Escuchar este artículo

Prediabetes, una enfermedad a la que puede detener a tiempo

Noviembre 15, 2020 - 01:48 p. m. Por:
Meryt Montiel Lugo / El País
Prediabetes

Aproximadamente entre el 5 y 10 % de las personas con prediabetes, de no realizar modificaciones en sus hábitos para tratarla, desarrollarán diabetes. Lo que significa que 7 de cada 10 individuos con prediabetes tendrán diabetes.

123rf / El País

Si usted es de los que tiene mucho tiempo de no practicarse un chequeo médico porque no se siente ningún dolor, lesión o enfermedad... ¡Cuidado! Hay patologías como la prediabetes que a muchas personas no les producen ningún síntoma de alarma, pero van haciendo daño al organismo de forma silenciosa hasta convertirse en un mal crónico, como la diabetes.

La prediabetes, cuyo día se conmemoró el pasado 13 de noviembre, es, como lo explica Mireya Marcela Márquez, especialista en medicina interna, un estado metabólico previo a la diabetes en el que el paciente tiene una alteración de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre sin llegar a ser diabético, pero que tampoco se ubican dentro de la normalidad.

Lo normal, interviene el internista endocrinólogo Henry Tovar Cortés, presidente de la Sociedad Colombiana de Endocrinología, es tener una medición en sangre del azúcar, en ayunas, menor de 100mg/dl. Cuando está entre 100 y 126 mg/dl se considera prediabetes. Mayor de 126 es diabetes.

Vea también: Lo que ha encontrado un experto caleño en estudios medicinales sobre cannabis

Decenas de estudios a escala mundial han demostrado que al identificar e intervenir en el estilo de vida de pacientes con glucosa alterada es posible evitar su progresión a diabetes hasta en un 58 % de los casos, agrega la doctora Márquez. La docente de la Fundación Universitaria del Área Andina anota, además, que detectar a aquel paciente con alta probabilidad de ser diabético y evitar a tiempo un daño metabólico irreversible es muy importante para la salud pública.

En Colombia se calcula que hay tres millones de diabéticos y hay otros tres millones prediabéticos que no lo saben, asegura el doctor Tovar. De ahí la importancia de que las personas que tengan factores de riesgos para desarrollar prediabetes como sobrepeso, obesidad o antecedentes de diabetes en su familia, chequeen sus niveles de glucosa porque pueden estar en un estado prediabético sin saberlo.

Los niños con sobrepeso y con obesidad son propensos a la prediabetes. Por eso, se debe evitar que consuman alimentos azucarados.

Cómo se diagnostica

De acuerdo con la médica internista Melissa Paola Torres García, de Nueva EPS, los exámenes que se hacen para detectar la prediabetes son: una glicemia en ayunas de ocho horas (valores entre 101 y 125 miligramos por decilitro son considerados prediabéticos). Y una hemoglobina glicosilada. “Si los valores de esta prueba están por encima de 5,7 % nos hablan de un paciente que puede encontrarse en prediabetes. Superiores a 6 % es diabético”.

La prediabetes como tal, indica la doctora Torres García, “no da unas manifestaciones tan floridas como bien puede hacerlo la diabetes”. Por eso la gente puede durar mucho tiempo con estas alteraciones metabólicas y no saber que tiene la enfermedad. Hasta que pueden aparecer ocasionales sensaciones de mareo relacionadas con el consumo de alimentos dulces, por ejemplo (a esto se llama hipoglicemia reactiva). Empieza a ver lucecitas, se siente mareada, le cuesta pensar con claridad. Las primeras manifestaciones son muy sutiles, indica.

Lea además: La guía para cuidar a un enfermo de cáncer en tiempos de pandemia

También, algunos pacientes desarrollan manchas negras en el cuello que pueden ser una manifestación temprana de la alteración en el metabolismo de los carbohidratos; tienen dificultad para perder peso, aun cuando hacen todo lo pertinente para bajar esos kilos de más. “En ese caso hay que buscar alteraciones metabólicas y en esa búsqueda puede aparecer la prediabetes”, dice la doctora Torres.

Los síntomas iniciales, comenta por su parte el doctor Henry Tovar son cansancio, visión borrosa, aumento de sed, incremento de la frecuencia urinarias. Estas manifestaciones se van presentando con relativa frecuencia hasta que son de tipo diario. Cuando se presentan diariamente anuncian que la persona ya está muy cerca de ser diabética. Esto puede ser un grupo. Hay otro grupo que puede estar completamente asintomático y ese es el problema, advierte el presidente de la Sociedad Colombiana de Endocrinología, porque las personas piensan que están bien y no consultan.

Ejercicio, actividad física, salud, fitness

Por ser una persona delgada no crea que está libre de la prediabetes. Tómese exámenes y haga actividad física.

123rf / El País

Medidas para revertir este estado

Hay tres herramientas fundamentales para revertir la prediabetes, coinciden los especialistas consultados: cambios en la alimentación, actividad física y terapia farmacológica.

En cuanto a la alimentación los profesionales recomiendan la no ingesta de comidas ni bebidas azucaradas (gaseosas, jugos con azúcares añadidos); de alimentos ultraprocesados (de paquetes, que requieren aditivos para su conservación); disminuir el consumo de harinas y grasas, y evitar la llamada comida chatarra.

Puede leer: Lo que los médicos han aprendido sobre los tratamientos para el covid-19

También, el paciente debe regular las dosis a consumir. Incluso, las porciones de frutas. Por ejemplo, un paciente con prediabetes podría comer unas tres o cuatro uvas, pero no una libra de estas, ilustra el doctor Tovar.

Tampoco debe llevar una vida sedentaria. Se recomienda que haga 150 minutos de ejercicio a la semana o una hora diaria. Sin embargo, se debe hacer esto progresivamente.

Pues si bien es cierto que la actividad física que dure menos de 60 minutos no es algo muy significativo para ayudar a mejorar el metabolismo, resalta la doctora Torres, no se puede pedir a una persona que ha sido completamente sedentaria que haga de un día para otro ejercicio por una hora, pues la adherencia a esta medida no será la mejor. Lo importante es que le encuentre gusto a la actividad física.

Si estas medidas no son suficientes, señala la doctora Márquez, se debe empezar la medicación. Claramente, no todos los casos son iguales, ni deben manejarse de la misma manera. “Hay pacientes con patologías asociadas más complejas a quienes se les suele empezar a tratar con una terapia farmacológica en etapas más tempranas del proceso”.

Tenga en cuenta

La diabetes va dañando los órganos progresivamente. Genera daños en los ojos (en la retina), por eso se empieza a perder la agudeza visual; obstruye las arterias del corazón, el paciente puede llegar a sufrir infartos; a sufrir de fallas renales porque la circulación en los riñones comienza a ser deficiente.

Aparecen patologías como la neuropatía diabética, que hace que se pierda inicialmente la sensibilidad periférica (en los dedos de los pies, de las manos) y esa alteración hace que al tener alguna lesión el paciente no se dé cuenta y se aumente el riesgo de que contraiga alguna infección. Y en casos graves, que, a raíz de esa infección, se le tenga que amputar alguna de sus extremidades.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS