Docentes de la Universidad Nacional de Palmira rechazaron solicitud de trabajar ad honorem

Escuchar este artículo

Docentes de la Universidad Nacional de Palmira rechazaron solicitud de trabajar 'ad honorem'

Diciembre 23, 2019 - 05:35 p. m. Por:
Redacción de El País - Palmira
Universidad Nacional sede Palmira

Universidad Nacional sede Palmira.

Archivo de El País

Los docentes de la Universidad Nacional de Palmira, tanto de carrera como ocasionales, rechazaron a través de un comunicado la solicitud de trabajo 'ad honorem' realizada por la alma mater a estos últimos.

En el documento señalan que les sorprende la incoherencia entre el comunicado número 22 en el cual la rectora, Dolly Montoña Castaño, afirma: "Esta coyuntura es una gran oportunidad que se le presenta a nuestro país, para que colectivamente imaginemos y diseñemos las herramientas que permitan las transformaciones sociales y políticas necesarias para lograr una sociedad incluyente, garantista, defensora permanente de la vida y de la dignidad de las personas, y responsable con el Planeta y sus ecosistemas”.

Y lo planteado en el oficio con fecha 19 de diciembre de 2019 enviado por el vicerrector y los decanos de la sede de Palmira.

Al respecto, un docente que prefirió omitir su nombre, expresó que la situación que se presenta con los profesores ocasionales en la sede de Palmira tiene unos antecedentes en Bogotá donde a los docentes se les pidió en algunas reuniones que trataran de terminar el semestre que viene en enero.

Lea también: Las duras críticas a las 104 peticiones que ahora pide el Comité del Paro

En ese sentido, explicó que los profesores ocasionales solo trabajan cuatro meses cada semestre, es decir ocho meses al año, y no reciben salario por los otros cuatro meses restantes del año.

"Esto prácticamente representa que nosotros estamos cofinanciado la educación de los estudiantes en las universidades", dijo.

Ahora, anotó, pasó algo que creyeron nunca iba a suceder: en Bogotá les pidieron a los profesores que trabajen con un formato que se llama 'ad honorem' cuya figura existe para los docentes que son jubilados y que a veces, dado todo el conocimiento que tienen y además ya están pensionados, piden dar uno o dos cursos, lo cual se les permite.

Esto, sostuvo el docente, es lo que se conoce como 'ad honorem', pero es una figura de ofrecimiento, no de solicitud de parte de la universidad, recalcó.

"Entonces esa solicitud se les hizo a los profesores en Bogotá y ellos sacaron unos comunicados diciendo que no estaban de acuerdo con eso, porque nosotros, los profesores ocasionales, prácticamente estamos pauperizados en el sentido del tipo de contrato que tenemos y los sueldos que recibimos, que son mucho menores que los que reciben los profesores de planta, dado que es muy difícil avanzar en las categorías que existen en la universidad", precisó.

Por eso, no dejaron de sorprenderse e indignarse, cuando el pasado 19 de diciembre, justo un día antes que se había terminado el semestre y una vez que les solicitaron los papeles, les envían un correo en el que les plantean la misma figura a los docentes palmiranos para trabajar en enero "gratis".

"Osea arrancando el 14 de enero y durante cuatro semanas más que, según ellos, es lo que hace falta para terminar el semestre", manifestó el docente.

Lea además: Entregan primeras líneas de crédito para comerciantes afectados por el paro nacional

Por eso, tras una reunión el pasado 20 de diciembre los profesores tanto de carrera como ocasionales tomaron una postura que consignaron en un documento en el que aseguran que "no concebían que justo las personas más precarizadas, fueran las que tuvieran que aportar en el sentido de trabajar gratis en tanto que personas como la rectora en Bogotá y los vicerrectores en las sedes, no aportan un peso y son los que tienen sueldos mucho más altos", puntualizó.

Para los profesores no es "digno" y también aseguraron se están violando artículos como el 13 y 25 de la Constitución Nacional que tienen que ver con el derecho a la igualdad en el trabajo y el derecho al trabajo.

Enfatizó que esta coyuntura no solo se está presentando en la Universidad Nacional de Colombia, sino en otras, dado los paros que se vienen programando en los cuales los estudiantes se han atrasado y los profesores no pueden hacer nada aunque van a la universidad, hablan con los jóvenes, e incluso, preparan clases alternativas para tratar de avanzar, pero infortunadamente no se logra abarcar todo el contenido académico y los semestres quedaron cortos.

La evaluación que se hizo determinó que el semestre termina el próximo año cuando se tendrán que sacar las notas finales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad