Los esteroides siguen siendo usados a pesar de sus efectos nocivos para la salud
Publicidad
Publicidad

Los esteroides siguen siendo usados a pesar de sus efectos nocivos para la salud

Marzo 17, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Valentina Ruiz, del Semillero de Periodismo UAO- El País
esteroides

El uso de esteroides genera dependencia y puede provocar acné y quistes, retención de líquidos, piel y pelo grasiento; furia, agresión y delirios.

Especial para El País

El consumo de esteroides anabólicos es una tendencia actual. Son utilizados especialmente en el fisicoculturismo o bodybuilding, deporte en el que se busca tener una gran masa muscular, para luego exhibirla en presentaciones con poses que son calificadas por un jurado.

A lo largo del tiempo dichas competiciones han despertado en muchos jóvenes el deseo de tener un cuerpo musculoso y para lograrlo consumen esteroides anabólicos, que son variaciones sintéticas de la hormona sexual de los hombres llamada testosterona.

La expresión apropiada para estos compuestos es ‘esteroides anabólicos andrógenos’, en la cual la palabra ‘anabólico’ se refiere a la formación de los músculos, y ‘andrógeno’, al aumento de características sexuales masculinas. Su constante consumo asociado con el objetivo de cambios físicos, alterando o abusando de la propia imagen corporal, constituyen una amenaza para el consumidor.

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación, explica que el uso de la toma de esteroides en los deportistas se ha debido a varias razones, entre ellas mejorar el aspecto físico del atleta, tener mayor resistencia a la carga de entrenamiento, lograr mejor recuperación tras la competición o el entrenamiento, el aumento de la fuerza, y además, sus consumidores no creen que dañen su salud.

Mauricio Valencia, competidor colombiano de fisicoculturismo considera que los esteroides anabólicos “forman más masa muscular, me ayudan a acelerar el proceso, me da calidad muscular, energía y más fuerza”.

Entonces, los esteroides mejoran el rendimiento deportivo ya que tienen una implicación directa y activa en la síntesis de proteínas en el músculo del ser humano y también favorecen la formación de factores de crecimiento y síntesis proteica, de acuerdo con el estudio de la Universidad Complutense.

Sin embargo, la influencia positiva de los esteroides anabólicos en el crecimiento muscular no viene sin efectos negativos. El abuso de estos compuestos puede llevar a problemas graves e incluso, irreversibles para la salud. Así sea que los deportistas y otras personas los consuman por ciclos, es decir que, tomen la dosis por un periodo de tiempo, paren y después vuelvan a empezar a tomarlos.

O combinen diferentes tipos de esteroides o vayan lentamente aumentando la dosis, llegando a una cantidad máxima, y después gradualmente reduzcan el consumo. De todas maneras seguirían teniendo efectos negativos, ya que no hay ninguna evidencia científica que cualquiera de estas prácticas reduzca las consecuencias dañinas médicas de estas drogas, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de los Estados Unidos, en su página web.

Efectos secundarios

Como tanto el cuerpo del hombre y de la mujer están recibiendo mayor cantidad de hormonas de las que necesitan, estas provocan ciertas alteraciones hormonales en la mujer como el crecimiento de vello facial o vello corporal en exceso, patrones de calvicie masculina, se para o cambia el ciclo menstrual, se presenta agrandamiento del clítoris, voz profunda, crecimiento de las manos y pies.

Aunque dice que no ha sufrido todos los efectos que ocasionan los anabólicos, *Nancy, una entrenadora profesional en un gimnasio al norte de la ciudad sí reconoce que ha sufrido cambios físicos. “Mi cara era muy delgada y mi nariz perfilada, pero con el tiempo mi cara y mi nariz se volvieron más anchas, sin embargo, no dejaría de inyectarme mis anabólicos”.

Ella es de aquellas personas que prefieren seguir con el uso de esteroides anabólicos, ya que si los frenan, su cuerpo tiende a subir de peso, aparece o retorna la flacidez y desaparece la calidad del músculo obtenida.

En los hombres no es tan extremo el cambio físico en comparación con los de las mujeres, pues ellas están recibiendo una hormona masculina llamada testosterona. Entonces, los cambios físicos en el hombre son la reducción del tamaño de los testículos, disminución de la cantidad de los espermatozoides, calvicie, vello corporal en exceso y desarrollo de los senos.

Por causa de la testosterona también “te da mucho mal genio, esto te pone un poco irritable, te da fiebre, hay que alimentarse bien para que los órganos no estén débiles, utilizando protectores (cápsulas para evitar irritaciones en los órganos)”, resalta el deportista Maurico Valencia.

Un informe de la Universidad Nacional Autónoma de México sobre técnicas analíticas utilizadas para la detección y confirmación de esteroides anabólicos androgénicos en dopaje deportivo, revela que lo más peligroso de estas sustancias son: daño del hígado, ictericia (pigmentación amarillenta de la piel, los tejidos y los fluidos corporales), retención de líquidos, presión arterial alta, aumento del colesterol presente en las lipoproteínas de baja densidad (LDL, “colesterol malo”) y disminución del colesterol presente en las lipoproteínas de alta densidad (HDL, colesterol “bueno”). Otros efectos descritos incluyen insuficiencia renal, casos severos de acné y temblor en las extremidades.

Lea también: Cuatro señales inusuales que pueden indicar que su corazón está enfermo

“Si se habla de esteroides anabólicos vamos a encontrar una cantidad de efectos negativos que, obviamente van a deteriorar la salud de cada individuo que abuse de estos”, comenta el nutricionista y médico deportólogo Héctor Fabio Cruz, quien señala, además, que estas sustancias pueden producir otros efectos secundarios como agresividad, depresión, problemas cardiovasculares, hipertrofia, crecimiento de órganos internos.

Cruz es enfático al señalar que para tener un buen desarrollo muscular no se necesitan anabólicos. Ya que el cuerpo responde muy bien al ejercicio y fortalecimiento para desarrollar el músculo ya que este es un órgano que se estimula y se desarrolla siempre y cuando se lleve una buena alimentación y un buen programa de ejercicio.

Es así como se puede llegar al estímulo y la producción de testosterona, dos factores importantes para tener un cuerpo sano y deportista, sin el uso de anabólicos, comenta Cruz.

Por esta razón el médico deportólogo y nutricionista recomienda llevar una nutrición donde siempre haya cinco episodios mínimos de comida diaria: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena. Teniendo en cuenta que, en cada comida debe haber una proteína, verduras y frutas, evitando el consumo de azúcares y carbohidratos refinados como embutidos, comida chatarra, entre otros.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad