Construcción de la vía Mulaló - Loboguerrero se encuentra en riesgo

Escuchar este artículo

Construcción de la vía Mulaló - Loboguerrero se encuentra en riesgo

Marzo 05, 2020 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Mulaló - Loboguerrero Vía al Mar Obras

Se estima que la construcción de la nueva carretera Mulaló- Loboguerrero podría tardar cinco años, una vez obtenga la licencia ambiental de la Anla.

Archivo de El País

Los promotores de la vía Mulaló -Loboguerrero le pidieron al Gobierno Nacional que se tomen decisiones concretas encaminadas a dar viabilidad a esta carretera, porque tal como van las cosas consideran que el proyecto está en riesgo.

Como se recordará, en noviembre del año pasado, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, le pidió a la Concesionaria Nueva Vía al Mar, Covimar -encargada de construir la obra-, otros estudios de impacto ambiental, después de dos años de haber presentado la solicitud de licencia. Esto volvió a retrasar el inicio de la construcción de la vía.

Alberto Mariño, presidente de Proindesa, compañía que maneja las concesiones de infraestructura de Corficolombiana, principal inversionista en Covimar, explicó que el problema no es solo que estén pidiendo más estudios, sino que sobre el proyecto hay total incertidumbre.

Durante los años 2015 y 2017 Covimar, concesionaria de Mulaló- Loboguerrero, realizó las consultas con las comunidades y en 2017 solicitó la licencia ambiental.

Esto a raíz de que una vez se entreguen los nuevos estudios (en noviembre de 2020), la Anla se tomará un tiempo para analizarlos. Y la comunidad, que se ha declarado como tercera interesada en este proceso, puede tomar acciones legales y se podrían seguir solicitando a la concesionaria estudios sin fin.

Lea también: ¿Qué hay detrás de extorsiones a comerciantes en la Vía al Mar?

“Incluso se podrían reabrir las consultas con las comunidades, esto nos muestra que hay total incertidumbre con el proyecto”, dijo.

La concesión de la vía Mulaló-Loboguerrero, cuya acta de inicio se firmó en el 2015, proyecta una inversión de $2 billones y a la fecha, según Covimar, han invertido $250.000 millones, sin que se haya iniciado la construcción por la falta de la licencia.

Desde el inicio del proyecto una parte de la comunidad de la población de Pavas se ha opuesto a este, debido a que atraviesa un acuífero y presumen que la construcción de la carretera afectará el medio ambiente.

Los voceros de Corficolombiana temen que con todo lo que está pasando, la Anla no tome una decisión sino que siga dilatando el proceso con más peticiones.

Por esta razón, explicó Mariño, le solicitaron al Gobierno tomar decisiones prontas porque no existe ninguna seguridad de que, así se hagan todos los estudios solicitados, se les otorgue la licencia ambiental. Es decir que podrían pasar otros tres años y no tener el permiso para iniciar la construcción de la carretera que es fundamental para el comercio exterior que se mueve desde Cali y el Suroccidente del país hacia el puerto de Buenaventura.

La alternativa

Una de las alternativas podría ser cambiar el trazado de la carretera, que hoy se plantea sobre 32 kilómetros, para que la vía no atraviese el corregimiento de Pavas. Sin embargo, explicó Alberto Mariño, esa determinación la tiene que tomar la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, y prácticamente significa hacer otros estudios y sacar un nuevo proyecto que esté conciliado con las comunidades.

“Creemos en el proyecto, pero no hay certezas de nada, por eso consideramos que se deben tomar decisiones. Estamos dispuestos a hacernos a un lado si eso contribuye a sacar adelante la obra”, indicó el directivo.

Edwin Maldonado, director del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, dijo que sería muy grave para la región y para el Suroccidente que esta vía no se pueda ejecutar. “Esta es la única carretera de cuarta generación que tenemos, están los recursos y lo que necesitamos es clarificar el tema de la licencia. Necesitamos que la región se una en busca de soluciones”, afirmó.

A propósito

  • La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, creó el mes pasado una mesa técnica, en la que están participando todas las autoridades ambientales, con el fin de destrabar el proyecto de Mulaló-Loboguerrero.
  • Por petición de la Gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, se propuso reuniones semanales.
  • Sin embargo, los nuevos estudios que solicitó la Anla se entregarán en noviembre de este año, pues se exige que se tomen muestras en épocas de invierno y verano.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS