Guía para prevenir la hipertensión pulmonar

Escuchar este artículo

Guía para prevenir la hipertensión pulmonar

Enero 12, 2017 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País

La hipertensión pulmonar llega sin avisar. Es necesario estar alerta hacia los posibles síntomas.

Cansancio, fatiga, sensación de ahogo y falta de aire son  algunos de los síntomas que puede padecer una persona con Hipertensión Arterial Pulmonar, HAP, sin darse cuenta.

Podrá tener dificultad para realizar tareas cotidianas que pueden parecer simples para cualquier otro, como subir las escaleras,  bañarse, caminar distancias cortas o simplemente vestirse e, incluso, respirar.

Por lo tanto, es además una enfermedad incapacitante que genera un gran impacto sobre la calidad de vida no solo de quien la padece sino de su entorno familiar.

Se trata de una enfermedad poco usual, crónica e incurable, que progresa rápidamente y es potencialmente mortal, que afecta el corazón y los pulmones y puede provocar insuficiencia cardiaca y muerte.

Diana Guerrero, médica de Bayer, lo explica así: “Las arterias pulmonares se estrechan, el lado derecho del corazón debe bombear más fuerte, pudiendo llegar a presentar falla cardíaca, algo que sin el tratamiento es muy común”.

El problema radica en la poca sensibilización que hay en torno a la enfermedad. Según  Claudio Villaquirán, médico neumólogo del Hospital Universitario San Ignacio, “un paciente con Hipertensión Arterial Pulmonar puede tardarse hasta tres años para ser diagnosticado. Esto se debe al desconocimiento de la enfermedad a nivel médico y a que los síntomas de la misma suelen confundirse con otras patologías”.

La hipertensión pulmonar puede ser causada por: enfermedades autoinmunitarias que dañan los pulmones, como la esclerodermia o la artritis reumatoidea,  anomalías congénitas del corazón, coágulos sanguíneos en el pulmón (embolia pulmonar), insuficiencia cardíaca, enfermedad de las válvulas del corazón, infección por VIH.

Así como por niveles bajos de oxígeno en la sangre durante un largo tiempo (crónico), enfermedad pulmonar, como EPOC o fibrosis pulmonar, apnea obstructiva del sueño y ciertos  fármacos para adelgazar.

Para José Ignacio Valenzuela, médico internista, gerente de asuntos médicos para Bayer,  región andina, la HAP “es una enfermedad  devastadora para quienes la sufren, debido a que si no se trata a tiempo tiene una sobrevida de 1 a 3 años. La ventaja es que en los últimos años han habido avances en su tratamiento”.

Explica Valenzuela que “debe haber una sospecha clínica y sobre esta ya lo más importante es que el paciente acuda a su médico y este determine qué exámenes le puede formular. Se le solicitarán al paciente un electrocardiograma,  unas pruebas de punción pulmonar, incluso una radiografía de tórax más para descartar otro tipo de enfermedades”. 

Aunque aclara que “el diagnóstico exhaustivo de la enfermedad se hace con una intervención que se llama un cateterismo cardiaco derecho. En un  centro especializado le insertan un cateter al paciente y lo avanzan hasta el corazón y es un catéter que tiene unos sensores especiales con la capacidad de medir ahí,  directamente en la arteria pulmonar, la presión  de la arteria”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad