Escuchar este artículo

73% de posibilidad de fenómeno de La Niña en la región

Octubre 19, 2020 - 11:55 p. m. Por:
 Redacción de El País
lluvias cali

Aunque las primeras lluvias se esperaban a principios de octubre, en Cali tardaron en registrarse debido a la presencia de fuertes vientos que dispersaron la nubosidad. Se estima que las precipitaciones que se registren serán ligeras y moderadas.

Foto: Bernardo Peña - El País

En el Valle del Cauca las lluvias llegaron para quedarse, en principio, hasta diciembre de este año. Sin embargo, las precipitaciones podrían extenderse hasta febrero del próximo año, si se termina consolidando el fenómeno de La Niña.

Así lo explican expertos en meteorología y autoridades del ramo, quienes advierten que actualmente hay un 73 % de probabilidad de que este fenómeno climático, que conlleva un aumento considerable de las lluvias y una disminución de las temperaturas, termine dándose en el país.

“La llegada de las lluvias se estaba retardando un poco por condiciones climatológicas que se han dado con los vientos altos y que han dispersado la nubosidad. No obstante, las condiciones están cambiando y estos días van a ser más húmedos que las primeras semanas de octubre”, explicó Harold González, estadístico de la Universidad del Valle con una especialización en meteorología y excoordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC.

Puede leer: Lluvias causaron afectaciones en cinco municipios del Valle

De acuerdo con el analista, las lluvias continuarán y tendrán un rango entre ligeras y moderadas durante octubre y noviembre.

“Las condiciones en diciembre estarán un poco más húmedas de lo normal, debido a que en este momento se están presentando condiciones de Niña en el Pacífico, lo que hace que en todo diciembre haya condiciones mucho más húmedas de lo que se espera. Las aguas en el Pacífico están muy frías desde hace tres meses, si esto continúa por dos meses más se puede declarar fenómeno de La Niña; las lluvias serán constantes inclusive en enero y febrero, que son meses con pocas lluvias”, aseguró González.

Emergencias en el Valle tras lluvias

Los primeros embates registrados con las precipitaciones que se reportaron en el departamento en las últimas horas se presentaron en Buenaventura, donde el río Naya se desbordó y terminó inundando cultivos de pancoger y viviendas de comunidades indígenas que residen en inmediaciones al afluente. En total, 58 familias resultaron afectadas, lo que representa un total de 264 personas.

Al respecto, Arbinton López, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Buenaventura, manifestó que la emergencia tuvo lugar en el sector de Puerto Merizalde y aunque se tiene prevención por los niveles de los ríos Cajambre y Yurumanguí, en la zona no se han reportado más alarmas por crecientes.

“La gente tiene que estar muy pendiente porque el Ideam ha dicho que se van a presentar fuertes lluvias y la temporada invernal irá hasta enero, por lo que se deben tener todas las medidas de precaución”, dijo López.

De acuerdo con el secretario de Gestión del Riesgo de Desastres del Valle del Cauca, Jesús Copete, a los afectados hoy se les entregarán ayudas humanitarias, mercados, implementos de aseo y cocina.

El funcionario explicó que entre domingo y lunes se registraron fuertes aguaceros y vendavales en 31 municipios del Departamento.

“En Tuluá hubo desprendimiento de cubiertas (techos), en Candelaria y Villagorgona hubo árboles caídos y pérdida de fluido eléctrico. En Ginebra, en la vereda El Guabito, se registró una inundación; y en Dagua el río Cabas presentó una creciente bastante alta que se llevó un puente peatonal”, ennumeró Copete.

Por su parte, el excoordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC señaló que con las lluvias que se llegasen a presentar en el Departamento se podrían presentar desbordamientos del río Cauca a la altura de Mediacanoa, Yotoco y Vijes.

“A finales de noviembre se pueden presentar las lluvias más intensas. Los ríos de alta pendiente y cauce pequeño situados en las cordilleras Central y Occidental también deben estar bajo monitoreo por posibles crecientes súbitas que se pudieran presentar, como es el caso de los ríos Guadalajara, Bugalagrande, Sonso, Guabas; ese fenómeno también se puede presentar con los ríos Cali, Pance, Meléndez, Lili y Aguacatal”, afirmó González.

Cali, con sus organismos de emergencia activados

Las lluvias del lunes dejaron un saldo de siete árboles caídos, doce circuitos de energía afectados en Cali y algunas anegaciones menores en algunas vías.

Para el secretario de Gestión del Riesgo de Emergencias de Cali, Rodrigo Zamorano, en esta temporada de lluvias será necesario continuar con las actividades de prevención y trabajo con la comunidad para evitar que se genere una mala disposición de basuras y escombros en las calles que redunde en inundaciones.

“Estamos activados con los Bomberos, Defensa Civil, Scouts, Cruz Roja, Emcali, Dagma e Infraestructura para atender cualquier evento que se presente. Pero será esencial que la gente no tire escombros, muebles o basuras a los sumideros ni canales de aguas lluvias para evitar que se reduzca la capacidad de conducción de agua de estos elementos y se impacte la ciudad”, enfatizó Zamorano, quien señaló que diariamente se están retirando de la infraestructura de alcantarillado de la ciudad 700 toneladas diarias de basura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS