Se agudiza la crisis de los cafeteros en el Norte del Valle

Se agudiza la crisis de los cafeteros en el Norte del Valle

Octubre 02, 2018 - 10:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Cafetereos

14,5 por ciento bajó la producción de café en septiembre en el país al cosecharse un millón 50.000 sacos frente a 1,2 millones de sacos en igual mes del 2017.

Especial para El País

El Valle del Cauca tiene alrededor de 23.000 familias cultivadoras de café en 39 de los 42 municipios. La mayoría de las fincas —muchas con una larga tradición— y pertenecen a pequeños propietarios. Puede decirse que buena parte de esos dueños y sus ancestros lo primero que conocieron en el campo fue una mata de café.

Pero hoy, la incertidumbre embarga a esos productores debido a los bajos precios del grano, lo que ha derrumbado sus ingresos y sueños.
Pese a tan difícil coyuntura, los cultivadores no se dan por vencidos, ya que muchos afirman que “resistirán, pero ponen de presente que “ojalá no sea por mucho tiempo”.

Y entre ellos figura Jorge Garcés, un veterano caficultor del municipio de Sevilla, quien señala que la diversificación (sembrar otros cultivos como el aguacate y los cítricos) podría ser una salida, pero no es prenda de garantía para compensar las pérdidas.

“Aquí a mucha gente el plátano le está dando la mano por ahora y no sabemos qué pasará, pues siempre que hay abundancia de determinado producto, el precio se cae”, señala.

La situación no es fácil, pues Garcés recuerda que los cafeteros, no solo los vallecaucanos, están sumergidos en precios que datan de hace diez años.

Lea también: Valle y Tolima son los que más consumen agua en agricultura, según estudio

“Estamos trabajando a pérdida, ya que mientras el costo se producción que incluye fertilizantes, insumos y mano de obra por arroba está hoy por encima de los $76.000, la coyuntura nos pone un precio base de $68.000 por cada arroba”, señala.

Admite que la crisis ha desmotivado a muchos cultivadores a continuar con el negocio, e incluso “algunos tienen la intención de vender sus fincas”.

Por su parte, Jaime González, otro veterano caficultor del municipio de Caicedonia, reconoce que “el Gobierno está haciendo un esfuerzo en sus apoyos al sector, pero esas ayudas son muy pocas para cubrir los costos”.
Y subraya: “Pese a que muchos quieren sembrar otras cosas, un cultivo que nos pueda sacar de la crisis no lo hay. En el caso del aguacate de necesitan tierras sobre los 2000 metros sobre el nivel del mar, mientras el café está entre 1300 y 1800 metros. Por lo tanto, es poco lo que se pueda hacer, pues ese tipo de tierras son escasas”.

Confianza y apoyos

Para Héctor Fabio Cuéllar, director del Comité Departamental de Cafeteros, lo que sucede hoy obedece a un ciclo de producción con bajos precios, y existe la esperanza de que el mercado se recupere pronto.

Recordó que esas mismas dificultades la afrontan los cultivadores de caña y de caña panelera debido a los ciclos de producción.

Mientras tanto, existe el apoyo del comité a los caficultores para impulsar la renovación de plantaciones a través de la entrega de material vegetal y seis meses de fertilización.

Y aunque muchos productores, debido a la crisis, no quieren apostarle a la renovación para no seguir aumentando sus pérdidas, Cuéllar sostiene que es fundamental “para mantener una caficultura más joven y resistente cuando los precios vuelvan a mejorar”.

Le puede interesar: Gobierno activó ayuda económica para los cafeteros

De esta manera, anota el dirigente, “buscamos retener en su actividad a estos productores con el acompañamiento institucional”.

Otro tema que preocupa de forma colateral es el tema de los créditos. Debido a la crisis, muchos productores enfrentan actualmente dificultades en sus pagos.

Al respecto el dirigente considera que “debemos trabajar conjuntamente con el Banco Agrario y el resto de la banca en mecanismos que permitan reestructurar esos préstamos”.

El Valle aporta al país entre 850.000 y 870.000 sacos del grano por año, mientras la renovación de cafetales presenta ciclos que van de 5000 a 7000 hectáreas cada doce meses.

Fondo de estabilización

La creación de un Fondo de Estabilización de Precios del Café es considerada como una alternativa para enfrentar las épocas de malos precios en los mercados.

Aunque la propuesta se planteó hace varios años no ha prosperado hasta el momento.

El Valle del Cauca ha liderado e insistido en la importancia y reglamentación de este fondo a través de un proyecto de ley.

“El fondo permitiría estabilizar los ingresos de los productores con lo cual estaríamos dando un paso muy importante en beneficio de todo el sector”, dice Héctor Fabio Cuéllar.

El fondo se nutriría con diferentes tipos de recursos oficiales y privados, incluyendo los del impuesto del 4 x 1000, entre otros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad