Río Cauca”, indicó Flórez.

Al respecto, el concejal Roberto Rodríguez señaló que varios de los proyectos para los que se solicitaron recursos tienen problemas y se están tornando inviables, debido a fallas en la planeación.

“Hay cuatro proyectos que se trataron de iniciar -en la pasada administración- y hoy tenemos un fracaso de $180.000 millones, pues la optimización de la PTAR fue un contrato fracasado, el plan maestro tocó cerrarlo, el módulo del lecho del río también tocó cerrarlo; y a hora resulta que el contratista a cargo de la línea de aducción de San Antonio, que no ha hecho absolutamente nada, ya está pidiendo una adición de $10.000 millones porque cree que la pandemia le está causando mayor permanencia”, dijo.

Por su parte, el cabildante Fabio Aroyave señaló que si bien las obras planteadas por la Alcaldía y Emcali son relevantes para sacar a la ciudad del atraso en infraestructura de acueducto y alcantarillado en el que se encuentra, es igualmente importante procurar que los procesos contractuales sean rigurosos.

“Necesitamos contar con las obras en el menor tiempo posible, mirar obras con calidad, a buen costo, con durabilidad, que se lleven a cabo en proceso de selección sean de acuerdo a la ley y que los contratistas sean idóneos”, expresó Arroyave.

Otras inversiones

Con las vigencias futuras aprobadas se plantea la optimización de 7 kilómetros de la red de alcantarillado en el barrio San Luis. Para esto, se estima una inversión de $18.523 millones.

En el barrio San Carlos se aspira a hacer la reposición de interceptores sanitarios, lo que ayudaría a generar mayor control de las aguas residuales en ese sector de Cali. Esa intervención tendría un costo de $22.711 millones.

De igual forma, se proyecta invertir $27.689 millones para realizar la segunda fase del centro de control maestro de acueducto y alcantarillado, que sería un sitio de almacenamiento de información y datos de todo que pasa en la red de la ciudad, tanto en presiones, caudales de los afluentes y capacidad de operación de los equipos. Esta infraestructura se estima podría completarse en 30 meses.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS