Ginebra se goza el bambuco en el Mono Núñez

Ginebra se goza el bambuco en el Mono Núñez

Junio 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Juliana Londoño | especial para El País
Ginebra se goza el bambuco en el Mono Núñez

Andrea Botero es la invitada de honor al Festival del Mono Núñez.

Andrea Botero cantará el bambuco que la hizo brillar en el Festival de Viña del Mar. Esta caleña de corazón es la invitada de honor al festival que se realiza en Ginebra, Valle.

Graduarse con honores de la Universidad del Valle fue apenas el inicio músical de Andrea Botero. Su fuerza interpretativa y sus melodiosas canciones, la llevan como invitada de honor al Festival ‘Mono Núñez’, que se realizará este fin de semana en Ginebra.Todo empezó en el Conservatorio de Pereira, donde estudió guitarra folclórica mientras estaba en el colegio. A los 17 años se radicó en Cali para preparase profesionalmente en el sueño de la música. Su maestro de guitarra clásica fue Clemente Díaz, quien en cada clase la impulsaba a insistir, porque estaba seguro de que en cualquier momento las puertas se le abrirían con sus canciónes populares, con sus letras y sus propuestas musicales como cantautora. Y así fue. En el 2010, Andrea ganó entre 5.000 propuestas enviadas desde todo el mundo, la oportunidad de participar en la categoría folclórica del Festival de la Canción de Viña del Mar, en Chile, en la que sólo seis países quedan elegidos.“Viña es el monstruo por la presión y por todo lo que te dicen de la prensa y el publico. Te llenas de mucha ansiedad al final del día cuando te vas a presentar con el espectáculo. Pero después descubres que la magia está en que el público cree en las buenas canciones y sobre todo en las propuestas con contenido, y eso te motiva”, dice Andrea. “Estar en Chile es una gran oportunidad que te exige todo. Pero en la Quinta de Vergara yo me sentía cantando como en cualquier sala para mi gente en Colombia, o en cualquier parte del mundo, porque cuando me pasan una guitarra yo me conecto con las canciones”, dice.Y añade: “No importa dónde esté, por grande o pequeñito que sea el escenario canto con la seguridad de lo que escribo y también sé como sueno. Esa seguridad no te la quita nadie”, asegura esta cantante, que se enfrentó al juicio de las 20.000 personas que llegan hasta allí para escuchar a cantantes de todo el mundo. En Viña ocupó el segundo puesto, Chile se llevó la Gaviota, pero Andrea se ganó el corazón del público. “Fue un segundo puesto con muchísimo orgullo y yo creo que para muchos era un primer puesto. Fue algo muy especial escuchar los comentarios en las emisoras, la radio y en los periodicos chilenos”, dice. “La gente nos daba como favoritos, como ganadores. Y al final de día no quedamos en el primer lugar, pero nosotros nos sentiamos ganadores”, añade Andrea, quien espera, en un futuro no muy lejano, compartir escenario con su ídolo Andrés Cepeda. Hoy se presentará en el Festival ‘Mono Núñez’ con la misma canción de Viña del Mar, pero en una versión de Samuel Ibarra con tiple y bandola. En Chile se atrevieron con una propuesta de bambuco producida por Juan Vicente Sambrano, querían algo “muy internacional” y le imprimieron mucha frescura al bambuco. En el ‘Mono Núñez’ van a presentar las dos versiones, primero en un concierto con cantautoras a las 3:00 p.m., en el Coliseo. Y a las 7:00 p.m., en la Plaza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad