Los cuatro consejos clave para que cuide su salud en Navidad y fin de año

Diciembre 12, 2021 - 07:55 a. m. 2021-12-12 Por:
Tatiana Ospina / Especial para El País
Navidad: comida, exceso de comida, platos navideños

En Navidad se tiende a comer de más. Tener en cuenta la cantidad del alimento: puede disfrutar del mismo, pero controle la porción.

123rf / El País

Toda una fusión de emociones se experimenta en la víspera del nuevo año. Los factores sociales y emocionales de la época la hacen especial: las reuniones familiares, los rituales, la espiritualidad. Asimismo, los incentivos económicos impulsan las compras, haciendo que, en ocasiones, se caiga en el consumo excesivo, según lo explica Roger Collazos Montoya, magíster en psicología.

En la capital del Valle, específicamente, ‘‘con relación al consumo, por ejemplo, en la Feria de Cali esto implica una cierta saturación, una hiperoferta de conciertos, y el ánimo de la ciudad cambia, porque se genera un ambiente de alegría. También hay cierto desgaste físico y emocional, ya que las personas suelen excederse en consumos, no solo de alcohol sino de sustancia psicoactivas, y en compras y gastos, pensando que el próximo año pueden cuadrar caja y en enero sienten el vacío en la cuenta’’, sostiene el experto.

Por eso, recuerde cuidar su salud evitando los excesos de licor, de comidas poco saludables y de sol. Y por supuesto, protegiéndose del Covid, vacunándose y cumpliendo los debidos protocolos de bioseguridad.

Fundamental: No ignore el cuidado y la salud de su mente

Recuerde que es importante ser consciente de sus emociones y autoevaluarse cuando esté cayendo en un exceso. Pues de acuerdo con lo explicado por el psicólogo, Roger Collazos, ‘‘el manejo de las emociones consiste en poderlas aceptar, expresar y entender, así puedo comprender cuáles son las necesidades que me están simbolizando o expresando estas emociones. Si tengo ansiedad o tristeza qué es lo que quiero ocultar con el alcohol, cuál es la necesidad insatisfecha que está planteando esa emoción, hacer esta exploración me puede ayudar a evitar caer en excesos. No es la única manera, pero podría ayudar un acompañamiento profesional, o al menos compartirlo con la red de apoyo más significativa y cercana’’.

Si bien es cierto, según lo amplía el experto, las personas por estas fechas experimentan nostalgia por sus seres queridos, también tienen sentimiento de culpa al hacer un balance de lo que fue su año. Es decir, que se puede sentir fracaso o culpabilidad por no haber logrado planes u objetivos trazados en el año que se va. Sin embargo, Collazos recomienda evaluar si fue que no hizo un esfuerzo suficiente o los estándares establecidos fueron muy altos.

Vea también: ¿Cómo cortarse el cabello? y otras cosas que los colombianos buscaron en Google en 2021

Algunas recomendaciones del especialista en psicología son:

Pensar en el bienestar suyo, pero también el de su comunidad.
.Tener en cuenta la estabilidad del grupo o sistema al que hace parte. Al tener una red de apoyo significativa en ellos podrá encontrar apoyo mutuo, bien sea a nivel emocional o incluso económico, además, ayudará a regularse mutuamente.

Fortalecer la salud mental puede darle sentido a la Navidad. Bien sea, en un sentido espiritual o desde la perspectiva de la llegada de un nuevo año y una nueva oportunidad para cumplir sus sueños y hacer cosas novedosas. Más allá de hundirse en la culpa y sentirse fracasado, haga una evaluación realista del año sobre lo hecho y lo planteado.

Bájele al alcohol

La ingesta desmedida de alcohol ‘‘produce un efecto tóxico a nivel hepático y cardiaco. A nivel hepático el hígado es el principal metabolizador de las sustancias que ingresan al cuerpo. Cuando el exceso de licor produce un efecto tóxico, este órgano tiene una respuesta inflamatoria de sus células para responder al metabolismo de estas, por consiguiente, genera un proceso inflamatorio que puede causar daño’’, sostiene el jefe del servicio de urgencias de la Clínica Imbanaco, Álvaro Hernán Noreña, quien especifica que este daño en el hígado puede desencadenar una cirrosis hepática, o incluso, una lesión miocárdica.

Agrega el médico que en los casos comunes, cuando se mezclan bebidas alicoradas, las distintas concentraciones de cada una de ellas, puede causar diferentes efectos en el cuerpo. Por eso, el consumo debe racionalizarse para no pasar del estado eufórico, pues al aumentar el consumo de licor, comienza a generarse un efecto tóxico en el sistema nervioso central.

Cabe resaltar que incluso, el grado moderado en la ingesta de alcohol puede ser tóxico e inclusive, causar la muerte.

Lea también: Vacaciones de película: casa de 'Mi pobre angelito' se podrá alquilar en Airbnb

Por los efectos nocivos que causa la ingesta excesiva de licor es que al día siguiente aparece el conocido guayabo o resaca, que en términos médicos, según el especialista Noreña, es una ‘‘deshidratación a nivel del sistema nervioso central. Y una de las cosas que puede ayudar, de manera intrahospitalaria, es la hidratación con sustancias ligeramente dulces para ayudar al metabolismo hepático e hidratar el sistema metabólico que se descompensa con el fenómeno de deshidratación asociado a la ingesta alta de licor que, por su efecto osmótico, produce pérdida de líquido en el sistema intravascular’’.

Por su parte, la dermatóloga Andrea Vidal explica que al consumir alcohol, el etanol se absorbe en nuestro estómago y pasa a circulación por la sangre hasta el hígado. Ahí las enzimas se encargan de metabolizarlo y degradarlo, para que pueda ser eliminado tanto el alcohol en sangre como los metabolitos que se producen tras su degradación.

También, la piel se ve afectada y los resultados son la aparición de arañas vasculares, eritemas o rojez facial e hiperpigmentaciones en las piernas, déficit de vitaminas y alteración de las uñas, entre otras.

Además, la experta egresada de la Universidad del Tolima, sostiene que ‘‘no es necesario el consumo abusivo del alcohol para que nuestra piel sufra efectos nocivos.

Existen estudios que indican que el efecto de un consumo ‘‘social’’ puede causar desequilibrio hormonal donde aparece el acné o hirsutismo, exacerbación de la rosácea, un envejecimiento cutáneo prematuro con aumento de arrugas y flacidez. Y la deshidratación ocasiona una piel poco luminosa y una depleción (o reducción) de vitamina A’’, comenta la médica dermatóloga.

Proteja su piel

La Dra. Andrea Vidal, experta en dermatología, asegura que ‘‘diversos estudios han concluido que la exposición a los rayos del sol hace que estos penetren nuestra piel invadiendo las células, y algunas de las consecuencias son: manchas, el primer signo de sufrimiento de nuestra piel; quemaduras, la consecuencia más evidente de que no estamos protegiéndonos adecuadamente; envejecimiento prematuro, las arrugas son la consecuencia directa a la exposición prolongada del sol; aparición de melanomas (estos son tumores que se forman por la concentración de exceso de melanina, cuya forma es desigual y puede desencadenar un cáncer de piel). El cáncer de piel se genera cuando las células comienzan a crecer de manera descontrolada. Otra consecuencia es la insolación, que puede provocar náuseas, vómito, cefaleas, calor en la piel y somnolencias y también altera las fibras musculares expuestas’’, explica.

Puede leer: Las recomendaciones clave para evitar un cuarto pico del covid-19 en Navidad

Por eso, algunas de las recomendaciones de la experta son:

. El uso frecuente de protector solar para toda la piel. Se aconseja optar por un protector facial para que cuide la piel del rostro que es más delicada y usar un protector corporal para el resto del cuerpo. Se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición solar y reaplicar cada 3 horas.

. Evitar exponerse al sol durante las horas más dañinas. La principal acción de los rayos ultravioleta está entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. En ese horario es mejor no exponerse al sol, debido a que estos tienen un potencial daño en la capa de la piel.

. También tener en cuenta que el bronceado sano no existe, y esto ha ocasionado que se dispare el cáncer de piel, el 90% de este es provocado por la falta de cultura solar.

. Usar ropa manga larga, sombrero y gafas, y siempre buscar la sombra.

. Si realiza algún tratamiento específico para su piel, como por ejemplo, uso de despigmentantes, depilación, tratamiento para arrugas o acné debe suspenderlos durante vacaciones ya que puede causar problemas en su piel como manchas o quemaduras.

. Hay que tener en cuenta que las reuniones y eventos se incrementan por estas fechas, haciendo que aumente el uso del maquillaje. Así que para lograr hacer un uso debido del mismo, se sugiere: Lavar la cara con un limpiador que no tenga fragancias, alcohol, ni parabenos; aplicar un tónico con almohadillas de algodón, frontándolo suavemente por el rostro; hidratar la piel, con un serum o una crema según el tipo de piel que tenga; utilizar protector solar; permitir que los productos anteriores se sequen para continuar con el maquillaje, pues si se hace demasiado rápido provoca que se desvanezca y el aspecto no sea adecuado.

De la misma forma, indica que después de maquillarse, existe una ‘‘regla de oro’’ y es no olvidar nunca retirar el maquillaje antes de ir a la cama. ‘‘Se recomienda realizar una doble limpieza, primero con agua micelar utilizando pomos de algodón y segundo, con el limpiador facial. Después de esos pasos de limpieza es indispensable hidratar la piel’’.

Lea también: Que la migraña no secuestre su vida: consejos para manejarla

No restrinja su alimentación, pero tampoco se exceda

La natilla, galletas navideñas, dulce de leche, entre otros alimentos muy comunes en esta época del año, son apetecidos, pero no es necesario restringirlos, sino cuidar la cantidad que se come del alimento y la frecuencia, recomienda la nutricionista dietista Luisa Cleves. ‘‘No está bien restringirnos del todo, pero tampoco está bien caer en exceso: comer ese alimento en mucha cantidad o varias veces por semana. Y no solo esos dulces sino muchos otros que no hacen parte de la alimentación habitual”.

Asimismo, indica que también es necesario tener cuidado con la preparación de los alimentos y donde se compran, pues, cuenta que por esta época aumentan los casos de intoxicación alimentaria o gastroenteritis.

Lea además: Cali encendió su alumbrado navideño, así se vivió el Día de las Velitas

De igual forma, advierte que comer en exceso puede generar problemas gástricos como distensión, gases, o aumentar síntomas en personas con colon irritable o gastritis.

Como muchas preparaciones decembrinas tienen exceso de azúcar, esto podría alterar también problemas de glicemia, sobre todo, en personas con diabetes o hipoglicemia. “Todo este exceso a su vez puede generar ganancia de peso por exceso de grasa corporal’’, puntualiza.

Por eso la experta recomienda para esta época decembrina:

Tener en cuenta la cantidad del alimento: puede disfrutar del mismo, pero controle la porción; opte por hacer preparaciones más saludables, ahora hay muchas opciones. Por ejemplo, los buñuelos, hacerlos en la freidora de aire; los postres como arroz de leche o tortas tradicionales con endulzantes sin calorías, etc. Y no olvidar que el ejercicio o la actividad física son importantes ya que ayudan a balancear las calorías de lo que comemos de más.

Tres (3) meses de acceso ilimitado por $4.700. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS