Escuchar este artículo

Exaltan al médico Hernán Cruz por sus aportes en neonatología

Noviembre 19, 2020 - 01:03 a. m. Por:
 Alisson Nicolle Posso, del Semillero de Periodismo UAO - El País
neonatología

El doctor Hernán Cruz Valencia fue el fundador de Ascon, asociación que reúne a los especialistas de neonatología y que busca la mejor atención y calidad de vida de los recién nacidos de Colombia.

Especial para El País

Diferentes clínicas de la ciudad han incluido a lo largo del tiempo -en sus unidades médicas- la sección de Neonatología, que tiene una gran importancia para la atención inmediata de los pacientes recién nacidos, prematuros y pediátricos, que estén en estado crítico.

La Unidad de Neonatología está orientada a los pacientes que presenten alguna enfermedad diagnosticada pre o postnatalmente y que requiera cuidado hospitalario especializado, una atención efectiva y oportuna con recursos humanos altamente calificados, de tal forma que se garantice su seguridad, minimizando el riesgo de complicaciones para lograr, finalmente, una pronta solución de sus problemas con el mejor resultado posible.

Hernán Cruz Valencia es un médico pediatra, egresado de la Universidad del Valle, que tiene una vasta experiencia en cuidados intensivos de neonatología y ha hecho grandes aportes en este campo a nivel nacional e internacional.

Puede leer: ¿Para qué sirven las constelaciones familiares? Experta explica cómo sanar el pasado con ellas

Recientemente, fue objeto de un reconocimiento por parte del Consejo de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, en el cual se exaltaron y agradecieron sus “aportes a la creación, crecimiento y consolidación de la Sección de Neonatología del Departamento de Pediatría de la Universidad del Valle, orgullo para la región y el país, así como por su compromiso académico y de investigación con el mismo”.Este caleño, además, fue incluido en la lista Best Doctors of America 2015-2016, por su trabajo en el Nicklaus Children’s Hospital de Miami.

A finales de los 80, el Dr. Hernán en alianza con el doctor y docente Luis Alfonso Cabal, de la Universidad del Sur de California, de Los Ángeles, y varias madres que habían pasado por el infortunio de haber perdido a sus bebés por falta de atención médica, organizaron, con todas las de la ley, la sección de Neonatología en el Hospital Universitario del Valle, HUV, que ya era dirigida por el doctor Humberto Rey.

Hernán Cruz Valencia

El doctor Hernán Cruz Valencia fue director de la Unidad Neonatal del HUV.

Especial para El País

La equiparon no solo con buenas máquinas para una mejor atención, sino también de un gran equipo de profesionales como enfermeras, pediatras, cirujanos y terapistas respiratorios.

Llamaron entonces a la renovada Unidad, Cirena: Cuidados Intensivos para Recién Nacidos, puesta en marcha en 1982, con la presidencia de María del Mar de Bueno.

Entregando todo su amor, esfuerzo y conocimiento, el doctor Hernán Cruz ayudó no solo a la consolidación de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal, sino también a la creación del Programa de Especialidad de Neonatología en la Universidad del Valle, pues él quería dejar un gran legado: la formación de neonatólogos con pasión, honestidad, responsabilidad y conocimientos avanzados capaces de manejar al niño en su primera etapa de vida.

También, tras su experiencia en el Hospital Universitario del Valle, ayudó a la Fundación Valle del Lili en la creación y organización de la sección de neonatologia, conviertiéndose en el director de la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal y jefe de la Unidad Materno Infantil de dicha institución.

Actualmente, el Dr. Cruz se desempeña con vigor y experiencia como director académico de Neonatología en Nicklaus Children’s Hospital de Miami, educando a residentes en esta área y construyendo una vida llena de saberes que responde a las inclinaciones que tenía desde niño, etapa en la que su interés, curiosidad y círculo social se veían estrechamente relacionado con la medicina.

"Ascon es una de las sociedades más exitosas y más fuertes en el nivel científico, gracias a que ha tenido excelentes presidentes, que superaron con creces todo lo que yo había dejado".

¿Qué lo llevó a especializarse en neonatología?

Durante el tiempo que hice pediatría me di cuenta de que se necesitaba que hubiera más cuidado en los bebés, pues había cuidado primario, pero no un cuidado intensivo neonatal en la versión moderna. Así que necesitábamos que los niños tuvieran una mayor asistencia médica, una mejor atención técnica, y pues no había en esa época en Cali unidades de cuidado intensivo con ventilación mecánica y cuidados muy específicos para niños en estado muy crítico.

¿Cómo fue su experiencia dirigiendo Cirena?

Maravillosa, porque encontré una serie de personas muy valiosas. Entre ellas estaban la señora María del Mar de Bueno, Juliana Garcés, en fin, había una serie de personas muy altruistas, muy deseosas de cooperar, y otras muy deseosas de que, habiendo perdido a sus bebés, esto se resolviera y se pudiera lograr una Unidad de Cuidado Intensivo que llenara las expectativas.

Desde luego, la labor más importante era educar a la gente, porque el concepto de cuidado intensivo no se tenía muy claro, no se sabía cómo manejar respiradores, no estaba la gente preparada para hacerlo. Entonces nos tocó, día a día, comenzar a seleccionar las enfermeras que iban a trabajar en la unidad, escoger el equipo de terapistas respiratorios, y por cierto fue el primer programa de terapistas que hubo en Colombia.

"Me motiva a continuar, el deseo de ayudar a los niños en el comienzo de la vida y que tengan un sano desarrollo", Hernán Cruz Valencia, médico pediatra, egresado de la Universidad del Valle.

En su rol en la planeación y dirección de Cirena, ¿qué retos se presentaron?

Honestamente, retos en el manejo no hubo, porque me encontré con un equipo de enfermeras profesionales con un deseo enorme de aprender cosas nuevas y realmente fui un afortunado en tener una ‘Selección Colombia’ de enfermeras en el cuidado intensivo neonatal.

Luego, la creación del equipo de terapistas respiratorios fue totalmente innovadora porque ese grupo no existía y era supremamente necesario para manejar todo el equipamiento de la parte respiratoria de los menores.

Además de eso, también había un apoyo de trabajo social, de psicología, de las damas voluntarias de Cirena. Así que, realmente no hubo retos, la experiencia fue innegablemente maravillosa y muy reconfortante.

¿Qué lo motiva a continuar?

El deseo de ayudar a los niños en el comienzo de la vida... Qué maravilla poder ayudar a los niños, que apenas están comenzando a superar esos problemas que les pueden afectar su desarrollo o, incluso, causar la muerte.

Otras menciones

Medalla Militar Fe en la Causa, otorgada por el Comandante del Ejército Nacional en reconocimiento por sus aportes a la Neonatología en Colombia en 2012.

Distinción al Mérito Asociación Colombiana de Neonatología en 2012.

Placa de Reconocimiento por sus aportes a la Neonatología del Valle del Cauca, otorgada por la Secretaría de Salud del Valle en 2014.

Medalla Jorge Bejarano, otorgada por la Presidencia de la República.
2015 – 2016.

Reconocimiento Best Doctor of América, otorgado por la entidad fundada por médicos egresados de la Universidad de Harvard: Best Doctors.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS