Escuchar este artículo

Sindicato de docentes en Palmira se acogió a desobediencia civil anunciada por Fecode

Agosto 04, 2020 - 12:43 p. m. Por:
Redacción de El País - Palmira
Cuaderno, imagen de referencia

Sutev estimó que no menos de 1.700 estudiantes entrarían a dicho programa, si los padres acceden a mandarlos a clases.

Foto: Archivo de El País

En Palmira las directivas del Sindicato Único de Trabajadores del Valle, Sutev, se sumaron a la decisión de Fecode que se declararó en desobediencia civil ante la posibilidad de retomar las clases presenciales durante esta fase de la pandemia por el covid-19. Hacen un llamado a rectores y docentes de instituciones educativas en el municipio para que se acojan a la directriz nacional.

Nora Gaviria, presidenta de la asociación gremial en la ciudad, ratificó que no volverán a las aulas hasta tanto se cumplan todo lo establecido en el protocolo de bioseguridad para centros educativos.

Aclaró que, aunque cada docente debe decidir si desea participar en el  piloto de alternancia propuesto por el Ministerio de Educación, la agremiación rechaza la propuesta que considera "irresponsable" y que atenta contra la salud de profesores, directivos y estudiantes.

"Nos acogemos a la desobediencia, al llamado que hace la Federación a la no alternancia, a no volver a las aulas de clases sin las garantías, pero no sabemos qué decisión van a tomar cada docente y rector. Si un docente quiere ir a trabajar no lo podemos prohibir o impedir, (...) igual, si un padre manda a su hijo el día que lo citan", señaló este martes.

Lea además: EPS deben reportar incapacidad de pacientes con covid-19 y de sus familiares en aislamiento

Agregó que la organización se mantendrá en desobediencia civil porque la decisión es apoyada por un gran número de docentes del municipio.

También dijo que serían nueve las instituciones educativas que participarían en el modelo de alternancia una vez se aplique. Se trata de la Francisco Miranda, en el corregimiento La Buitrera; la IE de Rozo; la José Manuel Salcedo, en El Bolo; la Sagrada Familia, en Potrerillo; la Semilla de la Esperanza en Amaime; y Tablones, en el área rural; además de Alfonso López Pumarejo y la Pablo Sexto, en la cabecera municipal.

Estimó que no menos de 1.700 estudiantes entrarían a dicho programa, si los padres acceden a mandarlos a clases.

De los 1.700 docentes que hay en Palmira, 1.400 están agremiados en el sindicato.

La líder sindical que ya había rechazado el modelo de alternancia  enfatizó este martes en que volver a las aulas sin garantías en el cumplimiento de la entrega de recursos para adecuar la infraestructura con más baterías sanitarias y resolver otros problemas, es contraproducente. 

También señaló que los centros educativos de la ciudad no cuentan con el  personal requerido para adelantar jornadas de desinfección.

"La pregunta que hacemos al Ministerio de Educación es, si un docente va a trabajar y un estudiante está contagiado, ¿quién sería el responsable?. Necesitamos tener un grado de responsabilidad porque yo contagio, me contagian, nos contagiamos y quién es el responsable", dijo.

Recordó que "el magisterio no cuenta con las llamadas ARL. Entonces, ¿a quién responsabilizamos? ¿Al maestro que citó a los estudiantes, a los rectores, a los padres de familia, a la Secretaría de Educación o al Estado?".

"No retornaremos a las aulas en agosto"

De otro lado, la Secretaría de Educación informó que están preparando el alistamiento para que una vez pase el pico del covid-19 y las autoridades sanitarias lo consideren pertinente, los estudiantes puedan "ingresar seguros y de manera voluntaria a las aulas de clases".

Sin embargo, el titular de esta dependencia, Alonso García, aclaró que el regreso no será en el mes de agosto como se había propuesto inicialmente.

"Nos estamos preparando para brindar todas las garantías a los estudiantes de Palmira, una vez podamos regresar a las aulas; para ello iniciaremos un plan piloto, pero es claro que la mayoría de las instituciones educativas van a continuar en educación en casa en el año 2020", explicó.

Dijo también que el piloto será voluntario, gradual y muy responsable, y se adelantará en el sector rural, donde menos casos de covid-19 se han registrado.

García reiteró que es esencial implementar el modelo de alternancia en esta zona porque la pandemia ha afectado a los más vulnerables y, en ese sentido, la realidad del municipio de Palmira se ha visto impactada en varios frentes.

"Por la pandemia, nuestros niños y adolescentes han visto altamente afectados su proceso educativo; han tenido que asumir su aprendizaje a través de dispositivos y medios no presenciales que tanto para docentes, padres de familia y menores, ha sido una experiencia nueva y en muchos casos complicada".

El funcionario insistió que se requiere el apoyo de todos para lograr el regreso a clases presenciales y aseguró que el plan con alternancia del Municipio incluye todas las medidas del protocolo de bioseguridad y es respaldado por todos los actores de la comunidad educativa, transporte y alimentación escolar.

Enfatizó en que la Alcaldía seguirá desarrollando una estrategia para el regreso seguro a las aulas y determinará cuál es el momento ideal.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS