Estímulos, la fundación de niños caleños que conmovió al Papa

Estímulos, la fundación de niños caleños que conmovió al Papa

Septiembre 07, 2017 - 08:15 p.m. Por:
Redacción de El País 
Papa Francisco en Bogotá

La Fundación Estímulos realizó la presentación al Papa en las afueras de la Nunciatura Apostólica

Colprensa

En las afueras de las Nunciatura Apostólica de Bogotá este jueves se dio el momento más esperado por la Fundación Estímulos de Cali. Sus integrantes, muchos de ellos con síndrome de Down y otro tipo de condiciones, le bailaron una cumbia al papa Francisco y, como si fuera poco, compartieron mensajes con él, en un acto conmovedor y maravilloso, según lo calificó el Pontífice. 

El rostro del máximo jerarca de la Iglesia, mientras los caleños bailaban exteriorizaba alegría, pese al cansancio acumulado tras participar en actos masivos todo el día y presidir una misa ante miles de ciudadanos en el parque Simón Bolívar. 

Una vez se terminó la presentación de la Fundación Estímulos, tres niñas le leyeron cartas al Papa, una de ellas en su escrito expresó el deseo de que "en el mundo la vulnerabilidad sea la esencia del ser humano". 

Papa Francisco en Bogotá

Momento en que las niñas le leían las cartas al papa Francisco.

Colprensa

Dicho mensaje produjo una respuesta de Francisco, quien afirmó que " necesitamos que esa vulnerabilidad sea respetada, acariciada, curada a la medida de lo posible y que de frutos para los demás". 

Fue tanto la empatía del papa Francisco con los integrantes de la Fundación, que se atrevió a romper los protocolos e interactúo con ellos más allá del simple discurso. 

¿Andrea, te puedo hacer una pregunta?, le dijo el Sumo Pontífice a una de las niñas y -luego de la respuesta de la joven- agregó "¿Quién es el único que no es vulnerable?". Dios, fue la contestación a unisono de los jóvenes que compartieron ese momento con Francisco. 

"Dios es el único que no es vulnerable, todos los demás somos vulnerables. No se puede descartar a nadie, cada uno de nosotros es un tesoro que se ofrece a Dios", añadió el Papa. Y, finalmente, dijo: "Yo también soy vulnerable, así que recen por mí". 






VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad