El colmo del abandono

Agosto 11, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

Tan preocupante como el abandono en que se encuentran algunos bienes públicos en Cali es el desinterés de las entidades responsables por ayudar a preservar una buena imagen de la ciudad.

Ante ese abandono y esa indiferencia ha sido la Contraloría de Santiago de Cali la que ha lanzado la alerta por el deterioro en que se encuentran.

Edificios como el de la Caja Agraria, la Caja Nacional de Previsión Social, Cajanal, o el antiguo Instituto de Seguros Sociales son propiedades que registran un grave detrimento patrimonial.

Y como esos hay más de una decena de edificaciones convertidas en monumentos a la desidia.

Parece increíble que el Idema lo hayan liquidado en 1997 y que 20 años después no hayan bajado siquiera el aviso y la edificación permanezca a su suerte.

Todos ellos son bienes y activos improductivos del Estado, en franco deterioro y que contribuyen a la decadencia de la ciudad.

Además se han convertido en muladares, focos de delincuencia y en un peligro público por esa indolencia de los funcionarios responsables.

Los edificios oficiales abandonados son un despilfarro de los recursos públicos y una muestra de desprecio por la ciudad.

Además la peor demostración del mal ejemplo y de la indiferencia con la ciudad.

VER COMENTARIOS
Columnistas