Recomendaciones para evitar que las infecciones respiratorias se le compliquen
Publicidad
Publicidad

Recomendaciones para evitar que las infecciones respiratorias se le compliquen 

Febrero 24, 2019 - 11:33 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora del Equipo de Domingo
Tos, imagen de referencia

Evite la propagación de los virus usando tapabocas y teniendo ciertas precauciones al toser o estornudar.

Foto: Archivo de El País

Con la llegada de las lluvias se incrementa la propagación de virus, muchos de los cuales producen gripa (rinofaringitis aguda) y otras infecciones que afectan el tracto respiratorio alto y bajo, como la otitis, sinusitis, faringitis, faringoamigdalitis, amigdalitis y las neumonías.

A la mayoría de estas infecciones y otras, que pueden ser producidas no solo por virus sino también por bacterias, hongos y otros microorganismos, se les conoce como Infecciones Respiratorias Agudas, IRA. Agudas, quiere decir, resalta la neumóloga de adultos Isabel Palacios Ortega, del Centro Médico Imbanaco, que los síntomas y todo el proceso de la enfermedad deben tener una duración inferior a quince días.

De acuerdo con la pediatra infectóloga Paola Pérez, de la Fundación Valle del Lili Hospital Universitario, la mayoría de estas infecciones se resuelven sin antibióticos, simplemente con el manejo de la fiebre, de la tos, de la congestión nasal y con mucha hidratación y reposo.

Se recomienda que cuando alguien presente un cuadro infeccioso viral, continúa la Jefe del Departamento Materno-infantil de la Fundación Valle del Lili, trate de quedarse en la casa porque parte del tratamiento es que tenga reposo, evitando los cambios bruscos de temperatura, que tome mucho líquido y que se lave las manos frecuentemente cuando tiene contacto con las secreciones o con enfermos de gripa.

“Que cuando vayan a toser o a estornudar se cubran no con la mano, sino con un pañuelo o con la camisa a la altura del codo, para evitar toserles o estornudarles a las otras personas a la cara o dejar secreciones sobre el computador, la mesa, el teléfono u otras superficies para así evitar que otras personas las toquen y se contagien”.

El contagio la mayoría de las veces es por vía respiratoria, aclara la doctora Pérez, pero si yo toco algo donde alguien acaba de estornudar mis manos también se vuelven una forma de contagio. Por eso es muy importante utilizar tapabocas, mantener las manos limpias con un correcto lavado con agua y jabón. Además, tener una alimentación balanceada. A los bebés les conviene mucho tomar leche materna porque con esta la madre le transmite anticuerpos y eso evita también que hagan infecciones graves o por lo menos, no tan graves como los niños que no reciben lactancia.

Se recomienda también no automedicarse. Mucha gente siente que le dolió la garganta, se le congestionó la nariz y enseguida van por un antibiótico a la droguería. “La mayoría de estas infecciones no necesitan antibióticos y el consumo de estos podría enmascarar otras enfermedades”, señala la doctora Pérez, quien resalta que ni siquiera se les debe dar jarabe para la tos a los niños si no ha sido formulado por un médico.

Se necesita también mantener un esquema de vacunación adecuado, porque si bien no hay vacunas dirigidas a todos los virus sí hay unas muy importantes como la del Neumococo o como la del Haemophiluz Influenza, que son bacterias que sobreinfectan a los niños y adultos cuando hay una gripa. Entonces son las que producen complicaciones, sobre todo, si los pequeños no tienen un esquema de vacunación correcto, manifiesta la pediatra infectóloga Paola Pérez.

Lea también: La cara trágica del uso del asbesto

Señales de alarma

Las Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, son frecuentes. Un niño normalmente puede presentar hasta ocho episodios en un año y mejorar en la primera semana de la aparición de los síntomas.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud reporta que cada año se producen cuatro millones de muertes asociadas o como complicaciones de una Infección Respiratoria Aguda, IRA, y que la mayoría de ellas se dan en países en vías de desarrollo, como el nuestro.

Por eso, doctores como la neumóloga Isabel Palacios, del Centro Médico Imbanaco y el médico epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Cali Jorge Mena Muñoz, explican algunas señales de alerta para evitar complicaciones como una neumonía o un proceso bronconeumónico a raíz de una IRA:

Tos y fiebre prolongadas, de difícil manejo. (Que a pesar de que el paciente siga las recomendaciones médicas no cedan. Por ejemplo, que tome antipiréticos y la fiebre persista y llegue a 39 grados).

Dificultad para respirar (por aumento de la frecuencia respiratoria: el niño empieza a respirar más rápido, se le hunden las costillas al hacerlo o se queja cuando respira). O el adolescente empieza a referir dolor en el tórax al respirar.

Decaimiento.

Falta de apetito

Vómitos, náuseas.

Ataques epilépticos.

Cambios en el estado de conciencia. Que el niño se muestre muy irritable o pase muy dormido.

Cuando los síntomas duran más de dos semanas hay que hacer búsqueda de otro tipo de infecciones que eventualmente pueden empezar muy parecido a una gripa, pero que luego el cuadro clínico florece de tal manera que empieza a mostrar más hallazgos que permitan orientar el diagnóstico, aclara la doctora Palacios Ortega.

Poblaciones con mayor riesgo

De acuerdo con los especialistas consultados, hay algunos grupos poblacionales que pueden presentar más complicaciones en caso de padecer una Infección Respiratoria Aguda, IRA:

Niños menores de 5 años, específicamente los menores de 2 años.

Adultos mayores de 60 años.

Mujeres embarazadas.

Los bebés que nunca han recibido lactancia o en los que esta es poca; los que nacieron prematuros o con bajo peso.

Personas que viven en hacinamiento o expuestas al humo.

Niños desnutridos o que no tienen el esquema de vacunación completo.

Pacientes que presentan inmunodeficiencias, como la producida por el virus VIH o por cáncer. O por algún tipo de patología crónica como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, enfermedades cardiovasculares como las cardiopatías.

Contra la Influenza

Uno de los centenares de virus que producen Infección Respiratoria Aguda, IRA, es el virus de la influenza y para evitar su contagio se recomienda la vacunación anual contra este, sobre todo, a todas las personas con más riesgo.

Y también a aquellas que estamos en permanente contacto con infecciones como los médico o los educadores, agrega la doctora Isabel Palacios, del Centro Médico Imbanaco.

“Hay cientos de virus que pueden generar IRA, como los rinuvirus, los corona-virus, que puede que no estén incluidos en la vacuna y por esa razón exista la posibilidad de pescar un resfriado, pero al menos este no sería por influenza, que es el que está más asociado con provocar algún tipo de neumonía severa, por ejemplo. Así que la vacuna contra el virus de la influenza al menos reduce la posibilidad de que si a la persona le da esta afección no va a ser en una presentación grave, eso es lo más importante”.

Vacunación

Uno de los centenares de virus que producen Infección Respiratoria Aguda es el virus de la influenza y para evitar su contagio se recomienda la vacunación anual contra este, sobre todo, a todas las personas con más riesgo. Y como complementa la doctora Isabel Palacios, aquellas que estamos en permanente contacto con individuos con infecciones como los médico o los educadores.

“Hay que hay cientos de virus que pueden generar IRA, como por ejemplo, los rinuvirus, corona-virus, que puede que no estén incluidos en la vacuna y por esa razón exista la posibilidad de pescar un resfriado, pero al menos este no sería por influenza que es el que está más asociado con provocar algún tipo de neumonía severa, por ejemplo. Así que la vacuna contra el virus de la influenza al menos reduce la posibilidad de que si le da esta afección no vaya a ser en una presentación grave, eso es lo más importante”.

La vacunación contra la influenza para las personas de los grupos poblacionales en riesgo es gratuita (la EPS del paciente direcciona el centro de vacunación).

Cifras

7 % fue el incremento de las hospitalizaciones en Cali por IRA. Se pasó de 9776 casos en 2017 a 10.489 casos en 2018.

34% disminuyeron los ingresos a UCI por IRA. Se pasó de 1263 casos en 2017 a 827 en 2018.

14 % disminuyó la consulta externa por IRA.

De 450.880 casos notificados en 2017 se pasó a 389.130 casos en 2018.

Situación en Cali

De acuerdo con el secretario de Salud de Cali, el médico Nelson Sinisterra, en 2018 hubo una tendencia a la disminución de las Infecciones Respiratorias Agudas con respecto al 2017 y según el funcionario, esto se debe a las campañas que se han lanzado contra el virus de la influenza, las campañas de prevención de las Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, y a la identificación de los síntomas temprano.

“De 2013 a 2018 se puede decir que se mantuvo estable la tendencia a la disminución de pacientes en Hospitalización en Sala General y en Cuidados Intensivos. Y en Consulta Externa y en Urgencias también podemos decir que es una tendencia que se mantiene dentro de un promedio estable. Solamente hacia la semana cinco del año 2018 se presentó un aumento importante por brote”, manifestó el jefe de la cartera de Salud del Municipio.

Según el doctor Sinisterra, en 2018 hubo un incremento de las hospitalizaciones en Cali por IRA del 7%, sin embargo, haciendo un análisis general de la tendencia de 2013 a 2018 las hospitalizaciones en Sala General y en Cuidados Intensivos disminuyeron un 10 %.

Consejos

La mayoría de las Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, se pueden manejar en casa con reposo, balanceada alimentación e hidratación, el manejo de fiebres con antipiréticos y de las secreciones nasales con antihistamínicos y con solución salina para descongestionar la nariz. Si se tiene mucho dolor de garganta, usar enjuagues bucales.

Si va a su lugar de trabajo es importante que use tapabocas para evitar la transmisión de fluidos en los cuales pueda pasar el virus a otra persona.

Mantener la nariz despejada, sobre todo en los más pequeños que no se saben sonar ni limpiar la nariz. Se recomienda lavados nasales con solución salina.

Si el niño o el adulto dura con síntomas más de cinco días lo ideal es hacerlo examinar nuevamente para descartar que haya otra infección que sí requiera un manejo de antibióticos, los cuales debe formular un médico.

Lávese las manos después de cada comida, luego de entrar al baño o de estar en contacto con una persona enferma.

Si va a un hospital procure lavarse las manos cuando esté contacto con una persona que padezca IRA o alguna otra enfermedad que sea infecciosa.

Si el paciente tiene gripa con fiebre alta de 39 grados, de difícil manejo y su tos es persistente es importante que se haga examinar para aclarar que no sea influenza, ya que podría requerir de un tratamiento adicional, como por ejemplo, la inclusión de un antiviral específico.

Cuando se presenta un cuadro neumónico o una neumonía franca el tratamiento tiene que ser con hospitalización, suministro de oxígeno y probablemente al paciente se le va a tener que suministrar algún tipo de antibiótico.

Cuando haya casos de IRA en colegios, entidades o instituciones donde esté la gente confinada, se debe hacer aseo continuo en baños, bebederos, zonas comunes como cafeterías, comedores, patios de recreo, para evitar la transmisibilidad del virus. Que se haga la limpieza no solo con agua y jabón sino con hipoclorito.

Ojalá que el lavado de manos no sea solo con jabón sino con clorhexidina o con alcohol glicerinado.

La vacunación contra la influenza para las personas de los grupos poblacionales en riesgo es gratuita (la EPS del paciente direcciona el centro de vacunación).

Lea además: ¿De qué se enferman los vallecaucanos?, esto revela estudio

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad