Así termina la 'carrera' por las firmas en las campañas para Alcaldía y Gobernación

Así termina la 'carrera' por las firmas en las campañas para Alcaldía y Gobernación

Junio 23, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Campaña Alejandro Eder

Con su esposa, Taliana Vargas, y sus seguidores, llegó Alejandro Eder a la entrega de firmas a la Registraduría.

Especial para El País

Cargados de firmas, luego de meses de recorrer calles y barrios, varios precandidatos a la Alcaldía de Cali y uno a la Gobernación del Valle se adelantaron a entregar la semana pasada sus rúbricas a la Registraduría Nacional, ya que el jueves 27 de junio vence el plazo para la inscripción de comités.

Los aspirantes al primer cargo de Cali quedaron a la espera de que en 30 días la entidad les informe si cumplieron con el mínimo de 50.000 firmas válidas para inscribir sus candidaturas oficialmente.

Solo Michel Maya postergó la entrega para el 27 de julio, pero así mismo tendrá que esperar más para recibir el aval de la Registraduría, mientras sus contendores podrán iniciar campaña. Y se les adelantó a todos Álex Durán, quien las llevó el 5 de junio. ¿Cómo lograron obtener mínimo 100.000 firmas, la cifra más pequeña, y hasta 300.000, la más abultada?

Lea también: ¿Quién es quien? Los poderosos detrás de las campañas a la Alcaldía de Cali

Alejandro Eder

Luego de cuatro meses de “compartir semáforo” con vendedores informales y malabaristas, Alejandro Eder Garcés registró 216.000 firmas el pasado martes para aspirar a la Alcaldía de Cali.

“Esto nos tiene muy contentos, podemos estar tranquilos de que vamos a lograr las 50.000 firmas válidas; nos queda esperar que la Registraduría nos confirme para inscribir nuestra candidatura independiente por el movimiento Compromiso Ciudadano por Cali”, dijo Eder.

El precandidato calificó como una linda experiencia recorrer las 22 comunas y los 15 corregimientos de Cali, bajo la lluvia y bajo el sol, volanteando e interactuando con miles de caleños, escucharlos y poder plantearles esta nueva visión de ciudad.

“Pasé mucho tiempo con vendedores informales y malabaristas, me pareció interesante conocerlos, entender mejor sus vidas y negociar con ellos diciéndoles, ‘bueno, a ti te tocan los tres primeros carros, y a mí los otros tres, y así nos repartíamos los semáforos, fue muy divertido”, confiesa Eder.

El líder agradece a los más de 200 voluntarios permanentes que colaboraron en la búsqueda de firmas y a quienes le rubricaron su apoyo. “Es un privilegio que vivamos en una democracia y pueda participar activamente del proceso; estoy muy agradecido con los caleños y caleñas que han confiado en mí”, concluyó.

Roberto Ortiz
Campaña Roberto Ortiz

Roberto Ortiz y sus líderes de los barrios llevaron a refrendar sus firmas en la Registraduría.

Especial para El País

Roberto Ortiz dijo que 70 % de las 301.000 rúbricas que entregó el miércoles pasado las obtuvo en sectores de estratos 1, 2 y 3, y el 30 % restante, en los estratos 4, 5 y 6. Ortiz estima que 30 o 35 % de firmas pueden resultar no válidas, “pese a que les hicimos un riguroso proceso de depuración”.

‘El Chontico’, como se le conoce, relata que la gente llamaba a pedir la carpeta que contenía información del aspirante y cuatro hojas con 15 firmas cada una, para 60 en total. “En esa labor ayudaron las chonticas, además, se contrató un grupo de 22 mujeres que hacía el trabajo todos los días, más los líderes y también me fui a los barrios con ellos y logramos sacar 500, 700, 800 firmas”, relata.

“No teníamos que rogarle a la gente por la firma, sino que nos decían: ‘yo por ese man sí firmo’. Encontré personas que recordaban: ‘hace tantos años me sacó a un hijo de la droga en la fundación que él tiene’; ‘hace dos años les llevó ayuda a los damnificados de Mocoa’ o una chontica recordaba ‘Roberto hace diez años me dio una casa’; había algún reconocimiento social por mi vida empresarial, por la solidaridad, por eso no nos costó trabajo conseguir las 300.000 firmas”, apuntó el líder social.

Hernando González
Campaña Hernando González

El profesor Hernando González cumplió con la entrega de firmas, acompañado de sus seguidores.

Especial para El País

Con el apoyo de exalumnos y padres de familia que conocen su trayectoria pedagógica y social, Hernando González formalizó este viernes 21 de junio su recaudo de 110.000 firmas.

“Entregamos una por una, revisada y verificada por un grupo de voluntarios; la recolección se nos demoró mucho porque no pagamos por hacer esa labor; otras campañas tienen 40, 50 personas contra- tadas para ello, nosotros lo logramos con tres amigos aquí, tres amigos allá, barrio por barrio, comuna por comuna”, dijo.

El profesor González, como le llaman, destaca que percibió mucho cariño y aco- gida de la gente: “Me recibían con amor, porque me he dedicado muchos años a arrebatarles niños y jóvenes a las bandas criminales, a la delincuencia y las drogas”.

Cita obstáculos como que mucha gente quería ayudarle a recoger firmas, pero lo hicieron mal, al llenar el formulario y al ciudadano solo le hacían firmar, y eso la invalida. “Ellos pensaban que se hacía así y perdimos algunas, pero, pese a ello, presentamos 110.000”, afirma el docente.

Coincide en que se percató de que “hay un hastío entre gente hacia la clase política, pero yo les decía, sin incomodar a nadie, ‘soy profesor, voy a transformar la ciudad a través de la educación’, y me respondían: ‘sí le firmo’”, cuenta el precandidato.

Michel Maya

El que no tiene afán en entregar las firmas es Michel Maya, quien dice que suma 14.000 firmas recogidas, pero que tiene repartidos entre su red de amigos formularios para 300.000 rúbricas, que confía reunir antes del 26 de julio, día que las entregará y cuando vence el plazo para cumplir con ese requisito.

“Estamos esperando más firmas porque con el grupo significativo de ciudadanos ‘Cali para todos’, vamos en una alianza interpartidista con la Alianza Social Indígena (ASI), y nuestra viabilidad está garantizada, pero no tenemos afán ni la presión de los partidos tradicionales, que arrancaron temprano, unos llevan cuatro años en campaña, pero no por mucho madrugar amanece más temprano”, asegura Maya.

Además, señala que “esto no es una competencia de quién lleva más firmas, es solo un requisito; estamos enfocados en trabajar para estar en la cabeza de los caleños, seguimos en el proceso de reunir todos los formularios y el día de la entrega, vamos a relanzar la campaña”.

El 80 % de sus firmas, dice Maya, son de emprendedores y de la red de amigos que han construido en una década, de las comunas 2, 3, 6, 7, 14, 17, 19 y 22, “donde históricamente hemos sacado votación y tenemos amigos”. En promedio, cada persona les entrega cinco formularios de 15 renglones cada uno, para 75 rúbricas, de las que calcula, 50 son válidas.

Álex Durán
Campaña Alex Durán

Esaúd Urrutia, Richie Valdés, Martha Peñafield y Diego Calero con Álex Durán y su esposa Paola Riveros, al entregar firmas.

Especial para El País

Otro aspirante que no le hizo bombo a la entrega de rúbricas y ni salió a la calle a pedirlas, es Álex Durán, pero consiguió 110.000 con su círculo de amigos del escenario laboral, que ha tejido durante sus 19 años de servicio público.

“Fuimos juiciosos al validar cada firma, ya sabíamos que un 21.49 % no cumple con los criterios de validación, por eso fuimos muy técnicos y no quisimos poner a la Registraduría en ese desgaste inoficioso de revisar tantas firmas”, explica Durán.

Cita otra vez el ejemplo de (Germán) “Vargas Lleras, que demostró que firmas no es igual que votos, pues llevó casi 8 millones de firmas y sacó 1.200.000 votos. Lo que hicimos fue fidelizar la gente que nos ha acompañado en estos 19 años de ejecutoría pública”, sentencia.

“Lo que vamos a hacer ahora es salir a la calle, porque la gente no nos ha visto, puede que otros nos hayan cogido ventaja, pero esperamos hacerlo más por convencimiento, no por el que tenga más vallas ni haga eventos masivos”, remata.

Habrá sorpresas: Óscar Gamboa Z.

Óscar Gamboa Zúñiga, el único aspirante a la Gobernación que apostó a inscribirse por firmas, entregó 110.000 rúbricas el pasado jueves.

Según él, acumuló 162.000 firmas, “pero hemos sido muy rigurosos en la verificación y en la depuración; no me interesa el aspecto cuantitativo, sino el cualitativo y que las que entregué pasen el examen de la Registraduría”.

Por ejemplo, de Cali tuvo que eliminar 31.500 signaturas, porque fueron mal diligenciadas: no coincidía la grafología o el número de la cédula y “por eso las castigamos. En Buenaventura, dimos de baja unas 7000, pero el Puerto nos dio 25.000, de las 110.000” que entregó depuradas, adelantándole de alguna manera el trabajo a la Registraduría.

“No me interesa decir que presentamos una cifra rimbombante y luego que la Registraduría nos aprobó solo tantas; presenté las que sé que van a pasar con certeza e irme tranquilo a empezar la campaña”, comentó Gamboa Zúñiga.

Su acción se concentró en Cali, Buenaventura, Tuluá, Buga, Cartago y Jamundí, por lo que agradeció a quienes le ayudaron en el proceso y le dieron su firma. “Cali nos dio unas 60.000 firmas, la mayoría de ellas en los estratos 3 y 4 y en el Distrito de Aguablanca”, explicó el precandidato.

Gamboa comenta que las frases de la gente le muestran que la gente no está creyendo en la política ni en los políticos. “Nos dicen ‘todos son iguales, después se olvidan de la gente’, hay un estigma hacia la política y eso entristece. Pero les explicaba que no he sido gobernador ni alcalde y por eso buscamos que lleguen nuevas apuestas y con eso, les arrancaba la firma”, cuenta.

Por ejemplo, en la Terminal de Transportes, los taxistas estaban renuentes, hasta que uno dijo: “Pero nunca hemos tenido un gobernador negro, dejemos que gobierne, firmémosle al moreno”, y le dieron la rúbrica.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad